Dos cocteles con ron y una película de Sofia Coppola

Dos cocteles con ron y una película de Sofia Coppola

Como siempre se antoja beber cuando vemos una película en la que beben mucho, hicimos estos dos cocteles con ron que son perfectos para maridar con una tarde de cine.
28.10.16

En nuestro más reciente experimento, Cenas de culto, vimos la película Marie Antoinette (2006), de Sofia Coppola mientras cenamos un menú inspirado en las comilonas francesísimas que aparecen durante el filme casi como si fueran un personaje más. Los chefs Justin Ermini y Mayra Victoria, de Anatol Kitchen, diseñaron un menú que nos ayudó a llevar al siguiente nivel el viejo placer de comer mientras vemos la televisión; pero nada hubiera sido tan divertido sin los cocteles fluyendo hermosamente durante las dos horas y cachito que pusimos la atención en la pantalla.

Publicidad

Así como se nos antoja comer cuando alguien en la tele está comiendo, también se nos antoja beber cuando vemos una escena como ésta, en la que la champaña corre como si fuera más barata que el agua, mientras los personajes se divierten en la plenitud de la borrachera. Así que le pedimos al bartender de Anatol que diseñara dos cocteles con ron Zacapa para que pudiéramos disfrutar mientras veíamos la película. Como la champaña no es tan barata como el agua, no tuvimos fuentes burbujeantes, pero nunca tuvimos sed y no sufrimos envidia al ver a María Antonieta bebiendo con toda la desfachatez que Kirsten Dunst es capaz de actuar.

Independientemente del experimento Cena de culto, descubrimos que estos dos tragos son perfectos para acompañar tardes de películas; ya sea en un restaurante, en el cine, en el autocinema o en la casa en pijama con Netflix. Te los compartimos, porque sabemos que se te va a antojar hacerlos.

Mojito estilo La Habana, 1940

El mojito no puede fallar, siempre es refrescante y apapachador, sobre todo en días de calor; pero también queda bien por la noche, cuando no quieres pensar demasiado lo que vas a beber y sólo quieres disfrutar mientras ves una película. Por eso lo elegimos para una noche de cine, comida y bebida; pero como estamos hablando de un filme donde se la pasan bebiendo champaña y cocteles finos, quisimos mejorar la versión del clásico mojito. El secreto está en el bitter de Angostura, en el ron que se utiliza y en el Ginger Ale, que le da un toquecito dulce muy sabroso.

Con qué: 2 onzas de ron Zacapa 23 10 gramos de azúcar morena 10 hojas de hierbabuena 2 limones 2 chorros de bitter Angostura Ginger Ale

Publicidad

Cómo: Coloca el jugo de los limones junto con el azúcar y las hojas de hierbabuena en un vaso. Macera y mueve para que suelte todo el sabor. Coloca el hielo en el vaso donde servirás el coctel, cuela el macerado y sírvelo; luego agrega el Angostura y después el ron. Añade una ramita de hierbabuena para decorar y dar más sabor. Termina sirviendo Ginger Ale hasta el tope del vaso. ¡Salud!

Boulevardier, Paris 1927

El boulevardier es básicamente un negroni, pero hecho con bourbon en vez de ginebra. Es un clásico parisino, pero se quedó olvidado durante muchos años hasta que hace poco regresó al menú de los bares, cuando The Aviation, uno de los mejores bares del mundo, lo revivió. Lo mejor de éste es que, como el negroni, es un trago sencillo que puede aparentar mucha sofisticación, sobre todo porque su sabor es profundo, para beberse lento, sorbito a sorbito. No necesitas ser un experto mixólogo para hacerlo ni necesitas ser un experto mixólogo para apreciarlo, pero es un trago que se respeta, así que es perfecto para una noche de cine. Esta versión que hicieron nuestros amigos de Anatol Kitchen está hecha con una infusión de nuez de cola, un fruto que, dicen, es el secreto de la Coca-Cola y un twist de limón amarillo.

Con qué: 1 ½ onzas de bourbon, o whisky ¾ de onza de Amaro Averna ¾ de onza de Dry Curaçao piel de naranja té de nuez de cola limón amarillo

Cómo: Enfría el vaso primero: llénalo de hielo y déjalo en el congelador por cinco minutos. Después vierte los ingredientes en un shaker: primero el té de nuez, luego el Dry Curaçao, luego el Amaro Averna y al último el bourbon. Llena el shaker con hielo y agita vigorosamente durante 30 segundos o hasta que el líquido ya esté frío. Saca el vaso del congelador y deshecha los hielos. Cuela el trago y viértelo en el vaso. Termina con un twist de limón amarillo. Cin, cin!

MIRA: Comimos como en 'María Antonieta', de Sofia Coppola