Publicidad
inventos

Una nariz artificial para evitar infecciones estomacales

Una tragedia gastrointestinal llevó a Augustas Alesiunas a crear un 'gadget' llamado Foodsniffer, que promete evitar intoxicaciones alimentarias.

por Staff de Munchies
29 Noviembre 2016, 12:00am

Te extrañará saber que en ocasiones no es posible evitar una intoxicación, aunque prefieras un sashimi de atún con un rosado perfecto en el mejor restaurante japonés —del cual desconoces el tiempo en el que tardó en llegar a tu mesa— o los tacos callejeros más sucios de la ciudad. No te culpamos, a veces ni el olfato de un perro podría identificar la descomposición de tu comida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 200 enfermedades pueden propagarse través de los alimentos. Simplemente en Estados Unidos cada día hay más de 200,000 casos de infecciones alimentarias y a nivel mundial aproximadamente 600 millones de personas se enferman cada año, mientras que 420,000 mueren por esta misma causa.

LEER MÁS: Mexi.coli: ¿Cuánta 'E. coli' tienen tus tacos?

La inocuidad de tus alimentos no la puedes medir únicamente por un olor a muerte, que evidentemente te alejará de comerla. En cuestión de horas las bacterias de un trozo de carne pueden aumentar exponencialmente dependiendo del traslado del supermercado a la mesa y de la mesa al refrigerador, o porque decidiste guardar el recalentado en un recipiente de unicel y no de vidrio. Esto no lo sabrás al menos que tu cocina fuera un laboratorio con la tecnología necesaria para medir los cientos de compuestos volátiles orgánicos que ocasionan la descomposición de la carne de res, pollo y pescado.

Una tragedia gastrointestinal llevó al lituano Augustas Alesiunas a crear el gadget llamado Foodsniffer. Algo así como una nariz electrónica para detectar el nivel de compuestos volátiles que hay en los productos cárnicos que consumes. En otras palabras, este aparato te ahorra el trabajo de oler, manosear y observar tu comida a contra luz para estar seguro que ningún bicho te provocará una mala experiencia.

Algunos gases desprendidos por los alimentos son imperceptibles a nuestra nariz , por esta razón, el Foodsniffer tiene una pequeña lámina de sensores capaces de "oler" la humedad, la temperatura y los niveles de amonio, transmitiendo a tu smartphone o tablet los resultados de frescura e inocuidad de la carne que estás a punto de morder.

Basta con acercar el Foodsniffer a cualquier corte y en segundos te confirmará si tu próximo bocado será razón de una intoxicación o un placer para tus gustos carnívoros.

Su tamaño es un poco más grande que una nariz humana grande, esto quiere decir que puedes llevarlo contigo a todas partes y hacer el bien compartiendo los resultados de lo que comes fuera de casa con otros comensales, previniendo que sufran como le sucedió Augustas Alesiunas.

LEER MÁS: Según expertos, tienes poco tiempo para comer las sobras

Aún desconocemos si estará a la venta comercial pronto en México, mientras tanto puedes conseguirlo por internet a $89.99 dólares y entrar al mundo de las cocinas inteligentes o simplemente aprovechar de manera más segura la época de recalentados.