Madonna no aprueba la biopic planeada de Madonna

"Nadie sabe lo que yo sé y lo que yo he visto. Sólo yo puedo contar mi historia".
Lauren O'Neill
London, GB
26.4.17

A principios de esta semana, apareció la noticia de que Universal ya tiene un guión titulado Blond Ambition. Supuestamente cuenta la historia temprana de la carrera de Madonna, su lucha como mujer en la industria musical y su vida amorosa a finales de los años 70 y principios de los 80, después de mudarse a Nueva York desde su estado natal de Michigan para convertirse en una estrella. El script es el debut de la guionista Elyse Hollander y encabezó la lista negra del año pasado (un ranking de la industria de Hollywood con los guiones que no se han producido más populares), y toda la cosa parece como destinada a ser un gran éxito. Excelente noticia, ¿no?

Publicidad

Bueno, pues sí, pero sólo hasta que la historia llegó a manos de la Madonna real:

"Cualquier otro que lo intente es un charlatán y es un tonto". Si este no es el insulto más icónico y más típicamente Madonna que han escuchado, entonces ya no sé qué decirles (y para ser honestos, si Madonna me llamara "charlatán y tonta" me mandaría hacer tarjetas de presentación con eso impreso en ellas y cambiaría inmediatamente mi biografía de Twitter). Parece que no consultaron a Madge sobre Blond Ambition, y se siente como una movida bastante pobre de parte del estudio, pero su reacción –de la capacidad de sentirse como que 'Nadie me dijo que iban a hacer una película sobre mí' a decir 'nuestra sociedad está enferma', un salto lógico– es la estampa perfecta de por qué Madonna es una de nuestras estrellas más queridas de todos los tiempos. Me queda la sensación de que si Madonna fuera a actuar en el papel de ella a los 18 años, con efectos digitalizados añadidos, la historia sería diferente. Es fair play decir que sólo ella pueda contar su historia con exactitud, después de todo.

(Imagen vía el Instagram de Madonna).