Rio 2016

El atletismo ruso vetado de Río 2016, organizará su propia competición

A lo mejor lo que el COI necesita es un poco de competencia.
27.7.16
Photo from the International Worker's Olympics in Vienna, 1931.

El día de ayer, VICE Sports publicó una entrevista con el historiador del deporte David Goldblatt, quien nos sugirió pensar en alternativas para el actual modelo olímpico. "¿Cómo podría ser de otra forma? ¿Qué más nos gustaría tener? Es un ejercicio para la imaginación".

Rusia debió haber leído la entrevista porque el día de hoy el entrenador a cargo del atletismo ruso declaró a la agencia de noticias rusa, TASS, que todos los atletas de atletismo vetados de los Olímpicos albergarán su propia competición en Moscú.

Publicidad

Si después de enterarte pensaste, al igual que nosotros, "¿Qué tan pronto puedo estar en Moscú?", la respuesta es: no hay suficiente tiempo. Las "Olimpiadas del Dopaje" arrancan mañana.

Se espera que sea sólo un ensayo de Rusia para realizar sus propios Juegos Olímpicos, lo cual tiene una vasto historial. En el período entre guerras, los partidos socialistas y los sindicatos organizaron las Olimpiadas Obreras como un torneo alterno a los Juegos Olímpicos, los cuales, en aquel entonces, estaban enfocados en el amateurismo. La edición de Viena en 1931 contó con unos 250 mil espectadores, convirtiéndolo en un evento mayor a de los Olímpicos de verano de 1932 en Los Ángeles.

En la década de los 60, Indonesia inauguró los Juegos de las Nuevas Fuerzas Emergentes (GANEFO) para que las "naciones emergentes" desafiaran las tendencias de exclusión del COI mientras estaba bajo el mando del estadounidense y, racista, Avery Brundage. Progresivamente, la plataforma de GANEFO dejó claro que la política y el deporte eran inseparables; idea que el COI rechazó en ese entonces. En aquellos años, era muy difícil o casi imposible que la República Popular China y otros estados socialistas fuesen aceptados por el COI, ya que dicha organismo estaba bajo el mando de aristócratas occidentales. Unos 2,700 atletas de 51 naciones compitieron en los Juegos de 1963, pero sólo aquellos que habían sido vetados con anterioridad por el COI mandaron delegados oficiales por miedo a las represalias del COI. GANEFO colapsó una vez que el COI admitió a los países socialistas.

Tal vez el evento más recordado de este tipo son los Juegos de la Amistad a manos de los soviéticos en 1984, con la intención de albergar a las naciones que boicotearon las Olimpiadas de Los Ángeles del mismo año. Participaron alrededor de unas 50 países, incluyendo algunos cuyos atletas que no habían logrado calificar al torneo en Los Ángeles.

A pesar que las "Olimpiadas del Dopaje" son sólo un ensayo, esperemos que sea el inicio de algo más grande en el futuro. A lo mejor lo que el COI necesita es un poco de competencia.