Una catastrófica cantidad de carbono podría filtrarse desde el suelo el año 2050

Los científicos climáticos han advertido que 55 trillones de kilos de carbono, provenientes del suelo del planeta, pueden ser liberados hacia la atmósfera a mediados de siglo.
7.12.16

El término "efecto bola de nieve" es una desafortunada forma de describir el cambio climático, pero un nuevo estudio está prediciendo justamente esto.

Los científicos climáticos han advertido que para el año 2050, unos sorprendentes 55 trillones de kilogramos de carbono que provienen del suelo podrían ser liberados hacia la atmósfera. Para poner las cosas en perspectiva, estas son las emisiones correspondientes a tener dos Estados Unidos en el planeta. Y como si fueran varias bolas de nieve rodando, un mayor número de emisiones significa más alarma y más alarma significa… bueno, creo que ya lo entiendes.

Publicidad

Por supuesto que este escenario de pesadilla depende de nuestra nula habilidad a la hora de disminuir las emisiones de carbono, un destino que se ha vuelto mucho más realista con Donald Trump entrando a la Casa Blanca, una persona que niega el cambio climático y está a favor del uso del carbón como combustible. Si fallamos en lograr las metas impuestas por el acuerdo de París, esto podría resultar en "un aumento en la emisiones de casi un 17 por ciento más de lo proyectado y la causa son actividades relacionadas con el hombre", dijo Tom Crowther, líder del estudio e investigador del Instituto de ecología de los países bajos, en un comunicado.

Este nuevo estudio, que fue publicado en Nature esta semana, mostró los resultados de un estudio global hecho a partir de datos del suelo, los que fueron recolectados durante los últimos 20 años. Los científicos han estado documentando el carbono terrestre por décadas, no solo debido a su potencial a la hora de emitir gases de efecto invernadero, también por la habilidad que tiene de almacenarlos. Sin embargo, Crowther asegura que esta es la primera vez que se presenta un estudio mundial de emisiones desde el suelo.

A diferencia de otros estudios, este considera las fugas de carbono desde algunos de los lugares más fríos del planeta, dijo Crowther.

En el ártico, por ejemplo, enormes cantidades de carbono se han acumulado en el suelo por miles de años. Debido a las frías temperaturas, los microbios que normalmente estimulan la liberación de carbono a través de la descomposición, son menos activos en estas regiones. Pero a medida que la temperatura aumenta (tal como ha sucedido precipitadamente este año), estos microbios se tornan más activos y aceleran la tasa a través de la cual se emite carbono en la atmósfera.

Publicidad

"La acumulación de carbono es grande en lugares como el ártico y el sub ártico, donde el suelo es frío y por lo general está congelado", agregó Crowther, "Lo más espantoso es que se espera que estas regiones suban sus temperaturas debido al cambio climático".

Los 55 trillones de kilos de emisiones se podrían transformar en dióxido de carbono (CO2) y metano, de acuerdo con el estudio. El Metano posee 25 veces más poder de calentamiento que el CO2 y en algunas partes de Siberia es especialmente preocupante, porque la desaparición del permahielo está causando extraños fenómenos naturales que, literalmente, están burbujeando desde el subsuelo. En una entrevista con Alex Verbeek, Crowther dijo que estos efectos van a empeorar debido a las emisiones de carbono que están en los depósitos del suelo.

Para hacer más lento o detener estos procesos, pueden ayudar cosas como el retiro de carbono y crecer más plantas. Pero como dice el estudio, entender el efecto total de estas estrategias requieren mayor investigación.

"Entender este tipo de respuestas es esencial si vamos a hacer importantes proyecciones sobre el futuro de las condiciones climáticas", agregó Crowther.

"Sólo entonces podemos generar objetivos realistas en la tarea de detener las emisiones de gases invernadero, para que estos objetivos sean efectivos a la hora de limitar el cambio climático".