Latinoamérica de fiesta: los raves más salvajes de 2017

Seleccionamos algunas de las fiestas que contribuyeron al desarrollo de la escena en nuestro continente en los últimos doce meses.

Si queremos una muestra fehaciente y palpable del desarrollo que ha tenido el escenario electrónico latinoamericano en los últimos años, podemos remitirnos a los festivales. Los eventos a gran escala de música electrónica realizados a lo largo del continente evidencian el balance positivo que se vive por estos días en dicho círculo, pasando de un puñado de propuestas a más de una decena de festivales gestados en torno al techno, house, ambient y drum 'n' bass.

Publicidad

Si bien aún faltan iniciativas que arriesguen un poco más en términos de géneros, curaduría y experiencia, y también un público que esté dispuesto a pagar por propuestas más frescas e innovadoras, cada vez hay más demanda y oferta de fiesta electrónica en Latinoamérica. Es por eso que elegimos los festivales que, reuniendo atributos como selección musical, locación, aforo y energía, le propiciaron un aporte significativo a nuestra extensa y diversa escena.

Estos son los festivales exclusivamente de música electrónica más destacados en el último año en Latinoamérica.

Freedom Festival

Foto: Julián Gallo.

El 18 de marzo, durante 16 horas consecutivas la ciudad de Medellín recibió una descarga de techno que movió a más de cinco mil almas que se congregaron en Plaza Mayor, reuniéndose para un ritual de liberación electrónica masiva. Más allá de la música como expresión sonora, en la capital paisa esto se convirtió en una cultura que trasciende hasta permear por completo el alma de los ravers. Durante el festival, en cuatro escenarios se entrelazó el talento local con las vanguardias electrónicas de la escena mundial del techno. La participación de Substance, pionero del dub techno concebido en las entrañas de Chain Reaction; Abdulla Rashim, el hombre a la cabeza de Northern Electronics u Oscar Mulero, referente de la vieja guardia española, se combinó con los sonidos frescos de los artistas locales, como la cálida sesión de ambient que se mandó Merino, el despliegue análogo de Gotshell y los sintes punzantes de AL3XANDRIA.

Publicidad

Sónar Buenos Aires

Foto: Sónar Buenos Aires.

El festival de música electrónica de avanzada y cultura digital más aclamado del circuito aterrizó una vez más en la capital argentina. El 26 de noviembre, el Sónar Buenos Aires se apoderó de Tecnópolis para su edición 2017, una en la que prometía elevar los estándares de experimentación sonora a niveles inimaginables. A lo largo de tres escenarios: SonarClub, SonarLab y SonarComplex, además de un Sónar+D dedicado a la inteligencia artificial, la realidad virtual y la tecnología musical, el Sónar Buenos Aires supo congregar actos con un nivel artístico consolidado. Nombres como SidiRum, Zuker y Daniel Melero demostraron todo el potencial gestado en el escenario albiceleste, mientras que Nosaj Thing, Pantha Du Prince, Gilles Peterson y, en especial, el trío islandés Sigur Rós, volaron por completo las mentes de los melómanos más sedientos de propuestas alejadas del tradicional club.

Dekmantel Sao Paulo

Foto: Dekmantel.

A pesar de que su base de operaciones sea Amsterdam, Dekmantel no cesa actividades y por ello decidió abrir un nuevo capítulo en su fructífera historia. El reconocido festival holandés embarcó su realismo mágico en un viaje trasatlántico, presentando por primera vez la edición del Dekmantel São Paulo 2017. En compañía del colectivo local Gop Tun, Dekmantel deslumbró tierras cariocas con un cartel de lujo, donde destacaron nombres como Jeff Mills, Ben UFO, Joy Orbison, Fatima Yamaha, Helena Hauff, Lena Willikens, DJ Nobu, entre muchos más. Con escenarios minuciosamente preparados, sistemas de sonido de primera y los mejores actos del circuito en acción, la organización del festival puede jactarse de haber irrumpido en el escenario electrónico brasilero con una de las propuestas más sólidas de los últimos tiempos.

Publicidad

Festival Tatacoa

Foto: Festival Tatacoa.

No hay duda alguna acerca de la inyección positiva que la promotora bogotana Baum le ha brindado al circuito de festivales en Colombia. Este año, a la par de su ya consolidado Baum Festival y su naciente Baum Park, las mentes detrás del club capitalino añadieron una nueva propuesta a su agenda: el Festival Tatacoa. Gestado de la mano con el colectivo Neiva Underground, el nuevo evento masivo cumplió con su objetivo: poner a bailar a miles de almas electrónicas en el siempre místico desierto ubicado al norte del departamento del Huila. Con un line up certero compuesto por nombres como Vril, Tijana T, Francois X, Sebastian Mullaert y Ø [Phase], el Festival Tatacoa logró descentralizar al público colombiano, brindándoles una experiencia en torno al techno que difícilmente podrán olvidar.

Electro Selvámonos 2017

Foto: Micky Aguirre Giol.

Si hay un festival que ha sabido conjugar la mística contenida en los paisajes peruanos con una selección musical diversa pensada para disfrutar en medio de la naturaleza es, sin dudas, el Electro Selvámonos. Su cuarta edición se llevó a cabo el sábado 28 de enero en la playa Punta Negra, lugar donde se dieron cita los ravers más aventurados del escenario peruano. Con un cartel compuesto por 20 selectores nacionales e internacionales, el Electro Selvámonos 2017 permitió disfrutar bajo el sol mágico a nombres como Nicola Cruz, Valentino Kanzyani, el dúo francés Masomenos y los héroes locales, Dengue Dengue Dengue. Una verdadera fiesta consciente que promete consolidarse en el calendario de los festivales suramericanos.

Publicidad

MUTEK México

Foto: Cacho.

La catorceava edición de MUTEK en México brilló por muchas razones: su recuperación y re-producción vertiginosa debido al sismo del 19 de septiembre. La diversidad musical que permitió que ningún asistente se sintiera fuera de sus aficiones musicales. El cúmulo absurdo de instalaciones artísticas que destacó por no ser un derivado de la publicidad. MUTEK es plural y valiente en diferentes aspectos, en sus géneros musicales, su audiencia, los medios de producción, su desafiante, exuberante y mística ubicación.

MUTEK este año vibró entre los escombros, le gritó al mundo con ejemplos que México estaba en un proceso complicado, pero que, a pesar de todo, y como buenos mexicanos, siempre habrá un cachito de tiempo para bailar. Los trazos luminosos de Alva Noto fueron un espectáculo necesario después del desvelo sísmico. Y luego, de forma catártica, un pelotón comandado por Elektro Guzzi, Nina Kraviz, Squarepusher y Dark Sky incautó la enorme fábrica en Tlalnepantla, Estado de México.

Fascinoma

Foto: Esstro9.

Si hay algún festival propositivo en esta lista sin duda es Fascinoma, una iniciativa que gracias a su perspicacia y su fina curadoría ha dado felicidad a las personas que amamos la música de culto y la nueva música electrónica en Latinoamérica. Este festival nos dejó un festín impresionante de actos que no habían visitado México anteriormente con la esperada visita de los miembros de Mood Hut: Hashman Deejay y Neo Image, bajo el alias Kinetic Electronix; los brillantes paisajes sonoros de Call Super; el ritmo siempre cambiante del genuino Baltra y las atmósferas luminosas de Sassy J, quien fue sin miedo a equivocarme unos de los DJ sets más finos y disfrutables para todas las personas que lo presenciamos: afiliada a The Trology Tapes, dio una entera cátedra de la labor de un selector, pasando por ritmos y géneros de todo tipo que invitaron al movimiento y disfrute del anochecer, y nos dieron un probada del éxtasis que genera una buena narrativa musical.

Sin duda es un festival que propuso un diálogo a través de la selección ardua y la frescura que nos ofrece el rejuvenecimiento de una escena que tiene un peso importantísimo en nuestro continente, hasta 2018 y gracias Fascinoma por tanto.

Comunité

Foto: Arturo Mtz Villa.

Con un line up conformado principalmente por Kyle Hall, Lawrence, Omar S, Project Pablo, y más, Comunité emprendió un viaje a la Rivera Maya con un estandarte 100% de apoyo a la sustentabilidad, a la creación de conciencia, al reforzamiento de las economías locales y, sobre todo, al compromiso con la música electrónica de calidad. El festival contó con dos escenarios y zona de camping, además de un boleto especial para recaudar fondos para la conservación de los corales en el ecosistema de la Riviera Maya. La sorpresa musical de esta edición fue el live set que Omar S estrenó para Comunité.