Europa

El primer ministro checo 'sacrificó' a todo su gobierno por una acusación de corrupción

El 'premier' Sobotka anunció su renuncia al gobierno, así como la de todo su gabinete, luego de que su viceprimer ministro se viera envuelto en un escándalo por evasiones al fisco. La honestidad de sus hombres no puede estar en entredicho.
3.5.17
Imagen por Martin Divisek/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La sola acusación de actos de corrupción —aún no comprobados— presuntamente realizados por el viceprimer ministro de República Checa ha provocado que todo el gobierno caiga.

Este martes, el primer ministro checo, el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, anunció su renuncia al cargo y la dimisión de todo su gabinete. La razón: el viceprimer ministro y también ministro de Finanzas, Andrej Babis, está acusado de haber evadido impuestos hace varios años.

"No puedo, como presidente del gobierno, ser el responsable de que el vicepresidente del Ejecutivo sea un hombre cuyo pasado no está claro", dijo Sobotka en una rueda de prensa que sorprendió al país.

Bienvenidos a Liberland: el nuevo país de Europa. Leer más aquí.

El vicepresidente Babis es uno de los hombres más ricos del país, dueño entre otros de un poderoso consorcio de medios de comunicación, quien está en el ojo de la sociedad por presuntamente usar fondos bancarios en otros países de Europa para evadir el fisco.

Según las leyes checas, ahora toca el turno al presidente Milos Zeman quien decidirá si acepta, o no, la renuncia de Sobotka y de todo el gabinete.

En caso de que la acepte, la caída del gobierno tripartito —considerado el más estable en la historia de la República Checa— ocurrirá a seis meses de las elecciones generales que se celebrarán el 20 y el 21 de octubre.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs