Gente queer nos manda sus fotos más queer de la infancia

"Parecía una viuda yendo al entierro de su tercer sugar daddy, pero tendría unos 9 años".

|
nov. 8 2018, 4:00am

Born this way es, además de una canción de Lady Gaga, un lema empleado durante años por los defensores de los derechos de los homosexuales en Estados Unidos. Y, aunque con 15 años y desde España no tenía ni idea de esto, cuando veía a mi hermano de cinco poniéndose mis tacones, usando mi maquillaje o jugando con las Barbies con las que yo siempre había declinado jugar pensaba eso: que había nacido de esa manera. De esa manera en la que nació Victor, el chaval de mi clase al que llamaban "mariquita" o Claudia, a la que le decían "macho pirolo" porque jugaba al fútbol sala mejor que cualquiera de mis compañeros y llevaba el pelo corto.

Hasta tiempo —mucho tiempo— después no comprendí que la cosa iba más allá de "nacer de esa manera". No comprendí que el género o la sexualidad no tienen por qué ser algo estático. Pero sobre todo no comprendí que cuestionar y poner en jaque los roles de género, algo que mi hermano hizo desde que empezó a hablar y pudo pedirle a los Reyes sets de maquillaje y disfraces de princesa, no tenía necesariamente que ver con la orientación sexual. Entonces solo pensaba que "nacer de esa manera" podía hacerle sufrir y me daba miedo.


MIRA:


Pensaba —sabía— que iban a decirle mariquita y niña y julay, y muchas cosas más por haber "nacido de esa manera". Porque había visto cómo se lo decían a otros niños y a otras niñas. Porque incluso yo misma lo había dicho.

Después el miedo se transformó en orgullo. Comprendí que el problema no estaba en mi hermano, que se sintió libre para expresarse como le dio la gana desde niño, el problema estaba en los otros. En su incapacidad para comprender. En su nulidad intelectual e incluso humana. Y esta recopilación de fotos va de eso. De rendir un pequeño homenaje a todos los niños y niñas que, sin ser siquiera conscientes de ello, tuvieron la valentía de cuestionar la sexualidad hegemónica y los roles de género.

Hay niños y niñas que aun hoy tienen que enfrentarse a las risas, a las burlas, al miedo a poner en jaque a una sociedad en la que la heterosexualidad sigue siendo la norma y en la que el género es aún un corsé que nos guía en cómo tenemos que vestirnos, actuar y divertirnos. Estas son las fotos que nos ha mandado gente adulta sobre su infancia queer.

1541605958677-alvaro

"Esta foto me la hizo mi madre en un Chiquipark el día de mi cumpleaños. Tenía unos siete años. La que aparece a mi izquierda es una excompañera de clase que, al parecer, estaba alucinando con mi capacidad de eclipsarla con los brazos en jarrita y lo que mi amigo Víctor denomina como "invisible heel". Yo siempre supe que me gustaban los chicos, y esta fue de las primeras veces en las que decidí dejar claro que era demasiado fabuloso como para complacer a nadie".

Álvaro, 25 años.

ninos gais

"Esta foto me la sacaron en casa de mi abuela, cuando mi hermana, mi prima y yo acabábamos de crear un grupo de música. Mi look estaba claramente inspirado por Sharpay de High School Musical quien a día de hoy sigue siendo mi gran referente".

Martín, 18 años

niña pelo corto

"Varias fotos de mi infancia, incluida esta, me traen el mismo recuerdo. Una vez que fui a comprar chuches y cuando pagué las de la tienda me dijeron 'tu cambio, bonito'. Y me fui sin el cambio porque me moría de la vergüenza de que me confundieran con un chico".

Andrea, 24 años

niño gay

"Esta foto me la hizo mi abuela el 25 de diciembre de 1999. Estaba con mi hermana melliza y me acuerdo que quería posar para mi abuela y empecé a ponerme muy nervioso".

Jordi, 24 años

niña lesbiana

"De pequeña me encantaba disfrazarme. Me sentía mejor, con más poder, cuando estaba detrás de un disfraz".

Irune, 23 años

niño ropa de mujer

"Mi plan favorito cuando veraneaba en el pueblo era travestirme —con la ayuda de mi tía— y bailar canciones de Chicago. Parecía una viuda yendo al entierro de su tercer sugar daddy, pero tendría unos 9 años".

Javier, 17 años

niño ballet

"Pues este soy yo cuando hacía ballet. Desde bien pequeño tenía claro que quería bailar, como un Billy Elliott de barrio barcelonés. Lo intenté con clases de karate y de baloncesto, pero con ninguna de esas actividades me sentía a gusto. Así que, a pesar de tener que aguantar los insultos de 'mariquita' de los otros niños del colegio, decidí no renunciar a lo que me apasionaba".

Mario, 41 años

niño ropa mujer

"Puesto que en mi casa no eran demasiado fans de verme con vestidos de mi madre, cada vez que iba a casa de mi tía le pedía un vestido, me lo ponía y me pasaba el día paseándome y posando para ella. Y esta foto da fe de ello".

Borja, 25 años.

Sigue a la autora en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Más VICE
Canales de VICE