FYI.

This story is over 5 years old.

medio oriente

La violenta ofensiva en Mosul agrava la crisis de desplazados

Miles de refugiados caminan días enteros con el fin de escapar del territorio controlado por Estado Islámico y así tratar de encontrar refugio en el campamento de Debaga, al norte de Irak, lugar al que arriban unas 500 personas cada día.
25.10.16
Imagen vía Amel Pain/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cerca de 500 personas han estado llegando todos los días al campamento de refugiados de Debaga, al norte de Irak, mientras las organizaciones de ayuda se preparan para la afluencia de más personas con la creciente ofensiva en Mosul. Solamente en septiembre, unos 11.000 refugiados llegaron al campamento con el avance de la coalición en territorio de Estado Islámico (EI) la semana pasada.

Publicidad

La mayoría de los desplazados no llevan más que algunas prendas de vestir cargando en la espalda. Caminan por horas, si no es que días, para escapar del territorio controlado por Estado Islámico y así tratar de encontrar refugio en ese polvoriento campamento a las afueras de la provincia de Erbil.

Pero su viaje no termina al cruzar las puertas del lugar: una vez que llegan, los hombres son separados de las mujeres y retenidos para una revisión a fin de evitar que combatientes de EI puedan infiltrarse entre los civiles.

Comienza la ofensiva para arrebatar Mosul a Estado Islámico. Leer más aquí.

Las mujeres y niños son llevados a la única escuela del campamento, donde deben dormir en el suelo mientras esperan que se les asigne una tienda y otros recursos de alojamiento permanente.

Ya hay cerca de 30.000 iraquíes desplazados viviendo en Debaga, pero las organizaciones de ayuda se sienten optimistas y preparadas para las nuevas llegadas. "Estamos tratando de arreglarnos con la ola de nuevos refugiados", dijo Sadiq Muhammed, subdirector del campamento. "Hasta ahora todo ha salido bien y hemos tenido éxito".

Sin embargo, la realidad es distinta para algunos en el campamento y hay preocupaciones por las nuevas llegadas. Varias mujeres con niños recién nacidos en sus brazos dijeron a VICE News que no pueden encontrar leche para sus hijos, mientras que en otra área del campamento surgieron disputas en un punto de distribución.

La derrota más dura para ISIS no es Mosul ni Raqqa, se llama Dabiq y está a punto de suceder. Leer más aquí.

El avance en Mosul, ahora en su segunda semana, ha sido retrasado por francotiradores y hombres bomba de Estado Islámico, mientras que las fuerzas iraquíes y kurdas se han abierto camino a través de los poblados que rodean la ciudad. Podrían pasar semanas, o incluso meses antes de que puedan llegar hasta Mosul.

Una vez que lo hagan, las organizaciones de apoyo temen que el número de personas huyendo de la violencia aumente desproporcionadamente; de hecho, algunos estiman que hasta un millón de personas podrían ser desplazadas por la ofensiva. "Nuestro principal reto, nuestro problema, es el lugar", añadió Muhammed. "No contamos con suficiente espacio".

Mira el documental de VICE News: Kurdos contra Estado Islámico en Irak: el camino a Mosul

Para activar los subtítulos, haz clic en el botón "CC", en el ángulo inferior derecho del reproductor.

_Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES_