Publicidad
Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana en VICE España

Hablamos de la titulitis que consume la universidad española y de robar cosas en el trabajo.

por VICE Staff
29 Septiembre 2018, 6:00am

Una selección del mejor contenido que publicamos esta semana por si te perdiste algo.

Hay quien dice que el escándalo de los falsos másteres de nuestros políticos devalúa la ya de por sí devaluada universidad española. Sin embargo, ¿cual es el valor real de los másteres? ¿Nació la masteritis con el Plan Bolonia o se trata de la manifestación de un problema endémico de nuestra educación superior? Nuestra redactora Ana Iris Simón intentó dar respuestas a estas preguntas para entender cómo hemos llegado hasta aquí.

Siempre que Algeciras aparece en las noticias es para resaltar algún hecho negativo. La llegada de pateras, el tráfico de drogas, la delincuencia... Sin embargo, la ciudad está llena de jóvenes que viven una realidad muy diferente a la que siempre aparece en los grandes medios. Felipe Passolas visitó la ciudad para conocerlos y escuchar de primera mano sus experiencias.

En España, la media de hijos hoy en día es de 1,34 hijos por mujer, lo que hace que sea más fácil ser hijo único de lo que lo era hace 15 o 20 años. Pero cuando nacieron los protagonistas de nuestro artículo, ser hijo único era más bien raro... Se pasaban el día entre adultos o esperando que sus padres dejasen a alguno de sus amigos quedarse en casa a jugar. En este artículo nos cuentan qué es lo mejor y lo peor de ser hijos únicos y si odiaban o no que les preguntasen "¿y no te gustaría tener un hermano?", como si fuese decisión suya.

Robar en la oficina es un arte, una forma de vengarte de tu jefe y, a veces, una cuestión de necesidad. En fin, aquí os dejamos una lista de hurtos laborales que dejan claro que las cosas en España no van precisamente bien.

Vale, sí. Los másteres son un timo. Lo hemos dejado caer ya un poco más arriba. Pero es normal que a la gente que está estudiando en la universidad, sobre todo cuando lo hacen en la universidad que se encuentra en el epicentro de todo el entramado de corruptelas masterísticas, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, le moleste un poco más que al resto de los españoles. Por eso ellos y ellas salieron a protestar contra "la mafia", y ya de paso a reclamar la necesidad de una educación superior pública y de calidad, así como de un movimiento estudiantil fuerte que impida que los estudiantes siguen siendo los grandes estafados por las promesas de futuro de un sistema que no tiene ningún interés en dejarles tener uno.