Sexo

Cómo disfrutar de buen sexo anal según estrellas del porno

Mucho lubricante, comunicación y, sobre todo, tener en cuenta que no es para todo el mundo
ilustración condones berenjeas melecotón
Ilustración por Lia Kantrowitz 

Por si no te has dado cuenta, el sexo anal heterosexual se lleva mucho ahora. Hace un par de décadas, fuera de los círculos queer, se veía como un acto tabú que solo una décima parte de los hombres y un cuarto de la mujeres admitían ante los investigadores haber probado al menos una vez. Hoy en día, el sexo anal es algo habitual en la cultura popular, y no hablemos ya del mundo del porno.

En realidad no muchos hombres y mujeres heterosexuales lo prueban, y mucho menos de forma regular. (Datos del CDC muestran que alrededor de un tercio de las mujeres heterosexuales han probado el sexo anal alguna vez, pero la cifra de cuántas lo practican de forma regular no se conoce, aunque seguramente sea mucho más baja. Es difícil encontrar datos de hombres heterosexuales que experimentan con la estimulación anal, aunque las ventas de masajeadores de próstata se han disparado últimamente y algunos artículos muestran un creciente interés). Aun así, mucha gente sexualmente activa, especialmente mujeres heterosexuales, han declarado sentirse presionadas para aventurarse en el terreno del culo.

Publicidad

MIRA:


Por suerte, los educadores sexuales han respondido a la creciente demanda con varios manuales y cosas a tener en cuenta para los que estén explorando el mundo del sexo anal. Por desgracia, mucha gente se lanza a la piscina sin tener demasiada información. Esto quiere decir que la poca información con la que cuentan los principiantes a menudo proviene del porno, donde el sexo anal se presenta como fácil; simplemente introduce un juguete sin lubricante o penetra un ano sin preparación y dale duro durante una hora.

Pero el porno anal, la mayoría de los que se dedican a esta industria estarán encantados de confirmarlo, es una fantasía. “Las chicas entrenan el ano para poder soportar la locura de golpes que se llevan durante una grabación”, explica Skylar Snow, una actriz porno que empezó en la industria el año pasado. Ese entrenamiento y preparación es diferente para cada uno, pero normalmente conlleva acostumbrar al ano con los dedos o con juguetes durante horas o incluso días antes de una escena y en usar técnicas de relajación.

Algunos toman suplementos para mantener su tránsito intestinal regular, ayunan, toman loperamida o usan al menos un enema medio día o un día antes de rodar la escena para minimizar el riesgo de problemas fecales. “El entorno controlado del porno ayuda bastante”, dice Joseline Kelly, que empezó en la industria en 2015. “Porque vale, sé que voy a practicar sexo anal con esta persona de aquí y en este momento, así que te sientes cien por cien preparada”, algo que normalmente no ocurre en la vida real.

Publicidad

"No puedo pensar en todas las cosas que me han metido por el ano, pero aún necesito tres o cuatro días de preparación antes de ser capaz de hacer una escena de anal”

“Tengo un sistema bastante bueno”, añade Audrey Hollander, una veterana del porno que lleva catorce años en la industria y conocida en algunos círculos como una reina del anal extremo. “De verdad que no puedo pensar en todas las cosas que me han metido por el ano”, dice. “Pero aún necesito tres o cuatro días de preparación antes de ser capaz de hacer una escena de anal”.

Durante la grabación, paran para aplicarse lubricante, algo que apenas aparece en pantalla, para arreglar desastres y para cambiar de anal a vaginal sin mostrar la limpieza previa al cambio, algo vital para evitar infecciones. Como explica la autoproclamada “aspirante a reina del anal” Della Dane, que también entró en la industria el año pasado, “utilizan también ciertos ángulos y hacen ciertas posturas con fines de entretenimiento que una persona normalmente no haría”.

Los actores no están preparados para el sexo anal en cualquier momento, normalmente necesitan descansar un par de días o semanas entre un cierto número de escenas de anal. En definitiva, como me dijo el año pasado la veterana Cherie DeVille, que lleva en la industria ocho años: “No puedes esperar que tu pareja femenina en casa sea capaz de lanzarse” al sexo anal, especialmente al estilo del porno; lo mismo ocurre con los hombres y con las personas no binarias.

Publicidad

Aun así la gente lo hace. “La mayoría de la gente se cree que puede replicar lo que ve en el porno”, dice la profesional del anal Charlotte Sartre. “Me follan con demasiada brusquedad porque solo ven al empotrador en la escena”. Esta educación basada en el sexo anal impulsivo y en el porno puede servir para explicar por qué, como me dijo la investigadora sexual del Instituto Kinsey, Debra Herbenick, “cerca del setenta por ciento de las mujeres estadounidenses declaran haber sentido dolor, en bastantes casos entre moderado y agudo, durante su última relación sexual anal”. También podría explicar los informes anecdóticos que hablan de un aumento de las cifras de mujeres que sufren lesiones durante el sexo anal, como desgarros o prolapsos, causados normalmente por un acto demasiado tenso o brusco.

Es una pena, porque no es solo que se pueda practicar sexo anal de forma segura o sin riesgo, o riesgo mínimo, de lesión, sino que además, en teoría, puede ser divertido para todos. La abertura del ano de personas de cualquier género contiene muchas terminaciones nerviosas. También está cerca de los pilares del clítoris y del punto G de la vagina y permite estimular la próstata. “He descubierto que me encantan los orgasmos anales y que me pone mucho la dilatación”, dice Snow. “Un orgasmo anal es intenso para los hombres, y hace que se les estremezca todo el cuerpo o, en algunos casos, hace que el hombre o la mujer trans eyacule sin ni siquiera tocarse”, dice la famosa estrella del porno trans Kimber Haven.

Publicidad

“Un orgasmo anal es intenso para los hombres, y hace que se les estremezca todo el cuerpo o, en algunos casos, hace que el hombre o la mujer trans eyacule sin ni siquiera tocarse”

Aunque el anal que hacen en pantalla no es nada realista para la gente normal, los actores y actrices porno (como el resto de trabajadores sexuales) tienen un montón de experiencias con la puerta trasera. (“Conozco mis entrañas bastante bien”, me dice la reina del anal Mandy Muse, “teniendo en cuenta que he subido bastante y las he tocado”). Por supuesto que a veces tienen accidentes horribles o sufren episodios de auténtico terror.

Y, excepto un par de personas como Kelly, que afirman que en su vida personal les encanta “que me desgarren y me estiren hasta el fondo, como si fuera una sesión olímpica de sexo anal” como si estuviera rodando, la mayoría afirma que no lo practican como demasiada frecuencia en su vida privada y, por supuesto, no tan hardcore o durante tanto tiempo como lo hacen en los rodajes. Pero ellos saben de sexo anal y están encantados de compartir consejos para que se practique bien.

No todos están de acuerdo en cómo practicar sexo anal en la vida real. Coinciden en la importancia de usar un montón de lubricante y de ir poco a poco, pero algunas estrellas creen que hace falta un cierto trabajo de preparación incluso en la vida real, mientras que otros creen que puede ser algo espontáneo que surja del ardor de un momento sexual. No todos los consejos que den serán útiles para todo el mundo, cada ano tiene diferentes necesidades y niveles de resistencia.

Publicidad

Por ejemplo, actrices como Sartre y Joanna Angel, experta en sexo anal desde hace mucho tiempo , sienten que la vagina se les cansa más rápido que el ano por el sexo brusco y frecuente. Angel me dijo que su cuerpo parece estar hecho para el sexo anal y que no necesita prepararlo para las escenas más hardcore. Otros, como advierte DeVille, puede tener más riesgo de lesión. La mayoría de los actores y actrices porno con los que he hablado a lo largo de los años sobre este tema coinciden en que, para algunos, el sexo anal puede no ser la mejor opción. Pero los consejos que dan a continuación sobre cómo enfocar el sexo anal, especialmente si eres principiante, son un buen punto de partida para la exploración individual en el maravilloso mundo del sexo anal.

¿Qué debería probar alguien que esté adentrándose por primera vez en el mundo del sexo anal o qué debería considerar antes de lanzarse?

Anastasia Rose : Siempre recomiendo empezar con juguetes. Hay un kit de cinco pasos de tapones anales que es muy recomendable. ¡Lo venden en Amazon! ¡También hay vibradores anales! Pruébalos, te prometo que serás una reina del anal en un abrir y cerrar de ojos. También recomiendo empezar con un dedo, luego dos y luego puede que tres. La clave de todo es relajarse. No contener la respiración. Confiar en uno mismo. Si te duele, para.

Skylar Snow: Hay muchos juguetes muy buenos en el mercado para practicar y jugar. Mira a ver qué te gusta.

Publicidad

"Empieza con un dedo, luego dos y luego puede que tres. La clave de todo es relajarse"

Whitney Wright : ¡Hay muchos juguetes anales divertidos y diferentes! Infladores, juguetes de cristal, bolas anales, tapones anales, vibradores…

Kimber Haven: Las únicas cosas que puedes meterte por ahí son un pene o algo especialmente diseñado para el sexo anal. [Nota: Me refiero a los juguetes que tienen la base más ancha para que el esfínter no pueda absorberlo dentro del ano]. Todos los médicos podrían contarte una historia sobre alguien que estaba experimentando con meterse cosas por ahí que no deberían haber metido.

¿Qué necesita saber la gente acerca de usar juguetes anales para experimentar con ellos o acerca de la preparación para practicar sexo anal?

Kimber Haven: Si no tienes experiencia, ve despacio y no elijas un pene o vibrador de veinte centímetros para tu primera vez. Empieza con algo pequeño, como un juguete de unos doce o quince centímetros.

Stephanie West: Los juguetes para iniciarse en el sexo anal hay que usarlos correctamente. De más pequeño a más grande. No los dejes dentro más de diez minutos cada uno.

Della Dane: A mí personalmente no me gustan los tapones anales y [ya] no los necesito como preparación, pero conozco a mucha gente a la que sí le gustan. Encuentra lo que le funcione a tu cuerpo y estate dispuesto a explorar y a probar cosas diferentes.

¿Qué necesita saber sobre la lubricación la gente que se esté preparando para practicar buen sexo anal?

Skylar Snow: Elige un lubricante que te guste (a mí me gusta el aceite de coco), porque vas a necesitar mucho.

Audrey Hollander: Incluso si crees que ya tienes suficiente lubricante, usa más. [Nota: algunos expertos opinan que usar demasiado lubricante puede hacer que el sexo anal vaya demasiado rápido, lo que puede causar lesiones accidentales].

Publicidad

Stephanie West: Hay lubricantes específicos para el sexo anal, más allá del lubricante tradicional. [Nota: suelen ser lubricantes de silicona más espesos o una mezcla de silicona con base acuosa, lo que reduce la fricción]. Están disponibles en internet.

Joseline Kelly: No uses lubricante de silicona con juguetes de silicona. Con el tiempo, se desintegrarán.

Miranda Miller : No uses lubricante con base acuosa. Se seca mucho más rápido [que el lubricante de silicona].

Más allá del acto físico, ¿cómo debería sacar el tema con la persona con la que tienen relaciones alguien que quiere practicar sexo anal?

Anastasia Rose: Intenta empezar con alguien en quien confíes.

Whitney Wright: Cuando por fin llegas al punto inmediatamente anterior a practicar sexo anal por primera vez, asegúrate de hablar con tu pareja acerca de lo que te gusta y a qué ritmo te gustaría que fuera.

"Necesito tener mucha química con mi pareja para poder practicar sexo anal. Si no hay buen rollo, no hay sexo anal"

Ryan Driller : Tienes que hablar mucho con tu pareja para ver si está abierta a la idea. Pero de verdad.

Tori Avano : Necesito tener mucha química con mi pareja para poder practicar sexo anal. Si no hay buen rollo, no hay sexo anal. Además, la parte más importante es la comunicación con la pareja. Sin comunicación no va a funcionar.

¿Es absolutamente necesario limpiarse o utilizar un enema si quieres practicar buen sexo anal?

Della Dane: Yo no siempre me preparo con limpieza, enemas, etc. Pero también es verdad que normalmente practico sexo anal con parejas con las que me siento cómoda a la hora de hablar y de compartir una experiencia posiblemente algo sucia.

Anastasia Rose: Algunos se sienten más cómodos y con más confianza si se limpian primero con un enema. Prueba eso primero si quieres. Es un primer contacto con la sensación de tener algo metido en el culo.

Publicidad

Kimber Haven: Es algo sucio [si no limpias]. Si eres el pasivo, no lo disfrutarás, porque no serás capaz de relajarte y disfrutar si no te sientes limpio.

Miranda Miller: Asegúrate de estar limpio. No me gustaría nada que alguien tuviera un accidente en su primera vez. Usa siempre un enema de agua, nunca salino: es mejor para el cuerpo.


MIRA:


Whitney Wright: Yo siempre utilizo un enema de agua tibia y me limpio una hora antes. [Nota: hay a quien le preocupa que los enemas puedan irritarle el colon, desencadenando problemas en el tracto digestivo a corto plazo y aumentando el riesgo de transmisión de enfermedades].

Skylar Snow: No te preocupes si no estás perfectamente limpio. Puede pasar.

Ryan Driller: Tienes que saber que [a menudo] va a ser algo sucio. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja os sentís cómodos con eso, así no os cortaréis el rollo asustándoos o preocupándoos.

Sarah Vandella: No comas mucho antes de practicar sexo anal. Bebe mucha agua para descargar tu sistema.

Kimmie KaBoom: Yo recomiendo no comer copiosamente entre doce y veinticuatro horas antes de practicar sexo anal para mantenerlo todo limpio.

¿Qué necesita saber la gente que está preocupada por el dolor inicial y que esté considerando tomar anestésicos o analgésicos?

Ryan Driller: ¡No uses anestésicos! Ni paracetamol, ni Anal Eze ni benzocaína. Tienes que poder notar si algo no va bien para no hacerte daño. Por no hablar de que también le entumecerás el pene, así que no habrá erección.

Kimmie KaBoom: Yo también estoy en contra de que la gente utilice pastillas para relajar la musculatura, por las mismas razones. [Y] recuerda practicar sexo seguro, porque las ETS también se pueden transmitir vía anal. [Nota: la fragilidad del tejido de las paredes del ano hace que sea más fácil que se produzcan pequeños desgarros, lo que aumenta significativamente el riesgo de transmisión de una enfermedad sexual en comparación con el sexo vaginal].

Publicidad

"Para mí tumbarme boca arriba en la postura del misionero, con las piernas hacia atrás es la forma más fácil de practicar sexo anal"

Sarah Vandella: Si necesitas medicarte para practicar sexo anal, seguramente no esté hecho para ti.

Charlotte Sartre: No recomiendo que te tomes ni siquiera un paracetamol antes de practicar sexo anal, porque no debería doler. Si duele, estás haciendo algo mal. O bien no está hecho para ti o bien necesitas adaptarte.

¿Hay alguna postura particularmente buena, especialmente para principiantes, para practicar sexo anal?

Skylar Snow: Para mí tumbarme boca arriba en la postura del misionero, con las piernas hacia atrás es la forma más fácil de practicar sexo anal. Los músculos lumbares no están sujetando el cuerpo, por lo que tendrás el ano más relajado.

Anastasia Rose: El misionero también va bien, porque puedes separar el culo, lo que abre el ano aún más.

Kimmie KaBoom: Yo probaría diferentes posturas. Practicar sexo anal en la postura del perrito puede hacer que la penetración sea muy profunda. Pero puede que para los principiantes sea mejor probar a tumbarse de lado para que la entrada sea más fácil y la primera experiencia sea más cómoda.

¿Hay alguna precaución más que la gente que va a iniciarse en el sexo anal debería tener en cuenta?

Kimmie KaBoom: El sexo anal [normalmente] va mejorando con el tiempo y puede ser muy placentero para ambas partes.

Anastasia Rose: Puede que no te guste. Es una de esas cosas que no le van a todo el mundo. ¡Y no pasa nada!

Miranda Miller: Siendo sincera, no recomiendo practicarlo a diario, especialmente después de una sesión intensa. El ano necesita cuatro días para recuperarse de cualquier desgarro. De vez en cuando es divertido, pero no es para todos los días.

Cherie DeVille: Si estás pasando por algún momento en el que andas algo descompuesto o, Dios no lo quiera, has tenido algún accidente, necesitas tomarte un descaso y hacer tus ejercicios de Kegel para el ano hasta que ya no suponga ningún problema.

Joanna Angel: Yo acudo a un proctólogo un par de veces al año para comprobar que todo va bien. Es algo importante si vas a practicar sexo anal todo el tiempo. Mi ginecólogo me recomendó que fuera a uno. Simplemente tienes que escuchar a tu cuerpo. Tienes que saber cuándo estás demasiado irritado y cuándo no es un buen día para practicar sexo anal. Es importante a la hora de practicar cualquier tipo de sexo, especialmente para las mujeres.

Sigue a Mark Hay en Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en VICE Estados Unidos.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.