Creators

Un expatriado norcoreano une al comunismo con Disney en sus pinturas

Después de desertar Norcorea, Sun Mu se cambió el nombre y comenzó a criticar el régimen que en algún momento adoró.
15.10.17

Han sido dos décadas desde que el artista Sun Mu desertó de Corea del Norte, y sus representaciones del país que dejó atrás solamente se han hecho más provocadoras con el tiempo. Entrenado como propagandista para el régimen comunista, el artista huyó a Corea del Sur y adoptó el alias Sun Mu, una amalgama de palabras coreanas que se traducen como "sin fronteras", para proteger su familia. Su estilo político pop-art es tanto un saludo como un escupitajo al régimen que alguna vez adoró.

Publicidad

"Cuando estaba en esa sociedad, la dinastía era todo para mí", él cuenta a Creators a través de un traductor. "Podía morir por ellos. Tenía la mente controlada, pero ahora sé que hay algo mal con ese régimen".

El estilo de Sun Mu combina su pasado con su presente, juntando imágenes comunistas norcoreanas con cultura pop capitalista. En una pintura, un jovial Kim Jong-un está rodeado de personajes de Disney. En otra, Kim Jong-il posa fabulosamente con un traje de entrenamiento combinado con Adidas y Nike.

Sun Mu, 김정은2 óleo sobre lienzo 72x60cm 2011

Estos temas superpuestos son integrales al arte de Sun Mu y a su identidad. "Es difícil decir que esta parte (de una pintura) es solamente desde la perspectiva de Corea del Norte y esta parte es sólo desde lo sudcoreano", él dice. "Las obras naturalmente se combinan. Mis experiencias en Corea del Sur están conectadas con mis experiencias en Corea del Norte".

Como un ejemplo, Sun Mu apunta a las demostraciones pacíficas que trajeron a miles de sudcoreanos a las calles para protestar en contra de la corrupción política del presidente Park Geun-hye a principios del año. Como residente sudcoreano, el artista se influencia por estas demostraciones, pero también le recuerdan al norte, donde tradicionalmente se ponen velas en la base de las estatuas de Kim Il-sung.

Sun Mu, 내고향풍경 My home landscape, óleo sobre lienzo 2016 130cmx193cm

La obra de Sun Mu ha conocido controversia en China y Corea del Sur, donde sus exhibiciones han sido canceladas y visitadas por autoridades sospechosas de sus motivos. Pero él dice que la provocación es un efecto secundario más que una meta. Él se ve a sí mismo más como un pacifista que un provocador. "La última meta en mi arte es la paz en la península coreana", él dice. "No creo que es provocativo o que debería sucumbir ante esto (si la gente se queja)".

Publicidad

En efecto, Sun Mu es tan crítico del capitalismo como lo es de su país natal, viendo muchos problemas en la cultura consumista en la que ahora habita. Su primera impresión después de desertar Corea del Norte fue el aparentemente infinito de luz urbana que alumbraba incluso en la noche. Este aparente gasto de energía todavía lo molesta.

El nuevo presidente sudcoreano Moon Jae-in dice que favorece el diálogo con Norcorea más que la posición agresiva que la administración pasada tuvo. No obstante que Sun Mu aprueba esto, él reconoce que hay más factores que las dos coreas. "Grandes potencias como Rusia, China, Estados Unidos y Japón están conectadas con este problema", él dice. "Los Estados Unidos tiene un cierto papel en facilitar la comunicación entre ambas coreas".

Mientras muchos estadounidenses perderían la cabeza de pensar que Donald Trump está en pláticas de paz con Kim Jong-un, Sun Mu piensa que los dos podrían hacer un click instantáneo dada la situación correcta. "Esos dos tienen muchas cosas que perder", él dice. "Son muy buenos calculando y tienen personalidades similares así que no creo que tendrán una pelea o conflicto grande. En cambio, ellos podrían terminar armonizados".

Sun Mu, 어때2 óleo sobre lienzo 60x72cm 2013

Sun Mu, 어때1 óleo sobre lienzo 60x72cm 2013

Sun Mu, 보낼수없는편지 óleo sobre lienzo 2011 72x62cm

Ve más obras de Sun Mu en su sitio.