Publicidad
Drogas

Cuatro camellos confiesan cómo adulteran la droga

¿Te acuerdas de cuando las drogas no te subían? Aquí tienes el porqué.

por Mahmood Fazal; traducido por Núria Cabrera
27 Octubre 2017, 7:01am

Estaba en un karaoke de Chinatown cuando empecé a ver flashes a través del ventanuco cuadrado de la puerta. La curiosidad me podía, así que salí de la sala y me encontré a una estudiante de intercambio coreana que había sufrido una sobredosis de MDMA. La ambulancia estaba de camino.


MIRA:


Después de mi experiencia con traficantes, sé lo peligrosas que son las pastillas de MDMA. Ese peligro se debe a que, ya las venda un buen cártel o un lobo solitario en cualquier esquina, la gracia está en maximizar beneficios y reducir costes. Ahí es donde aparece el problema. A eso hay que sumarle que los traficantes están todos cortados por el mismo patrón, pues la mayoría son crueles y violentos, y si ven alguna oportunidad para sacarse un buen pico estafando a un cliente, no les quitará el sueño si lo mandan al hospital. En este sentido, los camellos son siempre iguales, aunque sus productos cambien constantemente.

¿Por qué el tráfico en la calle sigue siendo tan peligroso? ¿Qué es lo peor que han añadido a su producto para adulterarlo? Y, ¿por qué narices decidieron añadir justamente eso y no otra cosa?

Después de hablar durante horas con varios consumidores, he descubierto que la mayoría de ellos se sienten más seguros comprando la droga a través de fuentes anónimas en la dark web, donde las calificaciones aseguran cierta calidad y seguridad. Dicho esto, parece que los camellos de la calle están perdiendo negocio, así que tenía curiosidad por hablar con algunos de ellos y saber lo que piensan.

¿Por qué el tráfico en la calle sigue siendo tan peligroso? ¿Qué es lo peor que han añadido a su producto para adulterarlo? Y, ¿por qué narices decidieron añadir justamente eso y no otra cosa? Hablé con varios camellos de mi país para que me contaran su historia.

Yianni, 29
Traficante de cocaína

Foto: Andrew Russeth / Licencia CC by 2.0, Foto vía

VICE: Hola, Yianni. Explícanos qué es lo peor que has mezclado con la cocaína que vendes. Yianni: A veces he añadido speed a pequeñas cantidades de cocaína y luego he puesto un poco de la mezcla en una bolsa de la medida de 28 gramos. La mayoría de las veces añado solo algunos gramos. Pero, lo creas o no, cuando dejé de mezclar la cocaína con speed, algunas personas empezaron a quejarse, así que lo reemplacé por un par de gramos de cafeína porcada 28 g, y volvieron a quedarse contentos.

La cafeína sola no les hacía nada, por eso la añadí a mi producto, para darle el toque que le faltaba. Cuando empiezas a adulterar tu producto con otras substancias, cada vez te vuelves más avaricioso porque nadie se queja. En Australia, si el cliente confía en ti, no le importa para nada lo que se meta por la nariz.

¿Has adulterado tu producto alguna vez con algo de lo que te hayas arrepentido?
Una vez unos clientes me dijeron que solo estaban interesados en bolsas que olieran a petróleo, porque aparentemente es así como se sabe si es droga pura o no. Entonces, lo que hice fue frotar la bolsa con una toalla que había estado ligeramente sumergida en gasolina. La bolsa apestaba a saco.

En otra ocasión, unos rumanos me dijeron que solo querían piedras, así que esparcí toda la mezcla en un plato, le eché espray para el pelo e hice una pasta. La cocaína se hizo una masa pero se deshacía fácilmente. Les dije que eso era la prueba de que la droga era pura. Joder, vaya trola les metí.

"Una vez vi a una chica con sobredosis de GHB. Era muy joven, pensé que estaba muerta"

¿Por qué dejaste de adulterar tu producto?
Dejé de adulterar esta mierda al darme cuenta de que toda la generación joven se estaba enganchando a la metanfetamina, tanto sólida como líquida. Ahí fue cuando me planteé que su adicción era culpa de gilipollas como yo, que adulteran la droga hasta el punto que los chavales piensan que la cocaína no tiene efectos “reales”. Normalmente, estos jóvenes compran bolsas con solo un 20 por ciento de metanfetamina pura, por eso buscan algo más barato, que les jode muchísimo más. Una vez vi a una chica con sobredosis de GHB. Era muy joven, pensé que estaba muerta.

¿Han afectado a tu negocio sitios de la internet profunda como Silk Road?
Sí, claro. La gente cada vez está consiguiendo mejor producto a un precio más bajo en internet. He perdido a muchos de los clientes que solían comprarme una vez al mes. Ahora lo que hacen es pedir un cuarto o así para repartírselo entre amigos, les resulta mucho más económico y bastante menos arriesgado. No puedo competir con eso, así que confío en los clientes a los que llevo vendiendo mucho tiempo y también en los que me pagan siempre un extra. De todas formas, con el trabajo que tengo durante el día gano dinero suficiente.


MIRA:


Mark, 37
Traficante de metanfetamina

Imagen vía Shutterstock

Hola, Mark. ¿Puedes contarnos las peores substancias que has usado para adulterar tu metanfetamina?
Bueno, lo peor fue después de que mis ex y mi mejor amigo me engañaran. Me dijeron que habían conocido a un tipo que quería comprarme unos gramos. Me quedé un poco rayado y estaba nervioso porque no tenía dinero suficiente para pagar lo que necesitaba para pillarla, pero consiguieron convencerme y, por supuesto, nunca volví a verles. Encima, los tipos interesados en mi producto estaban de camino para recoger su pedido. Eran clientes habituales y si no les daba algo, estaba jodido.

No tenía ni material ni dinero. Decidí ir al Woolies —un supermercado australiano— y comprar unas cuantas cajas de sulfato de magnesio. Cuando llegaron los chicos, les di a probar un poco de mis reservas y luego llené las bolsas con el sulfato. Aquella noche recibí como mil mensajes suyos porque, al parecer, la pipa se puso negra en el momento justo en el que intentaron encenderla.

"Cualquiera que trafica con metanfetamina o speed lo adultera"

Los capullos seguían intentando fumársela. Entonces empecé a ponerme paranoico por si alguno de ellos iba a morirse o a joderse un pulmón. Joder, ¡solo era sulfato de magnesio ¿Tanto que fumas y te van a hacer daño unas sales compradas en un supermercado?

Estaban muy cabrados conmigo, así que me quedé un tiempo en casa de mi tía en Shepperton. Pasé de ser la víctima de un robo a estar en el punto de mira de los más chungos del barrio. Desde luego, no fue mi mejor época.

¿Entonces sigues adulterando tu producto?
Cualquiera que trafica con metanfetamina o speed lo adultera. En Australia utilizamos metilsulfonilmetano cristalizado. Normalmente con ocho bolas conseguimos una onza, y de ahí es de donde sacamos los beneficios extra. Pero he oído casos mucho peores. Algunos adulterantes mandan a la gente al hospital. Un tipo que conozco estuvo tosiendo sangre durante seis meses pero siguió fumando. ¡Vaya droga más chunga!

¿Qué repercusiones ha tenido la black web en tu negocio?
Si te soy sincero, ninguna persona que conozco compra material en esos sitios. Quizás porque la mitad de nosotros no sabemos utilizar esas páginas. Los drogatas no van a esperar quince días para conseguir su combustible si ni siquiera pueden esperar una hora de más de lo acordado para comprármela a mí. La mayoría de las veces saben que la droga ha sido adulterada o contaminada, pero no les importa, lo único que les preocupa es que les dé el subidón.

Tran, 24
Hierba

Imagen vía Shutterstock

Hola Tran, no me imaginaba que supieras adulterar la marihuana.
Sí, unos tipos me enseñaron a cultivarla cuando tenía 17 años. Ellos añadían distintos tipos de arena para pesar la marihuana. Cuanto más pese, más pagan por ella. Solíamos usar silicio, pero he oído que algunos clientes se han encontrado trozos de hierro y de cristal en los porros. Compañeros míos vietnamitas del instituto me enseñaron algunas técnicas y, como nadie se quejaba, no pensé que fuese muy dañino.

¿Qué es lo que te hizo dejar de adulterar tu producto?
Estaba ganando mucho dinero y no pensé que estuviese jodiendo tanto a nadie. No fui consciente de ello hasta años después de conocer a unos tipos en una manifestación a favor de la marihuana. Ellos me enseñaron la manera correcta de cultivar cannabis. De broma, le dije a uno que solía echarle espray a la droga para que pesara más y su colega casi me pega. Uno de mis amigos, que estaba enganchado la MDMA, llegó a suicidarse. Después de eso dejé de traficar. Estos chavales me hicieron abrir los ojos y ver lo mal que estaba actuando y el daño que le estaba haciendo a la gente que confiaba en mí para comprar marihuana.

Dylan, 27
MDMA

Foto: St. Albert / CC Licence 2.0

Hola, Dylan. Explícame por qué empezaste a contaminar tus productos.
Empecé a raíz de una escasez de MD que hubo hace unos cinco años. El tráfico era mi única fuente de ingresos y no podía arriesgarme a perder a mis clientes, así que utilizaba pequeñas cantidades de cristal (metanfetamina). Lo que hacía era mezclar menos de un cuarto de gramo con dexedrina y rellenaba la droga. Cuando la vendía, a mucha gente le gustaba, aunque los bajones que les daban eran muy fuertes. Uno de mis amigos, que estaba enganchado la MDMA, llegó a suicidarse. Después de eso dejé de traficar.

A tu entender, ¿la gente sigue adulterando su producto con sustancias de mierda?
Hoy en día hay unos kits para examinar la droga, y espero que la gente joven los utilice porque merecen la pena. Desde que salieron al mercado, muchos de los traficantes que conozco ya no adulteran su producto. A algunos de estos tipos les importa muy poco lo que meten en la droga, pero actualmente todo el mundo es más cuidadoso porque pueden ser descubiertos y perder su negocio.

Uno de mis amigos, que estaba enganchado la MDMA, llegó a suicidarse. Después de eso dejé de traficar

Háblame del efecto de Silk Road en el mercado de la MDMA.
Los kits para examinar la droga están teniendo mayor efecto en el mercado australiano de la MDMA. Los proveedores importan material a través de los sitios web que lo venden porque es un producto más seguro. De esta forma, pueden adulterar su mercancía con sustancias menos dañinas y no sentirse culpables por ello. De esta forma, los clientes siguen recibiendo un material decente y limpio sin la mierda que le meten aquí en Australia.

Aquí tenemos que importar MDMA si queremos conseguir un producto de la misma calidad que los fármacos. Las cocinas clandestinas nunca podrán competir con el material que se hace en Israel, aunque dispongan de los mejores productos químicos y de los mejores equipos. ¡Ni de broma!

Sigue a Mahmood en Instagram

Tagged:
cocaine
MDMA
cocaina
narcotráfico
tráfico de drogas
narcotraficantes
metamfetamina