ETS

VPH: Síntomas, tratamientos y hechos

Probablemente tienes, has tenido o tendrás el Virus del Papiloma Humano en algún momento de tu vida.
04 Octubre 2017, 4:00pm

Lamento darte esta noticia, pero lo más probable es que tienes, hayas tenido o tendrás por lo menos un tipo de VPH en algún momento de tu vida. Y no me refiero sólo a algunas personas, sino a toda la gente sexualmente activa. Según los Centros de Control de Enfermedades y Prevención, el VPH —más conocido como Virus del Papiloma Humano— es la infección de transmisión sexual más común, casi 80 millones de personas se encuentran infectadas en Estados Unidos, lo que equivale casi a un cuarto de la población. Como no soy médico, creo que la mejor manera de informarte será a través de un esquema tipo sándwich: buenas noticias, malas noticias y buenas noticias.

¿Cómo puedo saber que estoy contagiado?
Seguramente no lo sabrás. Lo bueno es que la mayor parte del tiempo, el VPH se va solo, sin causar problemas a la salud. Alrededor del 90 por ciento de los casos que afectan el tracto genital son asintomáticos y se resuelven en dos años. Las malas noticias es que existen más de 40 tipos de VPH y algunos pueden causar verrugas genitales o incluso cáncer. Deberías acudir a tu servicio médico si notas cualquier protuberancia o grupos de protuberancias que se unan y tengan forma de coliflor. Por el lado amable, las verrugas genitales son tratables con medicamentos recetados. Además, el tipo de VPH que las causa no es el mismo que provoca cáncer, así que es poco probable que ambos te ataquen.

Bueno, haremos una especie de club sándwich, pero aguanta.

¿Cuál es el peor escenario?
Algunos tipos de VPH causan cambios en tu cuerpo que pueden provocar cáncer en varios años o hasta décadas. El papiloma es responsable de la mayoría de tipos de cáncer cervicales; así como algunos tipo de cáncer de vulva, vagina, pene y ano. Incluso puede causar cáncer en la parte posterior de la garganta, la base de la lengua o las amígdalas. La gente con sistemas inmunes debilitados corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer a partir del VPH. Y sólo las mujeres mayores a 30 años consiguen pruebas de VPH para monitorear el cáncer cervical. Para mujeres más jóvenes, las pruebas rutinarias son la mejor herramienta, según la Coalición Nacional de Cáncer Cervical.


Relacionados: Arráncate un cacho de útero para salvarte del papiloma


¿Cómo me puedo proteger?
Utilizar condones de látex ayuda a prevenir la propagación del VPH que se transmite durante el sexo vaginal, anal y oral. Pero debido a que el virus puede infectar zonas que el condón no cubre, no estarás completamente protegido. El papiloma también puede transmitirse cuando una persona infectada no muestra signos o síntomas. Y como se pueden desarrollar los síntomas años después de contraer el virus, puede ser difícil saber cuándo ocurrió la infección.

La ciencia al rescate
En 2009, una vacuna —Gardasil— fue introducida para prevenir los nueve tipos de VPH que causan la mayoría de tipos de cáncer y verrugas genitales. La CDC la recomienda para todas las personas entre 9 y 26 años, cuanto más temprano se obtenga la dosis mejor. En algunos casos podrás recibirla de forma gratuita, pero si no, vale la pena pagar un costo de 150 o 200 dólares por dosis (usualmente se requieren tres dosis)**, ya que para las mujeres el Papanicolau sólo indica cualquier "anomalía", una prueba de VPH sólo diagnostica infecciones del cérvix y, por desgracia, no hay pruebas para los hombres.**

Hasta ahora, la vacuna contra el VPH ha producido resultados positivos en cuestión de salud pública. Un estudio realizado por el Centro Nacional para las Estadísticas sobre la Salud publicado en 2016 descubrió que desde la introducción de la vacuna en 2006, la prevalencia de los cuatro tipos de VPH focalizados ha disminuido un 64 por ciento entre las mujeres de 14 a 19 años, y un 34 por ciento entre las mujeres de 20 a 24 años. Aún hay esperanza.