FYI.

This story is over 5 years old.

Una niña de 8 años se convierte en la primera paciente de marihuana medicinal de México

Graciela Elizalde sufre 400 crisis convulsivas al día. Una exención permite a su familia importar un cannabinoide para su tratamiento, lo que sienta un precedente en la lucha por la legalidad de la marihuana y sus derivados en el país.
14.9.15
Imagen por Daniel Becerril/Reuters

Una niña de ocho años de edad se ha convertido en la primera ciudadana mexicana a quien se le ha permitido el uso de un producto derivado del cannabis para fines terapéuticos, superando la habitual rígida visión oficial que impera en el país en materia de drogas.

Aun así, el gobierno mexicano parece esforzarse en destacar que la decisión del martes pasado de permitir un cannabinoide para tratar a Graciela Elizalde, de 8 años de edad, no significa que la marihuana o los productos derivados hayan sido legalizados.

Publicidad

Sin embargo, el movimiento parece sentar un significativo precedente que podría alterar la política de drogas en el país, según opinaron algunos activistas a favor de la legalización.

México ha experimentado significativas olas de violencia en la guerra contra las drogas desde que el gobierno envió a los militares a las calles para luchar contra los cárteles del narcontráfico en el 2006. El consumo de pequeñas cantidades de marihuana fue despenalizado en México en 2009.

Elizalde padece el síndrome de Lennox-Gastaut, que causa hasta 400 ataques epilépticos diarios, y que le impide caminar, hablar, o asistir a la escuela. Los padres de la niña, Raúl Elizalde y Mayela Benavides, probaron todos los tratamientos disponibles legalmente para aliviar los síntomas de su hija, incluyendo una cirugía cerebral.

Pero nada detuvo las convulsiones, y los padres de Graciela decidieron recurrir a una campaña pública en redes sociales para presionar a las autoridades mexicanas para que aprobaran un tratamiento cannabinoide para Graciela. Los padres de la niña dijeron a los periodistas que tomaron conciencia que un creciente número de casos de Lennox-Gastaut estaban siendo tratados con el CDB, el cannabidiol no psicoactivo con propiedades medicinales que puede ayudar a suprimir la actividad convulsiva.

Este tipo acaba de pasar 20 años en prisión por vender hierba — y por fin sale. Leer más aquí.

El uso de cannabis para el tratamiento de enfermedades es legal en algunos estados de Estados Unidos, algunos países de Europa, y en Canadá, pero las autoridades mexicanas han sido reacias a ofrecer una manto legal para su uso y su importación, independientemente de las necesidades del paciente.

Publicidad

Los padres de Elizalde presentaron una petición para que el gobierno haga una exención especial a la ley y permita la importación de un tratamiento cannabidiol para su hija.

La respuesta llegó finalmente el martes, cuando Cofepris, la Autoridad Reguladora Nacional para la Protección contra Riesgos Sanitarios que supervisa las importaciones de medicamentos, acordó permitir la importación de Epidiolex, un medicamento fabricado por la compañía británica GW Pharmaceuticals, que todavía está en fase de desarrollo.

"Estamos felices," dice Raul Elizalde, el padre de la niña, a AFP. "Es nuestra última esperanza".

El medicamento podría llegar al país en el transcurso de esta semana..

Sin embargo, la declaración de Cofepris sobre esta decisión también señaló que este fallo sólo será válido para el caso de Graciela. "Cabe señalar que esta sentencia no autoriza la importación de marihuana en ninguna de sus formas," se lee en la declaración oficial de la agencia.

Por otro lado, Patricio Casso, un asesor de la Cofepris, expresó más tarde que los cannabinoides no son ilegales en México, mientras que la planta de cannabis sí lo es. Aseguró que la exención para la familia Elizalde está relacionada con el hecho de que la droga Epidiolex no ha sido totalmente examinada y aprobada por la agencia nacional de salud.

"Si existiera alguien en la misma situación, no requeriría de un amparo", dijo Casso a El Universal TV.

Ciertamente, el caso de Graciela no es el único en el país. Defensores de la legalización de la marijuana tienen la esperanza de que el caso de la niña de ocho años de edad llegará al Congreso de México y abrirá las puertas para una eventual legalización del cannabis.

"Las autoridades se dieron cuenta de que van a tener que avanzar en el uso terapéutico de la cannabis por las buenas o por las malas", dijo a El País Aram Barra, una activista que promueve la legalización de las drogas. "Y parece que lo están haciendo por las buenas".

México interviene varios invernaderos de marihuana enormes dirigidos por colombianos. Leer más aquí.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @vicenewsEs