FYI.

This story is over 5 years old.

Estas son las ciudades con el aire más contaminado, según la OMS

La Organización Mundial de la Salud asegura que la contaminación del aire ha crecido 8 por ciento en el mundo. Y mientras la mayoría de los países ricos se han limpiado, 98 por ciento de las naciones más pobres están debajo del estándar global.
Foto di Rupak De Chowdhuri/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cuatro de cada cinco ciudadanos del mundo viven en lugares con aire deplorable, lo que incrementa las probabilidades de muertes prematuras por enfermedades de pulmón o del corazón, informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La contaminación del aire en zonas urbanas subió un 8 por ciento en casi 800 ciudades con más 100.000 habitantes que fueron incluidas en la encuesta de la OMS. Las ciudades con más smog fueron — como es costumbre — aquellas al este del Mediterráneo y en el sureste de Asia, donde la contaminación del aire en dos tercios de las ciudades tuvo un incremento del 5 por ciento o más en hollín y concentraciones de finas partículas. Los registros más altos sobrepasaron los estándares recomendados por la agencia de las Naciones Unidas.

Publicidad

La OMS culpa a la contaminación del aire por las muertes prematuras de más de 3 millones de personas cada año. Y, como es común ver con otros problemas ambientales, los países más ricos han mejorado mucho en comparación con los países más pobres.

La contaminación mata a 5,5 millones de personas al año y más de la mitad en India y China. Leer más aquí.

"En general, los países desarrollados han abordado la contaminación del aire de una forma más consistente y han experimentado una mejora en la calidad del aire", comenta la doctora Agnes Soares, consejera regional de epidemiología ambiental de la Organización Panamericana de la Salud, la afiliada regional de la OMS para las Américas.

El estudio arroja que el 98 por ciento de las ciudades más grandes en países con ingresos medianos y bajos no cumplieron con las pautas de la OMS. Pero incluso en naciones con ingresos mayores, el 56 por ciento también falló.

En lugares como la Ciudad de México, donde se ha estado trabajando para limpiar la evidente densidad de su aire, los resultados no han sido los indicados para alcanzar las metas de la OMS, explica Soares.

Autos, corrupción y cambio climático ligados a la contaminación de la Ciudad de México. Leer más aquí.

Los problemas más grandes tienden a darse en países donde todavía dependen de estufas para cocinar y que carecen de energía eléctrica confiable, dijo Soares.

"Por ejemplo, en Haití más del 90 por ciento de la población utiliza carbón o madera para cocinar", explicó. "Este es el factor de mayor contribución, pero también afecta mucho el uso de diesel para generar electricidad".

Publicidad

Por otra parte, en los países en vías de desarrollo, el aumento del tráfico y plantas de energía que funcionan con carbón tienden a aportar a las cifras de la contaminación.

"El desarrollo en sí no es malo y la industrialización puede ser buena", comentó. "Pero si queremos mejorar la salud de las personas, tenemos que pensar cómo controlar la contaminación del aire".

La OMS incluye en su informe lecturas de los dos agentes contaminantes más comunes: finas partículas, más pequeñas que 2,5 micrómetros, y partículas más grandes de hasta 10 micrómetros, o cerca de una décima parte del ancho de un cabello humano. La agencia recomienda que la concentración de dichos contaminantes no sean mayores a los 20 micrómetros por metro cúbico de aire de PM 10 y no más de 10 de PM 2,5.

Eliminar dichos contaminantes puede dar rápidos resultados, opina el doctor David Peden, director del Centro de Medicina Ambiental de la Universidad de Carolina del Norte: cuando Atlanta restringió el tráfico alrededor de las grandes zonas de la ciudad para los Juegos Olímpicos de verano de 1996, los doctores registraron una disminución en los casos relacionados con el asma. También mencionó que Pekín obtuvo resultados similares cuando intentó limpiar el aire de cara a las Olimpiadas de 2008.

'El desarrollo en sí no es malo y la industrialización puede ser buena, per tenemos que pensar cómo controlar la contaminación del aire'.

Publicidad

"Básicamente lo que hicieron fue cerrar las industrias por un par de semanas y la gente no podía manejar sus autos, sólo unos cuantos días a la semana", comenta Peden. "De alguna forma fue algo draconiano para los habitantes. Pero se logró tener aire más limpio durante los Juegos Olímpicos y conforme las restricciones fueron disminuyendo, la contaminación regresó".

Peden señala que existen formas menos dramáticas para reducir la contaminación, "pero creo que la solución final para todo esto es la ingeniería".

¿Cómo Twitter puede ayudar a combatir el cambio climático? Leer más aquí.

"La solución será desarrollar y aprovechar las fuentes de combustible que no requieren de la quema de carbón para generar electricidad, calentar agua, y darnos energía para hacer lo que necesitamos hacer en el día a día", afirma. "La solución tiene que abarcar todo esto. Pero por lo mientras, ser más eficiente y tal vez quemar menos carbón cuando el aire se quede atrapado, podrían ser intervenciones más útiles".

Soares menciona que los mandatarios nacionales deberían ver a la contaminación como un problema de salud que podría acabar con los presupuestos rápidamente.

"Esto no sólo incrementa la mortandad —también hay una disminución en la expectativa de vida—, también incrementa el número de personas con discapacidad que viven muchos años bajo tratamiento", explicó. "No es sólo un martirio para las personas, y sus familias, también para el sistema de salud".

Publicidad

Dos ciudades comparten el dudoso honor por tener el peor aire en el mundo: Zabol, al sureste de Irán, obtuvo las concentraciones más altas de PM 2,5, con un promedio de 170 micrómetros por litro, y Onitsha, al sur de Nigeria, sobrepasó a Zabol y a la ciudad pakistaní de Pashawar con un registro de PM 10 de 594.

Pekín, ciudad asociada al smog desde la rápida industrialización del país, quedó clasificado en el lugar 59 con un registro de PM 2,5 de 85. Su registro de PM10 de 108 fue bueno para su clasificación en el puesto 156.

El aire más limpio de la encuesta fue para Sinclair, un poblado de Wyoming con alrededor de 420 habitantes en las altiplanicies desérticas entre Cheyenne y Salt Lake City. Sinclair logró un promedio de PM 2,5 de 2 y un conteo de PM 10 de 3.

Sigue a Matt Smith en Twitter: @mattsmithatl

_Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES_