FYI.

This story is over 5 years old.

Obama visita una prisión para promocionar su reforma de la Justicia Penal

El jueves Obama se reunió con presos y funcionarios del Departamento de Justicia en la prisión de El Reno en Oklahoma.
Imagen vía VICE

Durante una visita histórica a una prisión federal en Oklahoma el jueves, el presidente de los EE.UU., Barack Obama, dijo que los jóvenes son propensos a cometer errores y que el sistema de justicia penal tiene que servir para determinar cómo se les puede tratar y reformar.

Obama hizo estas declaraciones en El Reno, la prisión federal en Oklahoma, donde se reunió con seis reclusos y funcionarios de la prisión como parte de un programa especial que se emitirá este otoño en HBO.

Publicidad

La visita fue la primera en la que un presidente accede a una instalación de un correccional federal, y se produjo en medio de una semana de acciones y eventos que destacan las injusticias de un sistema que, según dijo afecta desproporcionadamente a las comunidades minoritarias y está costando a los contribuyentes en exceso, mientras que las tasas de rehabilitación de los presos es aún demasiado baja.

En la prisión de seguridad media para delincuentes masculinos no violentos, Obama se reunió con seis internos. Dijo que las historias de los hombres y de los errores que cometieron, no eran demasiado diferentes a los que el presidente hizo en su juventud, cuando admitió que fumó marihuana y consumió cocaína.

"Cuando ellos describen su juventud y su infancia, se trata de personas jóvenes que cometieron errores que no son tan diferentes de los errores que cometí yo y los errores que muchos de ustedes hicieron", dijo Obama a los periodistas después de la reunión. "La diferencia es que ellos no tienen el tipo de estructuras de apoyo, las segundas oportunidades, los recursos que les permitan sobrevivir a esos errores".

Estados Unidos necesita distinguir entre criminales violentos y personas que están "haciendo cosas estúpidas", dijo Obama, quien agregó que muchos jóvenes que terminan en la cárcel por delitos de drogas no violentos crecieron en entornos en los que el tráfico de drogas es frecuente. Condenar a esas personas con décadas de condenas es lo que está contribuyendo a la superpoblación del sistema de prisiones del país, y más recursos deben ser dirigidos a la educación, el apoyo y la rehabilitación, dijo.

Publicidad

Después de su reunión privada con los internos, el presidente fue llevado a observar el interior de una celda de la prisión sin ocupar.

"Tres hombres adultos en una celda de 9 x 10", dijo, mientras miraba a los escasos muebles de la célula, entre ellos un inodoro, una cama litera y una tercera cama colocada contra la pared. "El hacinamiento como es algo que tiene que ser tratado".

El Reno actualmente alberga a unos 1.300 reclusos de una población nacional total de reclusos de alrededor de 2,2 millones.

El martes, el presidente quiso dar un empuje a su reforma en Filadelfia, donde se dirigió a los líderes y miembros del grupo de derechos civiles más grande y antigua de la nación. Allí, en la 106 convención anual de la NAACP, Obama expuso un amplio paquete de propuestas para reformar las comunidades, los tribunales, y bloques de celdas en un esfuerzo por reequilibrar un sistema históricamente "sesgado por la raza y la riqueza".

En imágenes: un paseo por el túnel que El Chapo Guzmán utilizó para escapar en México. Leer más aquí.

Imagen vía Evan Vucci/AP

Obama el jueves también destacó la necesidad de un apoyo bipartidista para influir en el cambio legislativo que haría que la condena más justa, incluyendo al acortar las penas de cárcel para los presos no violentos, y poner fin a un sistema de encarcelamiento masivo que actualmente está costando a los contribuyentes unos 80 mil millones de dólares cada año. Actualmente los EE.UU. tienen un 5 por ciento de la población mundial, pero alberga el 25 por ciento de los presos del mundo, dijo.

Publicidad

Obama añadió a principios de esta semana que estaba esperanzado con que el Congreso se reuniera para abordar el tema, aunque ya ha "existen algunos compañeros de viaje reacios" en el Capitolio. Republicanos y demócratas ya han co-patrocinado varios proyectos de ley que implican medidas progresivas para reformar el sistema de justicia penal.

Sus comentarios el martes crearon mucha expectación entre los asistentes a la conferencia después de un año de protestas y disturbios por la desproporcionada actuación de la policía con numerosas muertes de ciudadanos afroamericanos. Obama hizo referencia a los hechos de Ferguson, Baltimore y Carolina del Sur, entre otros, y dijo: "Las estadísticas no pueden ser ignoradas. No podemos cerrar los ojos nunca más".

El lunes, el presidente conmutó las sentencias de 46 prisioneros, muchos de los cuales llevaban décadas presos por delitos de drogas no violentos. El número de conmutaciones de Obama ha llegado a 89, que es más que el número total firmado por los últimos cuatro presidentes de los EE.UU.

La visita a la prisión del presidente para empujar la reforma de la justicia penal se presenta cuando se acerca el final de su último mandato en el cargo. La Casa Blanca ha indicado que Obama podría conceder indultos a decenas de presos más antes de que su presidencia concluya.

Sigue a @ViceNewsEs en Twitter.