FYI.

This story is over 5 years old.

'El invierno va a ser duro': el frío se acerca para miles de migrantes en Europa

Miles de inmigrantes ya se enfrentan a largos viajes en el barro, bajo la lluvia y fuertes vientos mientras los frentes fríos del invierno se cierran sobre los Balcanes y Europa Central, tomando a los viajeros por sorpresa.
1.10.15
Photo par Harriet Salem
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Miles de migrantes provenientes de países pobres y devastados por la guerra que viajan hacia el norte de Europa se enfrentan a un largo, húmedo y frío viaje mientras el invierno comienza a acercarse al continente.

Unas 500.000 personas, principalmente de Oriente Medio y África, han llegado a Europa este año buscando asilo. La mayoría viajan en barco desde Turquía o Libia hacia Grecia, España o Italia, donde las temperaturas son aún cálidas. Pero en su camino, concretamente en los Balcanes y Europa Central, un frente frío repentino está tomando a muchos por sorpresa.

Publicidad

Imagen por Harriet Salem

Cerca de Zakany, cruce fronterizo de Hungría, cientos de migrantes, incluidos niños y ancianos, caminan a través de las fuertes lluvias y el espeso barro después que las autoridades croatas los trasladara en autobuses hacia el interior del país y luego los empujara en dirección al país vecino.

Muchos de ellos, vestidos con chaquetas finas y chanclas endebles, está pésimamente preparados para la caminata matutina. Otros sostienen paraguas para  los niños o visten ponchos de plástico que fueron distribuidos por una organización de ayuda en el campamento, donde han pasado la noche anterior.

"Tenemos mucho frío, hambre y no sabemos siquiera en qué país estamos en este momento", dice Bashar Ali, de 27 años de edad, a VICE News. "Todo lo que estoy vistiendo está húmedo. Todas nuestras bolsas con ropa están mojadas … los zapatos de mi esposa están filtrando [agua]". Al igual que muchos otros en el campo, los pies y las sandalias de Ali estaban recubiertas de lodo por la caminata.

Escenas similares ocurren en la frontera de Croacia con Serbia, donde una multitud se ha quedado prácticamente en tierra de nadie después que los autobuses simplemente les dejara junto a una carretera. Sin transporte a su disposición para seguir adelante hacia el siguiente país, alrededor de 500 personas, incluyendo familias con niños pequeños y bebés, se enfrentaron a una espera de dos horas en los ventosos campos sin lugar donde resguardarse.

Publicidad

Related: En imágenes: caos en Croacia mientras refugiados se quedan atrapados en los Balcanes. Ver aquí.

Imagen por Pete Kiehart

Empujando hacia el frente de la multitud, Mahmoud Bas oriundo de Damasco en Siria, llama a un médico para que ayude a su hijo pequeño que se ha desmayado mientras esperaba en el frío. "En el autobús se estaba muy caliente, pero fuera hace el frío y llueve, y se están enfermando los niños, todo el mundo está cansado, agotado, totalmente exhausto", comenta mientras médicos voluntarios echan agua en la cara de Mahoma, el niño de siete años, y le daban azúcar. Otros esperaban en el campo azotado por el viento, incluyendo una anciana en silla de ruedas paralizada de la cintura para abajo y una madre que sollozaba mientras se sentaba en el barro acunando a su hijo de siete años, quien tiene una enfermedad parasitaria.

En el improvisado centro médico de un campamento de tránsito en la parte serbia de la frontera croata, el Dr. Andja Rosique dijo que había visto un fuerte aumento en las personas con gripe, con resfriado, y con alta temperatura en los últimos días debido al clima húmedo y en enfriamiento del clima. "No es tan grave para los adultos sanos, pero los bebés, los niños, los ancianos, o los heridos pueden padecer complicaciones, especialmente de fiebre", dijo a VICE News. "El invierno va a ser duro con los que aún estén viajando, sobre todo para aquellos que tienen que dormir a la intemperie".

Publicidad

La UE acuerda distribuir a 120.000 refugiados pese a la fuerte oposición interna. Leer más aquí.

Imagen por Harriet Salem

'Lo hago para sobrevivir': cruzamos la frontera de Croacia junto a centenares de migrantes. Leer más aquí.

En una reunión de alto nivel sobre migración y refugiados, celebrada el miércoles en el marco de la Asamblea General de la ONU, la canciller alemana y el primer ministro turco hablaron de una estrategia a largo plazo para el manejo de la masiva afluencia de personas. La Unión Europea ha estado profundamente dividida en el abordaje de la crisis, con grandes divergencias entre países sobre las reglas para el registro de las solicitudes de asilo, las cuotas y el cierre de fronteras.

Con 5.000 personas llegando a Grecia cada día, la ONU advirtió que el flujo de personas podría continuar durante todo el invierno a un ritmo similar, a pesar de los riesgos que implica la travesía en barco durante los meses de mares agitados.

La travesía hacia occidente también puede complicarse aún más si se dan más cierres de fronteras. Las autoridades húngaras han dicho que están a sólo días de completar los 400 kilómetros de alambrada con púas y cercas de acero en su frontera sur que frenará a los migrantes que utilizan el país como un corredor hacia el oeste del continente.