FYI.

This story is over 5 years old.

El mundo se está quedando sin agua

Trece de lo 37 acuíferos más grandes del planeta están severamente perjudicados. Así se deduce de un estudio del suministro de agua mundial. La escasez podría provocar la agitación social.
Imagen por Sanjeev Gupta/EPA

La humanidad está agotando las reservas subterráneas de agua del planeta a una velocidad alarmante. La situación amenaza a centenares de millones de personas que dependen de ellas para sobrevivir, tal y como detalla un amplio estudio conducido conjuntamente entre investigadores de la NASA y la universidad de California, Irvine.

Veintiuno de los 37 acuíferos más grandes del mundo están perdiendo mucho más agua de la que está siendo empleada para rellenarlos, a consecuencia del crecimiento de la población y del cambio climático. Trece de las fuentes que han experimentado la disminución están pasando por momentos de "angustia significativa", entre ellos el Sistema Acuífero Árabe, que suministra líquido a Arabia Saudí, Siria, Irak y Yemen; la cuenca Murzuk-Djado del norte de África, la cuenca Indus de India y Pakistán; y el Sistema Acuífero del Valle Central, en California.

Publicidad

"Es muy grave", señaló a VICE News Jay Famiglietti, autor del informe y uno de los responsables del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. "Estamos consumiendo más agua de la que podemos renovar y lo estamos haciendo a diario y en todo el mundo".

[ooyalacontent_id="NjNGp0dDoahGTBaksIM1kJWk8vFeFLKZ"player_id="YjMwNmI4YjU2MGM5ZWRjMzRmMjljMjc5" auto_play="1" skip_ads="0"]

Los científicos analizaron en su estudio la información recabada durante 10 años por los satélites GRACE de la NASA, destinados a calibrar las anomalías en la gravedad de la Tierra provocados por los cambios en el suministro de agua.

Más de dos billones de personas en el mundo dependen de los acuíferos como única fuente para beber agua, según datos de la UNESCO. La pérdida de ese agua puede perturbar economías y despertar conflictos, especialmente en zonas del planeta que ya son inestables. Así lo aseguraba Charles Iceland, del Instituto de Recursos Mundiales.

Siria, por ejemplo, había registrado la mayor sequía de su historia en los años previos al estallido de la guerra civil, en 2011. Los campesinos, desesperados, recurrieron a las reservas de agua subterránea, que disminuyeron de tal manera que hasta obligaron a algunos de ellos a abandonar sus casas. Se estima a que alrededor de un millón de campesinos sirios fueron reubicados por las ciudades del país. Un amplio espectro de investigadores y de funcionarios del gobierno proclamaron que el masivo traslado contribuyó a alimentar el odio contra el gobierno.

Publicidad

En Yemen, donde las reservas de agua en algunas ciudades podrían agotarse hacia finales de esta década, podría enfrentarse pronto a una situación parecida, afirmó Iceland.

"La gente ve el declive de las reservas subterráneas y se preocupan: si se quedan sin agua, poblaciones enteras deberán de emigrar a otro sitio", explicó Iceland a VICE News. "Como si ya tuviesen suficientes problemas con la desintegración de su estado. Pero el caso es que Yemen podría quedar sumido en un caos todavía mayor".

En 2012 un informe del departamento de Estado concluía que la escasez de agua podría desembocar en la inestabilidad de áreas consideradas cruciales por la seguridad estadounidense a lo largo de los diez próximos años. Según advirtió el Consejo Nacional de Inteligencia, la escasez en el suministro de agua podría provocar el colapso del estado, enardecer las tensiones regionales y detener la cooperación de algunos estratégicos socios diplomáticos en algunos objetivos políticos comunes.

Pero mientas resulta evidente que las reservas subterráneas están extinguiéndose en muchos sitios, nadie sabe exactamente qué cantidad exacta de agua queda en los acuíferos mundiales. Así que no se puede calcular cuándo podrían quedarse secos, comentó Famiglietti. Muchos están enclavados a gran profundidad y en lugares de difícil acceso. Así que a diferencia de lo que sucede con el petróleo y las reservas de gas natural, estimar con precisión cuál es la reserva de agua del mundo es algo inaprehensible. Por ejemplo, las estimaciones sobre cuando podría secarse del todo el Sistema Acuífero del Noroeste del Sahara, oscilan entre los 10 y los 21.000 años.

Mientras tanto, excavar más profundamente las fuentes subterráneas está causando estragos por debajo de la tierra — además de por encima.

"A día de hoy el daño ecológico es muy grave. En California el suelo se está hundiendo y los arroyos están mermando, el nivel freático del agua está cayendo, los pozos se están quedando secos y la calidad del agua se está degradando", Famiglietti declaró a VICE News. "Realmente hemos sobrepasado los niveles críticos en sostenibilidad. Así que ayudaría un montón saber cuanta agua queda. La estamos consumiendo muy deprisa".

Sigue a Laura Dattaro en Twitter: @ldattaro