FYI.

This story is over 5 years old.

Científicos presentan nuevos planes de tecnología sostenible para colonizar Marte

Elon Musk, creador de los autos Tesla, presentó su proyecto en la Conferencia Internacional de Astronáutica, en México, el cual se basa en el reciclaje para poder llegar al planeta rojo y posteriormente hacerlo habitable.
Image via SpaceX
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Elon Musk quiere enviarnos a Marte. No hoy, no mañana, tal vez ni siquiera en el tiempo que nos queda de vida.

Sin embargo, en una ponencia en la Conferencia Internacional de la Astronáutica llevada a cabo en Guadalajara, México, el científico explicó que la especie humana no tiene otra opción.

"La historia va a abrirse en dos caminos distintos", dijo el fundador y director ejecutivo de SpaceX, una empresa de transporte aeroespacial. Si nos quedamos en la Tierra, agotaremos los recursos y nos "extinguiremos" inevitablemente, dijo Musk. Pero si vamos a Marte y lo "terraformamos", es decir, lo hacemos habitable, hay una oportunidad para la humanidad.

Publicidad

"¿Están listos para morir? Si es así, entonces son candidatos para ir", dijo el científico.

La posible misión a Marte provoca un récord de solicitudes en la NASA para ser astronauta. Leer más aquí.

Musk se encuentra trabajando en un plan para llevarnos ahí, el cual presentó ante una audiencia en Guadalajara, capital del estado de Jalisco. Previamente había hablado del proyecto, pero ahora ha presentado los detalles más amplios del mismo.

Se trata de algo mas o menos así: SpaceX tiene un nuevo "Sistema de Transporte Interplanetario" (ITS, por sus siglas en inglés). El cohete y su nuevo motor "Raptor" son los más poderosos jamás construidos, superando al Saturno V, construido por la NASA entre 1960 y 1970.

Más allá de aumentar el tamaño y el poder de los cohetes, la verdadera innovación de Musk tiene que ver con una característica de la compañía: mantener el proyecto relativamente barato, reutilizando todo lo que pueda. SpaceX planea que su ITS utilice 1.000 veces sus propulsores, 100 veces los tanques de combustible y 12 veces la nave espacial. En comparación, la nave Discovery que logró realizar 39 despegues y aterrizajes a lo largo de 27 años.

Musk quiere empezar a usar el cohete Falcon Heavy Rocket a principios de 2018, el cual comenzará las pruebas el siguiente mes de noviembre, al igual que Red Dragon y otra nave sin nombre, junto con tecnología espacial específica para Marte, antes de una misión con hombres preparada para 2025, aventajando a la NASA por al menos cinco años.

Publicidad

Cómo la vida en la Tierra podría destruir la vida en Marte. Leer más aquí.

Jonathan Goff, reconocido blogger y fundador de Altius Space Machines, una compañía incipiente de tecnología, cree que los planes que tiene Musk a corto plazo "no están lejos del alcance de SpaceX".

"Mi mayor duda es sobre la colonización de Marte", dijo Goff. "Creo que SpaceX está yendo muy rápido, apuntando a cosas grandes. Hay muchas cosas que podrían hacer con las naves Falcon Havy. Construir infraestructura, ganar experiencia y hacer una flota de vehículos que pueda transportar a cien personas de ida y vuelta a Marte".

Musk, quien reconoció durante su exposición que cuando se trata de límites de tiempo no es "el mejor para cumplir esas cosas", dijo que va a invertir lo que sea necesario para lanzar el proyecto.

"La razón por la que estoy acumulando bienes de manera personal es para financiar el proyecto", dijo el hombre, quien tiene una fortuna de casi 12 mil millones de dólares, preocupado de que la humanidad pueda perder su oportunidad de abandonar la Tierra.

Tesla, la marca de automóviles que ya dejó su primera víctima por usar el piloto automático. Leer más aquí.

"La tecnología no mejora por sí misma, sólo avanza si se aplica mucho talento de ingeniería al problema", expresó Musk. "Las civilizaciones alcanzan cierto nivel de tecnología, y luego caen muy por debajo, recuperándose apenas un milenio después".

Musk no dio muchos detalles sobre cómo podría Marte volverse habitable, ni de dónde conseguiría a los inversionistas. Quizá tampoco quiso hablar del cohete Falcone que estalló a principios de este mes. Y sin duda tampoco quiso hablar del tipo de personas que quiere enviar a Marte.

"No se trata de quien llegue primero", dijo Musk. "Lo que realmente importa es hacerlo sustentable. Esto no es un producto. Se trata más bien de minimizar el riesgo existencial y tener un enorme sentido de aventura".

SpaceX propulsion just achieved first firing of the Raptor interplanetary transport engine — Elon Musk (@elonmusk)September 26, 2016