Erlend  Øye
  Erlend Øye |Foto: Cortesía del artista

Erlend Øye, de Kings of Convenience: “los artistas que no toman riesgos son muy aburridos”

Antes de su visita a Colombia hablamos con él sobre, sus problemas de audición, black metal y su festival de música ideal.
28.2.18

Erlend Øye se toma su tiempo para responder. A veces, entre cinco y diez segundos por palabra, que puede no parecer mucho, pero es una eternidad en tiempo de periodista. Es el tiempo suficiente para dudar de por qué se encuentra uno en este oficio. “Bueno… tú sabes, ya estoy cansado de hablar de los nombres de mis bandas”, me dice. Se refiere a dos importantísimas agrupaciones de indie: Kings of Convenience, por un lado, y The Whitest Boy Alive, por el otro. Ambas bandas aclamadas por hipsters de todo el mundo y por gente con gafas con marco de carey.

Publicidad

Øye ha tenido una carrera prominente. No solo con sus bandas, sino en sus proyectos como solista, así como en sus colaboraciones. El músico noruego ha participado, por ejemplo, en temas del dúo de música electrónica, Röyksopp, y ha salido de gira con la banda de reggae islandesa Hjálmar. Como solista, Øye ha grabado dos LPs: Unrest, de 2003, y Legao, de 2014.

Fue en este último año (2014) también, que Erlend también decidió terminar con The Whitest Boy Alive, en gran parte debido a una tinnitus que, desde entonces, no le permite al músico enfrentarse a entornos muy ruidosos.

Antes de su visita hablamos con él sobre la gira y el show que dará en Medellín, Colombia; sus problemas de audición, black metal y su festival de música ideal.

***

NOISEY: Hola Erlend. Hablemos primero de esta gira. Estarás en Medellín en unos días y leí que este tour consiste en ir principalmente a ciudades en las que nunca antes has estado.

Erlend Øye: Sí. La idea es no tener un sencillo o un álbum que promocionar. Así que por eso tiene sentido viajar a sitios a los que no he ido y descubrir nuevos lugares. Pero también es algo que está en mi naturaleza. Soy curioso y me aburre viajar siempre a las mismas ciudades.

¿Y con qué te has encontrado hasta ahora? ¿Qué ha sido interesante?

Bueno, pues estuve en Córdoba, en Argentina, y sorprendentemente es una ciudad muy animada. Hay una muy buena vibra allí. Además hay unos ríos hermosos en los que uno puede nadar, y están solo a una hora de la ciudad. Y ahora estoy en el sur de Chile. Estoy en un lugar llamado Chiloé, que es como una gran isla. Hay una pequeña área en la mitad de la isla que se parece mucho a la región de la Toscana, en Italia; con las colinas alrededor y todo eso.

Publicidad

Y acabas de decir que no estás promocionando ningún sencillo o álbum. Sin embargo, ¿en qué andas últimamente, en términos de composición y música nueva?

Sí… pues bueno, no estoy promocionando ningún sencillo pero tengo muchas nuevas canciones que estoy tocando en los conciertos. Y también estoy trabajando en un nuevo álbum de Kings of Convenience desde hace unos dos años. Han sido dos años de mucho trabajo invertido en eso. Pero desafortunadamente no hemos podido terminarlo, y después de dos años yo necesitaba un respiro. Es frustrante. Tiene mucho que ver con la vida personal de la otra persona [que compone la banda]. Es difícil. No es fácil para nosotros hacerlo tan, digamos, tan eficiente como debería ser.

Entiendo. Y estas nuevas canciones que estás tocando en tus shows, ¿son acústicas, con banda? ¿Cuál es el formato?

No hay bajo ni batería, pero tienen pianos, saxofones y muchos instrumentos de cuerdas. Tengo conmigo a tres músicos de Sicilia, Italia, y el show es la mitad yo solo y la mitad con ellos.

Suena bien. ¿Y cómo te has sentido últimamente con tus problemas de audición? ¿Ha mejorado? ¿Se ha estabilizado?

Sí… pues, está igual, básicamente. Intento mantenerlo estable. Esta forma de tocar, con instrumentos acústicos, es lo que más me funciona. Si tienes batería y bajo, todo tiene que estar a un volumen medianamente alto, que es lo que yo necesito evitar. Es muy importante para mí que todo se mantenga suave. Pero sin esos elementos, intento mantenerlo a un nivel que sea apropiado para mí y ya.

Publicidad

Dijiste hace un momento que estás tocando con músicos de Italia. Sueles hacer eso, rodearte de música y músicos de muchos países. Has tocado con islandeses, en Londrés, en Berlín. ¿Has notado algo particularmente interesante en la música latinoamericana?

¡Sí! He estado con estas personas por unos dos años. Cuando me mudé a Siracusa no conocí prácticamente a ningún músico. Es un lugar muerto para la música, aunque es muy bueno por muchas otras razones. Pero ahora toco con ellos y ellos tocan mucha música de todo latinoamérica. Tocan música brasileña, cubana… canciones folclóricas de Sicilia. Saben de muchos tipos de música, y eso es muy diferente a mi crianza [musical]. Mi mente musical es muy blanca [ risas]. Pero me he juntado con ellos y poco a poco me he contaminado de diferentes tipos de vibras latinas.

Cuando te estás inspirando en nueva música, deberías tomarte dos, tres o hasta cuatro años para insertarla en tu composición. Cuando llega, está en la parte de adelante de tu cerebro y tiene que ir hasta el fondo, a hacer parte de tu consciencia, para que cuando crees una melodía esta haya cambiado un poco.

Hablando de tu crianza musical, vienes de la tierra del black metal. ¿Te interesó en algún momento el género? ¿O hay algo que eventualmente te gustaría incorporar de él?

No realmente. De vez en cuando uno escucha en el black metal la guitarra acústica arpegiada que puede sonar bien. Pero en general, nunca me interesó. Es lo opuesto a lo que yo quiero hacer. Particularmente no me interesa ser místico, ni pretender que conozco una verdad oscura de alguien o algo más [ risas].

Publicidad

¿Lo dices por todo el tema de quemar iglesias y demás?

Sí, pero…muchos fans del black metal viven fuera de Noruega, así como muchos cristianos no viven en Belén. Y, para mí… yo conozco a todos estos tipos de estas bandas. Fui al colegio con ellos. Son personas normales a las que se les olvida el shampoo y te piden prestado el tuyo en el gimnasio.

Creo que en el mundo de hoy todo está hecho para que sea muy rápido, todo muy eficiente y al punto. ¿Qué crees que tu música —que es casi lo contrario a esa idea, es acústica, downtempo , y se toma las cosas con calma— le ofrece a este frenético estilo de vida de hoy en dia?

No lo sé. Creo que mi música brinda una atmósfera amigable. SI el show fue bueno, al final vamos a parecer un gran grupo de amigos; la banda y la audiencia. Y creo que, en el mundo de la música, yo hago las cosas muy diferentes que otras bandas porque yo, de hecho, paso tiempo en los lugares a los que voy e intento conocer estos sitios. Hay muchas bandas estadounidenses o inglesas con agentes que buscan agendar la mayor cantidad de shows en la menor cantidad de tiempo posible y con la menor cantidad de plata posible. Como ellos no van al viaje no les importa. Pero para mí… la música siempre será una plataforma para poder viajar, para poder conocer algún sitio.

Por último. Si pudieras curar un festival de música en este momento, ¿dónde lo harías y a qué bandas incluirías?

Lo haría en un espacio natural al que sea un poco difícil llegar. De esa forma hay una especie de selección natural de gente a la que no le moleste un poco de estrés. Y preferiblemente escogería un lugar al que la gente no haya ido nunca, para que exista ese premio. Así, la gente vendría por la música, pero llegaría y se encontraría con este lugar, el valor agregado. Y en cuanto a las bandas… ¡Buscaría un montón de bandas que toquen en vivo! Gente que no use computadores. Creo que hay muchas personas que están tocando música desde sus computadores, y luego tocan batería o algo al lado, y creo que eso es muy aburrido. Como que no se atreven a tocar realmente en vivo porque, sabes, cuando lo haces, las cosas pueden salir mal. Pero los artistas que no toman riesgos son muy aburridos para mí.

***
Erlend Øye se presentará el 20 de marzo en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo en Bogotá como sideshow de la décima edición del Festival Estéreo Picnic.

1549975767617-Erlend-Oye-Precios