Dinero

Así ha sido mi vida desde que gané la lotería

Hablamos con Melissa Ede, quien ganó millones de dólares en Año Nuevo.
Melissa después de ganar la lotería. Foto: SWNS | VICE UK

Hace tres años, hice un documental en VICE sobre Melissa Ede, una mujer trans que trabajó sesenta horas en una semana como taxista en Hull. La película la siguió mientras se preparaba para despedirse de la vida en la Tierra para trasladarse a Marte como parte del Proyecto Mars One, un viaje en el que desafortunadamente, ella no terminó clasificando. Eso sí, la película no fue solo eso: también mostró que Melissa era divertida, amable y trabajadora, y demostró que hacer la vida mejor para las personas trans era lo que la impulsaba.

Publicidad

El mes pasado, después de comprar un 'raspa y gana' en una gasolinera antes de su turno, ganó 5,6 millones de dólares (unos 16 mil millones de pesos). La noticia me hizo llorar y mi corazón se estremeció, y me recordó que, a veces, a las buenas personas les pasan cosas buenas. El fin de semana pasado, llamé a Melissa para ver cómo había sido su vida desde que ganó la lotería.

VICE: ¡Mel! Soy yo, Daisy.
Melissa Ede: Hola, mi querida. ¿Cómo estás?

¡Solo puedo decirte que te felicito! Estoy muy feliz, Mel.
Es increíble, realmente, ¿no? Solo pasa en mi mundo.

¿Esto te hizo creer en un poder superior o algo así? ¿Crees que hubo una intervención divina?
Para ser sincera contigo, realmente creo sinceramente que sí. Si crees en algo suficientemente, puedes materializarlo. Obviamente hay alguien allá arriba ayudándome. Quién sabe, ninguno de nosotros sabrá esto hasta que se acabe nuestro tiempo en la tierra.


Lea también:


No es una cantidad pequeña de dinero. Quiero decir, si yo ganara 140 mil dólares (420 millones de pesos) estoy segura de que estaría celebrando como nunca.
Hasta ahora, desde que gané, solo he gastado en efectivo 28.000 dólares (84 millones de pesos). Pienso, 'tengo otros 112.000 dólares (336 millones de pesos) antes de gastar 140.00 dólares (420 millones de pesos)'. Luego tengo diez antes de que haya gastado un millón, y luego tengo cuatro millones, y es como, '¡puta, eso es mucho dinero!' Mi pareja y yo todavía salimos a comprar rebajas. Vamos al supermercado y somos como, 'ah, no compremos esto, podemos conseguirlo en la calle más barato".

Publicidad

Nos reímos, porque pensamos: '¿por qué estamos haciendo esto? ¡somos millonarios!'. Pero también podríamos ahorrar dinero, ¿no es así? Lo primero que la gente normalmente haría sería salir y comprar un gran carro. Yo compré uno modelo 2011. Mis amigos dicen: 'Mel, este dinero ni siquiera te ha cambiado'. Pero, ¿por qué debería? Sigo siendo la misma persona, pero con más dinero en el banco. Eso no me va a cambiar.

¿Puedes describir el momento en que te diste cuenta que ganaste?
Había ido al parqueadero, estaba haciendo la cola y necesitaba cigarrillos para la noche. No sé por qué, pero vi este 'raspa y gana' por el rabo del ojo. Cuando llegué al comienzo de la cola, tuve que tomar una decisión: ¿compro el 'raspa y gana' o mis cigarrillos? No sé por qué, pero solo dije: "El 'raspa y gana' número uno, el de catorce dólares. Así que lo tenía, salí, me senté en mi carro y empecé a rasparlo. Estaba sentada ahí pensando: "Por favor, que sean 140 dólares (420 mil pesos)" Era la víspera de Año Nuevo y estaba planeando ir a la casa de mi compañero para celebrar año nuevo. En veinticinco años no he tomado trago en Año Nuevo porque, como taxista, realmente no puedes permitírtelo. Así que dije "Por favor, por favor, que sean 140 dólares para cubrir la pérdida de mis ingresos".

Entonces, lo raspé, y vi un número cuatro con "mil", y pensé: 'no'. Lo miré otra vez y pensé, 'esto no es real'. Lo sostuve frente a la luz del carro y pensé, 'esto sí dice cuatro mil'. Así que salté de mi carro, volví corriendo al parqueadero, porque conocía a la mujer que estaba sirviendo, y solo dije, "Coleen, no vas a creer esto, pero me acabas de dar 5,6 millones de dólares [16 mil millones de pesos]" Ella dijo "vete a la mierda, déjame ver", y luego trató de quitármelo. Le dije: "¡no, no lo cojas!" Salí corriendo, y pensé como, '¿qué hago ahora? Necesito que alguien más vea esto'. Pensé: 'tengo que verificar que esto sea real'. Así que conseguí el teléfono para reclamar el dinero de la Lotería Nacional, llamé, y eso fue todo. Llamé a mi pareja y le dije: "no vas a creer esto, pero acabo de ganar 5,6 millones de dólares". Ella dijo: "vete a la mierda, imbécil". Así que nos encontramos y ella misma lo vio. ¡Tuvimos un Año Nuevo increíble!

Publicidad

Sé que no siempre fue fácil, ¿verdad? ¿Cómo era tu vida antes de ganar?
Era supervivencia, eso es todo lo que era. Sobreviví. Pasé día a día, a veces simplemente viviendo con el cereal del desayuno. Esa era mi vida. Dieciséis, diecisiete horas de trabajo. Trabajar, dormirme, levantarme e irme a trabajar. Solo luchar y luchar para pagar cuentas. Eso era todo lo qué era. Supervivencia. Honestamente, teniendo en cuenta cómo fue, no le desearía mi vida a nadie. Mi trabajo se puso muy peligroso, porque yo era conocida. Me han atacado tres veces en los últimos años. Dos de los atacantes fueron acusados de agresión, pero se salían con la ayuda de la policía porque nunca antes habían tenido problemas con la ley.

¿Estos fueron los ataques de odio trans a los que fuiste sometida?
No admitieron eso, porque sabían que era una ofensa que podría llevarlos a la cárcel, solamente admitieron la agresión. No admitirían el odio. Fue difícil. Pero eso no me detuvo a ser yo misma.


Lea también:


Decidiste hacer público que habías ganado, ¿cierto? Esto no es tan común.
Decidí hacerlo público, Daisy, porque no había forma en esta Tierra que fuera a guardar silencio. Le dije a la Lotería Nacional que quería hacerlo público. Entonces, organizaron una rueda de prensa. Ese fue uno de los momentos más increíbles de mi vida. Nunca había sentido algo así. Había mucha gente interesada en todo lo que yo estaba haciendo. Fue un momento increíble. Yo siendo capaz de contarle a la gente mi historia: fue un momento increíble .

Publicidad

¿Fuiste directamente a las tiendas a comprar un montón de cosas?
No, porque en ese momento no tenía dinero. El día antes de la rueda de prensa, la gente de la lotería fue para verificar que todo estuviera bien con el 'raspa y gana' y para comprobar quién era yo: con verificaciones de antecedentes, entre otras cosas. Llevaron a un banquero privado de su elección, quien establecía el banco privado para la entrada de los 5,6 millones de dólares. Pero como el dinero no entraba inmediatamente, todavía no tenía absolutamente nada.

Dije: "Ni siquiera tengo nada que ponerme para la rueda de prensa de mañana". Así que él dijo, "¿qué tal un sobregiro?" No pude obtenerlo porque mis ingresos eran muy irregulares. Hasta ese día, conseguir comida era cuestión de dinero, a pesar de que había ganado la lotería. Entonces el banquero me consiguió un sobregiro. En ese momento, cuando obtuve esos 1.120 dólares (3.360.000 pesos) , pensé '¡Wow, aquí vamos!' Fuimos de compras, conseguimos ropa y luego yendo a la casa compramos comida en McDonald's.

¿Mucha gente de tu pasado apareció otra vez después de que ganaste?
Sí, lo hicieron. Tristemente, mis papás murieron el año pasado, así que no me vieron ganar. Pero ni siquiera ellos me hablaban antes de morir. Ni siquiera sabía que habían muerto hasta después de que se fueron, porque su deseo era que no estuviera en el funeral. Muy triste, en serio, pero no puedo hacer nada al respecto.

Publicidad

Desde que se anunció que había ganado, mis hijos volvieron a contactarme. ¿Era por el dinero o porque estaban intentando que nos volvieramos a conectar? Los dejé a todos en mi testamento. Hice un testamento porque, con ese tipo de dinero, si algo me sucede, el dinero no iría a los lugares que quiero. Todo ha sido pensado. Voy a quitarle la carga financiera a mis amigos y también, a mis familiares. Creo que la belleza de tener este dinero es poder ayudar a las personas que me han apoyado en tiempos difíciles.

La gran pregunta: ¿Vas a usar algo de tu dinero para llegar a Marte?
Daisy, de lo que me he dado cuenta desde que apliqué para hacerlo, es que intentar ir a Marte es como intentar poner un ratón en un microondas. Yo solo explotaría y me consumiría. Soy demasiado joven para hacer eso y disfruto mucho la vida como para hacer eso ahora. Incluso la NASA no puede aterrizar en Marte. Podría haber sido un poco inconsciente de todo en ese momento, pero ya no. No voy a ser ese ratón.

Además, estás ocupada dejando tu marca en la Tierra.
En ese momento, lo habría hecho. Me hubiera encantado haber sido la primera persona trans en el espacio. Me hubiera encantado ser la primera persona transgénero en poner un pie en Marte. Solo por el hecho de la ayuda que hubiera podido dar a otros en este mundo odioso. Ese fue mi mensaje. Pero creo que mi mensaje puede ir mucho más lejos permaneciendo en la Tierra y compartiendo mi vida con la gente.

Gracias, Melissa.

@dsyhdsn

Este artículo apareció originalmente en VICE UK.