Floorplan, el house y el techno como religión

Platicamos con Robert Hood sobre su experiencia en Underground Resistance, las mejores máquinas para el techno y la música como religión.
Foto del Facebook Oficial de Robert Hood // Floorplan.

Robert Hood fue miembro fundador de Underground Resistance (UR), junto con Jeff Mills y Mike Banks, el influyente colectivo artístico cuyas producciones de la década de los 90, fueron la génesis de un brillante e innovador movimiento del techno de Detroit.

Después del quiebre con UR, Robert siguió produciendo su propia música, siguiendo una línea de enfoque al soul y creó su propio sello, primero bajo el nombre de Hardwax, que después se convirtió en M-Plant. En 1996 lanzó su proyecto Floorplan, esta vez encaminado al house y presume múltiples sampleos vocales, casi todos tomados de música gospel. Con este alias produjo diversos discos; y del 2002 al 2010 estuvo en descanso, pero a su regreso Hood ya era ministro de una iglesia, y varias veces ha declarado que Dios le dio la tarea de poner un mensaje evangélico, en su música. Para él, la electrónica y el mundo religioso están conectados directamente, “el house proviene directamente del gospel, para mi la música es una forma de predicar la palabra de Dios, cuando estoy en frente a las tornamesas es como si estuviera en un púlpito, estoy predicando el mensaje del amor”, ha dicho al respecto.

Publicidad

La más reciente producción de Floorplan es ultra especial porque comparte las decks con su hija, Lyric Hood, acto que podremos disfrutar en el festival Bahidorá este fin de semana. Vía telefónica platicamos con Robert sobre su pasado y la relación con su hija en el presente. Esto es lo que nos contó:

Thump en Español: ¿Nos puedes contar que es lo más significativo de tu experiencia con Underground Resistance?, ¿qué es lo que más disfrutabas de aquellos tiempos?
Floorplan: Tengo muchos recuerdos muy significativos de ese entonces, pero lo que probablemente disfrutaba más eran las sesiones de estudio, los sets en vivo. Recuerdo mucho nuestros viajes juntos, las noches enteras en el studio grabando una sesión, y la oportunidad de escuchar y aprender de mis compañeros, eso también fue algo realmente especial.

Respecto a las fiesta de techno en Detroit durante la década de los 80, ¿qué recuerdos tienes?
Cada vez que tenía la oportunidad de ir a esas fiestas underground en Detroit, podía darme cuenta que algo único estaba sucediendo, que un nuevo movimiento estaba surgiendo y y me sentía muy agradecido de ser testigo. Ya fuera a través de la música o de las fiestas especiales que sucedían en un fábricas abandonadas, que llamábamos Underground Nation, no sólo yo me daba cuenta de que algo increíble estaba sucediendo, un movimiento estaba emergiendo de Detroit.

Siendo niño, escuchaban jazz en tu familia, ¿qué te quedó de estar expuesto a este género?
Esa experiencia de vida fue algo maravilloso, poder escuchar desde muy joven proyectos de soul y jazz fue algo que me marcó definitivamente. Simplemente poder sentarme y escuchar cómo esa música y su sonido tan peculiar está estructurado. Mi papá y mi tío eran grandes fans de la música, recuerdo mucho estar escuchando música siempre con mi tío, quien tenía una tienda de discos en Detroit, así que fue gracias a él en su mayoría, que me expuse al jazz, al funk y al soul. Fue increíble ser un niño en los años 70. Cuando mi tío murió el pasado diciembre, me dejó su colección de discos, aproximadamente tres mil discos. Es una colección fabulosa y de niño siempre soñaba que algún día yo tendría esa colección, así que me dejó un gran legado.

Publicidad

¿Quiénes son tus músicos favoritos de jazz y qué discos nos recomendarías que escuchemos?
El cantante, vibrafonista y compositor de jazz, acid jazz y R&B, Roy Ayers, es uno de mis favoritos. También George Benson me parece asombroso, él es cantante, compositor y guitarrista de jazz, funk y soul, escuchen su disco In flight. No dejen pasar ningún disco de Quincey Jones. También les recomiendo al saxofonista Robert Washington Jr., su disco Mister Magic es excepcional, y por último el Breakin' Away, del cantante Al Jarreau. Todos estos músicos y títulos están en mi playlist diario.

¿Cómo experimentaste la separación con Underground Resistance y cómo fue que conceptualizaste el minimal techno?
Llegué a este concepto de techno simple y despojado de sofisticación, mientras aún estaba en Underground Resistance. Comencé a grabar algunos tracks con ritmos muy básicos y me di cuenta que si la música está completa y le puede hablar a tu alma, en realidad no necesitas sobreproducirla. Siempre he sido así, siempre he trabajado con pocas piezas de equipo, y me gustan las que se pueden transportar fácilmente, para así poder producir en donde sea, hasta sentado en el parque. La separación con Underground Resistance fue principalmente un rompimiento con Jeff Mills, de un momento a otro pude darme cuenta que nuestra relación estaba fracturada y que íbamos ya en diferentes caminos porque teníamos ideas muy diferentes. Creo que Underground Resistance tuvo su tiempo y cumplió su función como equipo productor, sello discográfico y como colectivo de arte, pero comenzamos a tener nuestras propias ideas sobre el rumbo que debía llevar la música y ese fue el inicio del fin.

Hablando más sobre sintetizadores, ¿qué máquinas son tus favoritas para producir?
En estos momentos mi favorito es el sampler Electribe de KORG, porque simplemente hace todo lo que yo necesito, en cuanto a que manipula el patrón instantáneamente. Tengo tres, dos los uso como samplers, y el tercero como groove box y drum machine. También me gusta mucho su portabilidad y la facilidad que te dan para utilizarlos sin tener que sumergirte por completo en el manual de uso. La única desventaja que le veo es la cantidad de notas que puedes tocar al mismo tiempo.

¿Qué nos puedes contar sobre tu sello M-Plant?
M-Plant he sido únicamente yo siempre, eso sucede porque soy muy selectivo con mi propia música y el tipo de estética que ambiciono para el sello, que es básicamente house con influencia de soul.

Platícanos sobre la conexión con tu hija, ¿cómo ha sido la experiencia musical con ella?
En algún momento, mi esposa y yo tuvimos la idea de incorporar a Lyric en este mundo, pero primero quisimos asegurarnos de que ella tuviera amor por la música electrónica. Mientras crecía nos dimos cuenta que sí estaba mostrando un amor por la música, específicamente por el house y el techno. Puse algo de equipo en sus manos y comencé a enseñarle a mezclar, sus primeras prácticas de forma profesional fueron en nuestra iglesia con el coro. Entonces el líder de la iglesia le pidió que hiciera una canción, que después ella tocó durante misa un domingo por la mañana. Después comenzó a trabajar en nuestro estudio, a desarrollar su estilo como DJ y a expandir sus horizontes musicales.

Conéctate con Floorplan en Facebook.