Actualidad

Martin Shkreli podría ir a prisión por más tiempo del que pensábamos

¿Por fin recibirá su merecido el hombre que se hizo famoso en 2015 por subir el precio de un medicamento en más del 5,000 por ciento?
Imagen izquierda: Foto por Spencer Platt/Getty Images. Imagen derecha: Foto por SAUL LOEB/AFP/Getty Images

Cuando Martin Shkreli fue condenado por fraude en agosto de 2017, no era seguro que pasara mucho tiempo tras las rejas. Claro, un jurado federal determinó que le mintió a los inversionistas de los fondos de cobertura y alteró los registros de contabilidad para pagarles con dinero tomado de los fondos de una compañía farmacéutica que él fundó. Pero toda la defensa de Shkreli se basó en el hecho de que, aunque podría haber engañado a los inversionistas, ninguno de ellos perdió dinero al final. Y la regla general en los casos de fraude federal es que la sentencia se determina principalmente por lo que se denomina "la cantidad de pérdida" del delito en cuestión.

Publicidad

Pero el lunes por la tarde, el juez Kiyo Matsumoto determinó que el monto de la pérdida en el caso de Shkreli era de 10.4 millones de dólares (195 millones 562 mil pesos). Según las guías federales, eso podría significar una década o más de prisión para un hombre que se hizo famoso en 2015 por subir el precio de un medicamento en más del 5,000 por ciento. Apodado "Pharmabro", también se ganó el apodo de "el hombre más odiado de Estados Unidos" por actos como comprar un álbum único del Clan Wu-Tang y amenazar con ponerlo en la cima de una montaña. Aunque los motivos por los que seguramente irá a la cárcel no tienen que ver con su actitud de troll, su alto perfil —junto con el hecho de que no pareció mostrar demasiado remordimiento durante el juicio— podría influir en la sentencia.

El ex abogado de Shkreli, Evan Greebel, también enfrenta hasta 20 años en prisión y está esperando su sentencia. El Pharmabro, mientras tanto, ha estado en una cárcel federal de Brooklyn desde septiembre, cuando le revocaron la fianza por ofrecer una recompensa por un mechón del cabello de Hillary Clinton. Según los informes, no es muy popular en el Centro de Detención Metropolitano, y ha aconsejado a las personas que "eviten" la cárcel si es posible. Aunque su acceso a las redes sociales ha sido restringido, el empresario de 34 años ha ganado musculatura y se ha dejado la barba, según el New York Post. Su sentencia se emitirá el 9 de marzo.

Sigue a Allie Conti en Twitter .