Todavía no crecemos: 20 años de ‘Version 2.0”, el disco insignia de Garbage
Foto: Cortesía del artista

Todavía no crecemos: 20 años de ‘Version 2.0”, el disco insignia de Garbage

El productor y músico Butch Vig nos contó la historia del disco que definió el sonido de este grupo clásico del rock noventero.
22.6.18

En 1995 de la nada apareció una banda que sin proponérselo redefinió el sonido del rock pop noventero. Nadie sabía qué esperar de un grupo compuesto por Steve Marker, Duke Erikson y Butch Vig tres productores de música que reclutaron a una carismática y desconocida cantante escocesa llamada Shirley Manson para hacer un proyecto que dejará el clásico formato del rock atrás. La expectativa era alta porque Butch Vig se había consagrado en el circuito grunge gracias a que fue la mente detrás de Nevermind de Nirvana, de Siamese Dream de Smashing Pumpkins y de un par de discos de Sonic Youth. Aún así la sorpresa que Garbage dio con su disco debut homónimo fue impredecible. Los juegos con samples de hip hop y electrónica unidos a un enérgico rock y complementados con la sensualidad y crudeza de Shirley Manson, cambiaron el rumbo del rock alternativo y lo llevaron por la nueva senda de la digitalización que estaba empezando a penetrar la producción musical.

Publicidad

Millones de copias vendidas pusieron todos los ojos sobre este cuarteto ¿Qué iban a hacer ahora? ¿Cómo esta banda de Madison y Edimburgo iba a superar su estremecedor debut? La respuesta llegó en 1998 con Version 2.0, el disco que perfeccionó el sonido de Garbage y los convirtió en un referente de la música alternativa. Para celebrar los 20 años del álbum, este 22 junio Garbage lanzó una edición de aniversario que incluye 10 lados B y una gira mundial en la que tocaran todos los temas del álbum.


Lee también:


Dos décadas después de su éxito cuando se le pregunta a Butch Vig sobre lo que signifca este LP para la banda ,él mira al pasado y con decisión dice: “ Versions 2.0 verdaderamente definió el sonido de Garbage. Cuando lo estábamos grabando tomamos todo lo que usamos en nuestro disco debut y decidimos hacerlo más grande. Meterle más de todo. Ahora con la remasterización, para mi evidenció una banda que estaba ganando confianza, sobre todo Sherley quien con este trabajo se consolidó como cantante y como liricista”.

Se puede decir Version 2.0 es un disco producto del caos que trae el éxito. O por lo menos eso da a entender Butch Vig cuando recuerda cómo comenzó el génesis de esta producción: “Después de una gira mundial de 16 meses y de vender cinco millones de copias de Garbage sentimos algo de presión y queríamos mejorar la producción sonora, pero tomamos la decisión y teníamos muy claro que no queríamos reinventarnos, sino que queríamos expandir el sonido que habíamos creado, casi por accidente, en el primer álbum”.

Publicidad

Esa expansión comenzó en Friday Harbor, un pequeño pueblo de la Isla de San Juan, ubicada cerca de la costa de Seattle. Allí Jerry Moss, quien en esa época era la cabeza del sello Almo Sounds, tenía una casa en donde la banda se instaló durante un mes, justo después de que terminó su primera gira mundial. “Nos dimos cuenta que después del primer disco y del tour promocional, fue difícil para nosotros pensar: Ok salimos de la ruta para ir directo a Smart Studio y empezar a grabar un nuevo disco”, recuerda Vig. Cuenta también que toda la banda se instaló allí con todo su equipo y empezaron a hacer una serie de sesiones de improvisación de las que nacieron la mayoría de las canciones del disco. “Temas como 'Temptation Waits', 'I Think I'm Paranoid', 'When I Grow Up', 'You Look So Fine' salieron de esos jams. Es bueno para tu cerebro buscar lugares nuevos donde trabajar”, comenta Butch, quien también cuenta que actualmente la banda está haciendo un segundo retiro creativo en Palm Springs para seguir trabajando en su próximo álbum.


Lee también:


Para la producción de este nuevo álbum, Garbage empezó a jugar con un nuevo juguete llamado Pro Tools, el software de producción musical que para ese entonces era toda una novedad y que para un grupo compuesto por productores fue un caramelo creativo. “Cuando empezamos Version 2.0 estábamos muy conscientes de que el mundo estaba entrando en la era digital y eso estaba empezando a convertirse en el estándar no solo de la producción musical sino de la distribución. Yo soy un audio nerd, me encanta quedarme días en el estudio experimentando y descubriendo cosas nuevas, así que Pro Tools abrió muchas ideas acerca de lo que puedes hacer, ya que aplastas un botón y se te abren un montón de posibilidades que te permiten manipular el sonido”.

Pero a pesar de que el disco iba muy bien, lo personal era un poco más complicado, sobre todo para Shirley Manson. Cuando Garbage terminó su retiro creativo en Friday Harbor, inmediatamente se trasladó a Madison para la grabación. Mientras el resto de la banda regresó a su hogar con su familia y amigos, Sherley se instaló en un viejo y lúgubre hotel del centro, no conocía a mucha gente, no tenía mucho dinero, hacía frío y no podía pasear por la ciudad porque no manejaba, así que comenzó a aislarse del mundo. “Para Shirley fue muy duro psicológicamente. Ella vivía en el Edward Hotel que era como el hotel del Resplandor, tenía estos largos y desolados pasillos, además es un hotel algo viejo y derruido. Ella estaba muy aislada pero si podemos sacar algo positivo de eso, es que logró canalizar mucho de eso en las letras. Definitivamente ganó mucha confianza como liricista con este disco”.

Para Butch la cosa tampoco era fácil porque era complicado mantener una relación mientras tenías se trabajar tanto. Él cuenta que las sesiones de grabación se hacían seis o siete días a la semana y podían durar mínimo 12 horas. Además los lados B del disco se grabaron por petición de Mushroom Records, que hacía la distribución en Europa, mientras la banda promocionaba el álbum. O sea que cada vez que tenían un tiempo libre, básicamente la pasaban en el estudio.

“No me arrepiento de nada porque estoy muy feliz con el resultado. Fuimos número uno en muchos países y recuerdo que en los primeros shows de la gira que dimos, cuando tocabamos "Push It" el público enloquecía. El pogo era demente”. Cuenta Vig mientras ríe.

20 años después Version 2.0 es un álbum que sigue vigente. Su sonido, la crudeza de la voz de Shirley Manson, las innovaciones que incorporó continúan marcando la música pop. “Para mi el disco es como una cápsula del tiempo. Hay elementos que llevamos a la producción que cuando los hicimos no había muchas bandas de rock que estuvieran creando algo similar. Sobretodo lo de mezclar distintos estilos con beats de hip hop, techno y electrónica unido a un diseño de sonido. Ahora todo el mundo lo hace, es lo que escuchas en la música pop. Creo que nosotros probablemente innovamos y llevamos las cosas más allá en términos de producción. Siento que el disco tuvo mucha influencia sobre todo en artistas jovenes que estan haciendo música ahora. Debes en cuando escuchas en la radio artistas contemporáneos que suenan como Garbage y como banda tomamos eso como un cumplido”.