Drogas

Por qué deberías dejar de fumar hierba, según vapers

Descubrimos por qué algunos fumadores de cannabis de toda la vida prefieren vapear.
21.5.18
Foto de Jake Lewis.

Artículo originalmente publicado por VICE Canadá. Leer en inglés.

Dentro de unos meses, se espera que el Parlamento apruebe la C-45, también conocida como la Ley del Cannabis. Es cierto que el empaque propuesto por Health Canada parece una cruza ambiciosa entre David's Tea y el material que usa el departamento de eliminación de desechos médicos de tu hospital local. Pero, por el lado amable, nunca ha habido un mejor momento para abandonar ese hábito de fumar hierba y utilizar un vapeador en su lugar.

Publicidad

La Ley del Cannabis legalizará el uso de marihuana recreativa para adultos mayores de 18 años. Puedes leer todo acerca de las regulaciones y limitaciones propuestas aquí. Como todos sabemos, la marihuana es una planta versátil. Armas un porro, te haces un bong casero, pruebas unos brownies mágicos o incluso te puedes meter un supositorio vaginal; las posibilidades son infinitas. En Estados Unidos, algunos estados ya son completamente recreativos y los fumadores de hierba están cambiando al vapeo. Claro, a todos les encanta reírse de los presumidos con cigarrillos electrónicos, pero cuando se trata de cannabis, los vapers pueden tener la última palabra. ¿Por qué? Huele menos, es más eficiente desde el punto de vista económico, proporciona una pachequez más limpia y probablemente es mucho mejor para tu salud.

Lamentablemente, la investigación científica sobre el vapeo es algo limitada por su ilegalidad en todo el mundo. De manera que tuvimos una charla (no científica) con tres vapers originarios de Estados Unidos para descubrir por qué el vapeo es su método preferido para consumir hierba. Denver, un hombre de treinta años, fumó marihuana durante ocho años antes de cambiar al vapeo hace cuatro. AV (20), quien maneja su propia web informativa FMVaporizers, sólo fumó durante un par de meses y adoptó el vaping hace dos años. Mark (43) fumó por siete años y descubrió el vapeo durante los primeros días de 2004. Ahora dirige un pequeño negocio 420EDC que vende vapeadores portátiles de diseño fabricados en Estados Unidos.

Publicidad

Cada uno de ellos ha notado un cambio marcado en su salud respiratoria general desde que cambiaron su método de consumo. "No he experimentado ninguno de los efectos secundarios negativos del consumo de cannabis desde que dediqué mi régimen a la vaporización", me dice Mark, antes de enumerar una serie de efectos secundarios habituales de fumar, como tos crónica, sibilancias y tos con flemas. AV explica cómo le dolían los pulmones y la garganta durante esa corta temporada fumando cannabis. "El vapor es mucho más frío en temperatura y permite jales largos sin dolor", cuenta. Cuando se trata de cigarrillos electrónicos, las reseñas científicas indican que son menos dañinos que fumar.


Relacionados: Latinoamérica y sus lentos pasos hacia la cannabis legal


Otra característica clave del vaping es que no apesta el lugar. "El humo es oloroso e impregna la ropa, el auto, el cabello, la cara o lo que sea", dice AV. "Los vaporizadores producen un olor que desaparece en unos 15 minutos". Esta opinión es compartida por otros vapers, como ésta en Drugs Forum, una persona que afirma que su dispositivo recrea el olor inofensivo de palomitas de maíz. En sus propias palabras: "Perfecto para una sala de cine". Como resultado, no tendrás que preocuparte por dar una impresión equivocada antes de esa gran entrevista o tu primera cita. Además, puedes disfrutar alegremente de la hierba en público sin atraer atención indeseada.

Si las dos ventajas anteriores parecen algo obvias, la próxima fue una sorpresa para nosotros. Cuando fumas un porro, expones tu cannabis a unos 426 ºC. "Vaporizar es más eficiente porque literalmente no estás quemando la mitad del material tratando de conseguir los beneficios de la otra mitad", explica Mark. Además de extraer el 70 u 80 por ciento de los cannabinoides —los componentes que le dan sabor a la hierba y permiten drogarte—, también puedes cocinar comestibles con el material sobrante vaporizado. AV está de acuerdo con Mark en este punto, y sugiere que usa 1/10 de la hierba vapeando, en comparación con lo que antes consumía. Y, según me cuenta Denver, esto también significa que ahorras dinero al no visitar tanto el dispensario local. "¡Una pequeña cantidad de hierba dura mucho cuando vapeas!"

Un beneficio final para vapear cannabis es que te da una pachequez más limpia. "Por lo general, cuando fumas, sientes el rush en la cabeza, a veces tus ojos se hacen llorosos", dice Denver. "Eso no es parte de drogarse, lo que sucede es que estás inhalando todas las toxinas que provienen de la combustión". Por otro lado, cuando vapeas el rush tiende a sentirse más sutil, aunque no necesariamente es menos poderoso. "La pachequez es más pura, dura más y es mucho más funcional en comparación con la combustión", agrega Mark. Además de reducir el número de toxinas, muchos dispositivos te permiten vapear a temperaturas específicas. El THC (el componente psicoactivo que te hace sentir drogado) se libera inicialmente a una temperatura de 157 ºC. El CBD (el componente psicoactivo que te hace sentir relajado) se activa después, a 180º C. Al controlar la temperatura de vapeo, puedes moderar tu sesión.

Jean-François Etter, profesor de salud pública de la Universidad de Ginebra, coincide ampliamente con los beneficios que los tres vapers describen más arriba. "En nuestra encuesta, algunos usuarios también dijeron que vapear cannabis les ayudó a reducir su consumo total de cannabis", explicó por correo electrónico. "Fuman menos porros y ahorran material con el vapeo". Además, nos dijo que algunos usuarios prefieren el vapeo, porque pueden consumir cannabis donde no se permite fumar. Etter también describió algunas desventajas del vaping con cigarros electrónicos, como por ejemplo que los equipos se obstruyan y las baterías se sequen sin que el usuario se dé cuenta.

Hasta ahora, el gobierno federal canadiense ha sido bastante tímido sobre los vaporizadores de cannabis. Un informe reciente sugiere que los vaporizadores de hierba se clasificarían como accesorios y estarían disponibles para su compra si están aprobados por la seguridad y debidamente etiquetados. Cualquiera que busque vapear concentrados líquidos necesitaría esperar otro año mientras se desarrollan regulaciones más específicas. No hay consejos específicos sobre vapear cannabis, pero quizás esto cambie a medida que se lleve a cabo una mayor investigación. A pesar de todo, vale la pena pensar en comprar un vaporizador para celebrar el cannabis.

Sigue a Richard en Twitter.