Los cachorros radiactivos de Chernobyl tendrán un nuevo hogar

¡Los descendientes de los perros abandonados después del accidente nuclear estarán en adopción!
18.5.18

Artículo originalmente publicado por Motherboard Estados Unidos. Leer en inglés.

Si estás pensando en conseguir un nuevo amigo perruno con una historia sacada directamente de algún cómic, quizá quieras considerar la posibilidad de adoptar a un cachorro que deambule por páramos radiactivos.

Según un informe publicado la semana pasada por la agencia estatal ucraniana que administra la Planta de Energía Nuclear de Chernobyl, una docena de cachorros han sido rescatados de la Zona de Exclusión de Chernobyl (CEZ), un área de 2,600 kilómetros cuadrados que ha sido virtualmente abandonada desde el colapso catastrófico de su reactor en 1986. Después de 45 días de cuarentena en la ciudad cercana de Slavutych, los perros jóvenes serán enviados a Estados Unidos para encontrar un nuevo hogar.

Publicidad

Estas adorables peludos son descendientes de perros domésticos que quedaron atrás cuando sus dueños huyeron de la región a raíz del desastre. Después de décadas recorriendo la zona como perros callejeros, y posiblemente cruzándose con lobos, comenzaron a recibir tratamiento en estaciones veterinarias establecidas en 2017 por Clean Futures Fund (CFF), una organización sin fines de lucro que se enfoca en regiones afectadas por contaminación industrial, que comenzó un proyecto de varios años para cuidar a los perros en Chernobyl el año pasado.

Un cortometraje de 2017 titulado "Los cachorros de Chernobyl", creado por el cineasta Drew Scanlon (conocido por el meme del "blanquito perplejo"), aumentó aún más la conciencia sobre la difícil situación de los animales. Al igual que casi toda la vida silvestre en el CEZ, los perritos han estado expuestos a la contaminación, pero aquellos que serán dados en adopción recibirán tratamiento por envenenamiento radiactivo antes de que sean enviados a nuevos hogares.

"El punto más importante a considerar es que estos perros no han tenido una verdadera socialización antes de venir a nuestro refugio de rescate", me dijo en un correo electrónico el cofundador de CFF, Lucas Hixson. "No entienden el concepto de juguete, las únicas cosas con las que les gusta jugar son palos y cosas para comer. Hemos desarrollado un programa de entrenamiento especial para los cachorros mientras están en el refugio de adopción, pero es probable que todavía necesiten amor extra para alcanzar su máximo potencial".

Sé lo que estás pensando, porque yo también me lo pregunto: ¿dónde está la lista de espera para conseguir estos bebés? Hasta el momento no existen anuncios oficiales para sumarte a la lista de adopación, pero si te interesa darle un hogar a alguno de estos perritos y SÓLO SI VIVES EN ESTADOS UNIDOS, puedes comunicarte con adoptions@cleanfutures.org.

Incluso si pierdes la oportunidad de adoptar a algún cachorro del primer grupo, que debería llegar a Estados Unidos para julio, Hixson le dijo a Gizmodo que "probablemente habrá más cachorros adoptables a largo plazo" y quizá cientos.

Esperemos que 32 años después de que sus antepasados fueran abandonados en la selva radiactiva, los cachorros de Chernobyl finalmente encuentren buenos hogares.

Actualización: Este artículo ha sido actualizado con comentarios del cofundador de CFF, Lucas Hixson.