MillorsAmics_Manu
Manu y Sheilita. Todas las imágenes cortesía de FAADA
animales

La doble discriminación de las personas sin hogar con animales

Además de vivir en la calle, en muchos albergues no les dejan entrar con su animal.

Para alguien que está en la calle, esto de que un animal puede ser el mejor amigo de una persona cobra quizá todavía más sentido. Aunque la soledad es una de las enfermedades más comunes en nuestra sociedad, el estar sin un techo hace que se sienta mucho más profundamente y poder tener la compañía y el amor de un animal realmente puede marcar la diferencia.

Pero tener un animal de compañía cuando no tienes casa no es nada fácil ya que en muchos centros de atención a personas sin hogar no admiten animales, con lo que estas personas se quedan fuera. Para intentar acabar con este problema, la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) ha lanzado la campaña #MejoresAmigos para visibilizar esta realidad y denunciar esta situación. Decidimos hablar con Noe Terrassa, coordinadora de la iniciativa para que nos contara más sobre el tema.

Publicidad
1544449143076-180419_MillorsAmics_Oscar-y-Moreno_07

Óscar y Moreno, otros de los protagonistas de la campaña

VICE: Hola Noe, ¿cuál es la problemática que existe con las personas sin techo que conviven con animales?
Noe: Las personas que se encuentran viviendo en calle con uno o varios animales no tienen opciones a acceder a los albergues públicos ni a varios privados; así mismo, tampoco pueden entrar en los comedores sociales o centros de día. Sufren una doble discriminación: ya de por sí están sometidos a una vida de soledad y prejuicios y si encima van acompañados de un animal todo se complica exponencialmente. Hasta hace poco, los animales no podían acceder a centros de día y albergues públicos y privados en Barcelona ciudad. Dentro del proyecto #MejoresAmigos estamos trabajando desde FAADA con Servicios Sociales y la Oficina de Protección Animal del Ayuntamiento de Barcelona para conseguir que esta situación cambie.

¿Ha habido ya algún avance?
Ha sido un año de mucho trabajo pero con grandes avances. Por ejemplo, en algunos centros de día como Assis, ahora permiten que el usuario pueda entrar a comer, ducharse o hacer gestiones mientras su perro está protegido dentro del recinto. También se ha llevado a cabo la primera prueba piloto de un alojamiento de una persona con su perro en un albergue público de la misma ciudad de Barcelona.

¿Por qué no les dejan acceder a los refugios con animales?
Por un lado nos hemos encontrado un desconocimiento de la normativa en esta materia por parte de algunas entidades privadas: algo que les hacía suponer que no estaba permitido el acceso de perros a los centros. Una vez bien informados al respecto no han dudado en dejar entrar a los animales siguiendo unos protocolos. Aunque la decisión esté en manos de la Dirección, en los centros de acogida otra de las causas está en los espacios no adaptados. Pero confiamos que, por lo menos en Barcelona, ahora el ayuntamiento esté poniendo los recursos necesarios para poder actualizar las instalaciones en el menor plazo de tiempo posible.

Publicidad

¿Es posible que esto cambie realmente y se normalice?
Estamos en pleno proceso de asesoramiento y acompañamiento a centros y administraciones de Barcelona para resolver dudas y ayudarles en todo el proceso.

1544449344746-180523_MillorsAmics_Ildi-y-Lili_16

Ildi y Lili

¿Cuáles son los objetivos de vuestra campaña?
En Barcelona, una vez alcanzados algunos de nuestros retos en cuanto a acceso a centros, colaboración e implicación de la administración, nuestros objetivos pasan por poder ofrecer formación, junto a la UAB, a los profesionales del sector que atienden a estos usuarios, desde técnicos de ayuntamiento hasta trabajadores y asistentes sociales.

También queremos que en Cataluña se empiecen a recopilar datos sobre las personas vulnerables (tanto las que se encuentran en la calle como las que viven en situación de precariedad económica) que conviven con animales, algo fundamental para conocer realmente la envergadura de la situación y poder crear una hoja de ruta. Consideramos que este tipo de recopilación ayudará también a detectar posibles situaciones de maltrato animal.


MIRA:


Por otro lado, también trabajaremos para seguir denunciando casos de explotación animal en la calle por parte de perfiles muy diferentes a los que nos dirigimos a través de la campaña.

Por lo que se refiere al resto de España, ya hemos tenido reuniones en Madrid con el SAMUR Social y esperamos convertirnos en un referente para otras comunidades y ayuntamientos de grandes ciudades que quieran implementar el proyecto.

Publicidad
1544449388162-20180201_MillorsAmics_Angelico-y-Chaval_23

Angelico y Chaval

¿Cómo habéis dado con las historias que aparecen en la campaña?
Todo empezó en un postgrado en la UAB en el año 2016/2017, haciendo un trabajo de investigación. Nos dimos cuenta que no habían datos y saber el número oficial de casos de personas en situación de calle con animales era básico, y ¡lo conseguimos! No fue fácil porque hasta la fecha en el Recompte anual de la Xarxa d'atenció a persones sense llar (Oficina de atención a personas sin hogar) no se contabilizaban animales, pero contactamos con ellos para explicarles por qué era tan importante que ese dato se tuviera en cuenta y, en la actualidad, ya lo incluyen en sus recuentos anuales.

Gracias a este trabajo y a la colaboración con el SIS (Servicio de Inserción Social) pudimos conocer personalmente los casos de personas que realmente viven en la calle con la única compañía de un animal.

¿Cuáles son las que más os han impactado?
A mí personalmente Manu. Lleva 17 años en calle. Es un amor de hombre que adora a sus “tres niños” Rambo, Sheila y Sheilita. Son una familia preciosa que esperamos encarecidamente que encuentren un hogar para estar seguros bien pronto. Mientras tanto los abastecemos con lo que precisan: atención veterinaria, comida material, y ahora tiene un educador canino, Carles, que le da pautas y consejos para mejorar el bienestar de los animales.

Muchas gracias, Noe.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.