Alex Ferreira pone su guitarra y voz al servicio de la canción en ‘Canapé’
Foto por Hilda Pellerano

Alex Ferreira pone su guitarra y voz al servicio de la canción en ‘Canapé’

El cuarto disco del dominicano radicado en México es un resumen inconsciente de los sonidos de su carrera, donde brillan sus intentos por reflejar el caribe.
3.11.17

En los primeros segundos de "Ven que te quiero ver" se escuchan los rasgueos de las cuerdas de nylon de una guitarra acústica y la voz emotiva y eternamente juvenil de Alex Ferreira, con una ligereza refrescante y letras románticas que marcan el tono de la totalidad de Canapé, su cuarto álbum. Poco después se unen percusiones caribeñas, incluyendo la clave que, como mienta a letra, sabe quitarnos el frío. Así, las nueve canciones que le siguen demuestran una por una que este disco es un experimento nuevo, como todos los anteriores, al servicio de lo que tradicionalmente se entiende como canción, demostrando al mismo tiempo lo elástico y personal que ello puede ser.

Publicidad

El mismo Ferreira describe la labor de la creación de Canapé como hecho entre amigos. Entre los nombres que figuran como co-productores se encuentran su paisano Edwin Erazo y el dúo mexicano Mylko, quienes también mezclaron el disco. "Es como un álbum de fotos, donde a lo largo de tu vida sales con estilos de vestimenta diferentes o peinados diferentes. En unas sales más gordo, en otras más flaco", explica. "Intenté ahora conseguir el resultado más orgánico, sencillo y honesto posible. Para lograrlo me centré en la guitarra acústica y mi voz como eje principal de todo, nunca sobrevistiendo la canción. Esa fue la foto que salió hoy".

Todas las fotos por Hilda Pellerano.

Las canciones, grabadas entre México y República Dominicana, resultaron ser involuntariamente una suerte de resumen de la música de toda su carrera, destacando especialmente la influencia caribeña que exploró a profundidad en su lanzamiento anterior, el EP homónimo de su proyecto El Frente Caribe. "Me acercó mucho a mis raíces caribeñas", cuenta Ferreira. "Tanto se coló en este disco, que la versión de 'Me la saludan' es un outtake de las sesiones de cuando grabamos lo de El Frente Caribe en Dominicana. La esencia de ese proyecto es sin duda muy palpable en este disco".

"Me la saludan", una bachata liviana en peso instrumental pero intensa en emoción que narra casi en negación el ocaso de un amor, es apenas una de las canciones en donde filtra los sonidos de su país de origen, junto a la mencionada "Ven que te quiero ver". También hay momentos que hablan más ampliamente de Latinoamérica, como los guiños a la cumbia en "La noche entera", la hermosísima balada desnuda "Qué extraña tu manera de decir que sí", y la inquietante versión en clave de bolero de "An Audience With The Pope", del cuarteto de Manchester Elbow. "Ahora quiero empezar a incluir covers en mis discos; no importa tanto el idioma, es más una cuestión de que la canción encaje en el proyecto", revela Ferreira. "En 'An Audience With The Pope' me tomé la libertad de agregarle palabras, como 'Juanita', por ejemplo; me la lleve al terreno más caribeño".

Pero también hay momentos en el disco que tienen un diálogo más aparente con el indie-rock contemporáneo, ese que se apoya paradójicamente en ciertas referencias sonoras a décadas pasadas para lograr un efecto familiar. "Maldita mirada" entra perfectamente en esta lista, pudiéndose conectar cómodamente tanto con Fleetwood Mac como con, digamos, TOPS, con un coro majestuosamente pop sobre cómo siempre vuelve a caer en las redes de una mujer que solo cree en el amor unidireccional. Su predecesora, "Marea", cree más en vivir siguiendo la corriente, una corriente como la que dibujan vertiginosamente las teclas y percusiones que la enmarcan. "Soy muy fan de escuchar la canción y dejar que ella me diga cómo se quiere vestir, nunca forzar una dirección. Estas dos canciones en concreto funcionaron así, y así se quedaron", cuenta Ferreira. "Al principio, en mis primeros discos, tenía cierta inseguridad con mezclar estilos, pero con el tiempo he aprendido a hacerlo de una manera que no me molesta".

"Siempre hubo, hay y habrá canciones de amor; lo importante es encontrar la manera de 'cómo decirlo'."

Sea cual sea el estilo, el hilo conductor que atraviesa todas las canciones del disco es el mismo: el amor. "Siempre se me ha hecho más interesante el 'cómo decir las cosas' a diferencias de 'qué cosas decir'", confiesa. "Por alguna razón siempre hubo, hay y habrá canciones de amor, lo importante es encontrar la manera de 'cómo decirlo'. En Canapé encontré que tocaba el tema desde varios puntos de vista". Es por esto que, a pesar de que no es el primero ni será el último en cantar sobre este tema, ha encontrado en este enfoque la manera de hacerlo suyo y reforzar con cada palabra que el amor nunca pasará de moda.

Al final, Canapé es una prueba más de lo grande que es Alex Ferreira como cancionista; la canción es el centro una vez más, pero con vestidos refrescados. Y, la verdad, qué grandes canciones –y qué grandes vestidos. Pero, ¿qué es una canción desde su perspectiva? Para explicarlo, se apoya en los hombros de uno de quienes lo tenía más claro, el gigante Leonard Cohen:

"If I knew where the good songs came from, I'd go there more often".

Publicidad

"Creo que lo que quiero decir es que cuando se trata de trabajar con la creatividad, no hay métodos y nadie sabe cómo llegar a la esencia. Por eso cuando llegas, se siente como magia", dice. En Canapé, está claro que llegó al pleno centro de la esencia.

Escúchalo aquí abajo.

Alex Ferreira se estará presentando el 11 de noviembre en el 19/40 Café, en Puebla, y el 16 de diciembre en el Multiforo Bajo Circuito, en la Ciudad de México.

Algodón Egipcio está en Twitter .