Tiros legendarios que no sirvieron para nada
Foto: Kirby Lee-USA TODAY Sports
Tiros contra el destino

Tiros legendarios que no sirvieron para nada

Una de las mayores atracciones es el tiro de último segundo. Ese último segundo de gloria que hace que todo el esfuerzo y sacrificio valgan la pena, salvo cuando ese tiro no cambia el curso del destino y pierdes la serie
7.6.17

Una de las mayores atracciones, si no es que la mayor de la NBA, es el tiro de último segundo. Ese milagro que ocurre cuando nadie da un peso por tu equipo. Ese último segundo de gloria que hace que todo el esfuerzo y sacrificio valgan la pena. La razón por la que nos paramos del asiento, por la que le gritamos a la tele y a veces lloramos. Es el momento en el que los jugadores inmortalizan su legado en un momento histórico y la razón por la que muchos locos compramos un jersey totalmente random, por un solo momento.

Publicidad

Sin embargo, hay algo que no solemos apreciar en estas locuras de último segundo y eso es la importancia de tal tiro, no en la carrera del tirador, sino en la temporada de su equipo. Sí, son hazañas casi imposibles que estamos viendo con nuestros propios ojos pero que en algunos casos, sirvieron para pura madre. Tiros de los que todavía se habla hoy en día de equipos que no ganaron un campeonato ese año o en algunos casos ni siquiera llegaron a las finales. Lamento hacerles esto, lamento romperles el corazón así pero seamos honestos, aunque los tiros son espectaculares, tuvieron el mismo efecto que ponerte hielo en las rodillas cuando te duele la cabeza. Así que vayan preparando su enojo y repasemos algunos ejemplos.

1. Kobe vs. Detroit en las finales del 2004

Jamás olvidaré que hablé antes a un bar para ver si iban a pasar el primer partido de estas Finales y el que me contestó me dijo: "¿El de los Lakers contra el otro equipo que va a perder? Sí". Esa era la mentalidad de todo el mundo, Los Ángeles venía de ganar tres seguidos hace un año y los Pistons no tenían cómo parar a Shaq, Kobe, Malone y Payton. Sin embargo, gracias a una determinación sobrehumana de los jugadores de Detroit y demasiado conflicto interno en los Lakers, los Pistons sorprendieron al mundo y se llevaron la serie 4-1. En el juego 2, Kobe sacó la casta y clavó este triplazo para obligar el tiempo extra y acabar ganando el único partido que ganarían.

También podríamos hablar de sus dos tiros contra Phoenix en el 2010 pero no vuelvo a ver a mi terapeuta hasta la próxima semana así que no estoy listo para tanto desgaste emocional.

2. Los 4 puntos de Larry Johnson

Una de las jugadas más icónicas en la historia de los Knicks. Temporada de ensueño en la que el equipo calificó octavo a los Playoffs y con todo y eso llegó hasta las Finales. Un momento clave de las Finales de Conferencia contra Indiana fue este. Larry "Grandmama" Johnson tirando un triple y cuenta. Sé que no es momento de echarle más sal a la herida pero en realidad no era falta *esquiva un botellazo* perdón. Con 11 segundos en el partido, el LJ antes de LeBron le daría ventaja de un punto a su equipo y eventualmente la victoria. ¿Para qué? Para perder las finales en 5 partidos contra los Spurs.

3. Garfield Heard vs. Boston en las Finales del 76

Las Finales eran entre Boston y Phoenix y el Juego 5 sería una maldita locura. Empecemos la historia en el segundo tiempo extra (sí, así de loco) donde con 4 segundos por jugar y los Suns ganando 110 a 109, John Havlicek metería lo que pareciera ser la canasta ganadora dándole la ventaja a los Celtics 111 a 110. Justo al anotarla, el público se volvería loco e invadiría la cancha para festejar tan épica victoria, sin embargo, los árbitros se dieron cuenta que todavía quedaba un segundo en el reloj y después de varios minutos para desalojar a la gente, retomaron el juego. Aquí es donde todo se pone MÁS LOCO, John MacLeod, entrenador de Phoenix sabía que no había forma de anotar con un segundo sacando desde su canasta, así que pidió un tiempo fuera (que ya no tenía) para avanzar la bola hasta la media. Le marcaron una falta técnica y Jo Jo White anotaría el libre poniendo todo 112 a 110 para Boston pero dándole la bola en la media cancha a los Suns.

Esto es lo que pasó a continuación:

Garfield Heard clavaría este tirazo que mandaría el partido a un tercer tiempo extra y me daría uno de mis momentos favoritos que es el dude de suéter amarillo queriendo volver a invadir la cancha pero entendiendo que no ganaron todavía. Ja. Desafortunadamente, el partido lo terminaría ganando Boston así como esas finales con las que sumarían su decimotercer campeonato.

4. Stockton vs. Houston en el 97

Finales de conferencia, el Jazz de Stockton y Malone contra los Rockets de Barkley, Olajuwon y ese horrible uniforme de rayas. Juego 6, si Utah ganaba, se vería las caras contra Chicago en las finales y si perdía, Houston forzaba un séptimo juego. Stockton se encargó de mandar al Jazz a las finales de la forma más dramática posible mientras todos festejaban como niños chiquitos, lo mejor del deporte. Lástima que Jordan los estaba esperando para ganarles 4-2 y llevarse su quinto anillo.

5. Derek Fisher y el 0.4

Unas semanas antes de que Kobe hiciera lo mismo con los PIstons, Fisher se encargó de meter el tiro con menos tiempo en la historia (hasta entonces) para darle la ventaja a los Lakers 3-2 en las semifinales de conferencia contra los Spurs. Después de un tiro perfecto de Duncan sobre Shaq que dejó 0.4 en el reloj, D-Fish hizo esto y le mostró a todo el mundo que 4 centésimas es todo lo que necesitas para sacar un tiro. Dos rondas después, perdería las finales contra Detroit.

6. Reggie Miller y sus 8 puntos en 9 segundos

Creo que todos los que vimos esto tenemos un antes y un después en nuestra historia con el basquetbol. Miller hizo lo imposible, algo que cuando nos lo contaban no lo creíamos y que cuando lo vimos tampoco. ¿8 puntos en 9 segundos? Tiene que ser un error, ¿no? Pero no, eso hizo Reggie, en realidad, los que importan son los 2 triples seguidos en 5 segundos pero sigue siendo cabrón. Indiana vs. Nueva York, la rivalidad más férrea de la época. Reggie Miller contra el Madison Square Garden y contra Spike Lee, un duelo épico que se iría a 7 juegos y una serie que terminaría ganando Indiana… para perder en las finales de conferencia contra Orlando.

Así que ustedes digan, ¿se le puede restar importancia a un tiro si en realidad no logró nada para su equipo o eso es totalmente irrelevante?