Actualidad

Prisioneros en México comenzaron su propio OnlyFans

Los reclusos ganaban dinero con videos sexuales explícitos que resultaron populares entre los usuarios mexicanos, en su mayoría hombres.
14.4.21
Captura de pantalla del canal de OnlyFans presuntamente dirigido por reclusos en México
Captura de pantalla del canal de OnlyFans presuntamente dirigido por reclusos en México

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

CIUDAD DE MÉXICO - Los prisioneros en México han encontrado una nueva forma de ganar dinero tras las rejas: creando contenido sexualmente explícito para OnlyFans. Una cuenta en la plataforma, presuntamente dirigida por los reclusos, se volvió viral en el país en las últimas semanas luego de publicar decenas de videos que muestran actos de sexo oral y grupal.

Publicidad

Los reclusos han estado ganando dinero con OnlyFans mediante la filmación de videos pornográficos con sus teléfonos, que son comunes dentro de las cárceles de México, aunque no están permitidos.

La cuenta, llamada “🤐” cuando VICE World News accedió a ella, albergaba 79 clips que mostraban masturbación, sexo oral y grupal, y 73 fotografías de presuntos reclusos mostrando sus cuerpos y penes tatuados. La suscripción por un mes de su contenido, que fue suspendida el fin de semana pasado, era de 6 dólares.

Aunque la anarquía es común en las cárceles de Latinoamérica, parece que es la primera vez que los reos ganan dinero subiendo porno casero a las redes sociales.

El número de suscriptores a las cuentas de OnlyFans no es público, pero el contenido explícito ha llegado a la prensa en todo el país. 

Y muchos espectadores parecen querer más. Un suscriptor aplaudió el trabajo de los prisioneros y escribió: “[Ustedes son] dioses en el arte del sexo, pero hagan los videos más largos 👍”.

Otro usuario sugirió que usaran el dinero que están ganando con su cuenta de OnlyFans para comprar un teléfono nuevo y ofreció una crítica cinematográfica. “Inviertan en un teléfono de mejor calidad y no muevan demasiado la cámara”, comentó un usuario llamado Cristian.

De los 20 comentarios en su publicación más vista, el 99 por ciento afirmó ser público masculino. Muchos pidieron “besos de lengua” más románticos, mientras que otros querían “sexo carcelario violento”, según los comentarios de algunos espectadores.

Los reclusos emprendedores también obtuvieron miles de seguidores a través de la cuenta de Twitter @internos_cereso en las semanas antes de que suspendieran la cuenta. La conversación en Twitter incluyó elogios por la iniciativa de los reclusos y comentarios que señalan que al menos los reos están cobrando por material sexual en lugar de llamar a las personas afuera de las cárceles para aterrorizarlas y extorsionarlas, lo cual es un crimen común en México.

“Siendo un Cereso: Centro de Readaptación Social... Prefiero ver que cobran por material sexual […] a que llamen para extorsionar o así. Ojalá que al cumplir su sentencia ya tengan bien el oficio y no [vayan a] delinquir”, dijo un usuario de Twitter.

Publicidad

El contenido de los prisioneros ha llegado a territorios tan al sur como Venezuela. José Aray, un espectador que dice vivir en Caracas, coincidió con el usuario mexicano.

“Marico, WTF? En México unos “Presos de cereso” se crearon un OnlyFans y andan cogiéndose entre ellos pa’ ganarse la vida”, tuiteó usando un típico argot caraqueño. “Me resulta burda de gracioso jajajaja pero ojo, por lo menos no andan llamando pa’ extorsionar...”.

La cuenta de OnlyFans de @internos_cereso no respondió a las reiteradas solicitudes de comentarios de VICE World News y ahora está inactiva.

Una fuente que habló con el antiguo administrador de la cuenta de Twitter del negocio pornográfico de los reclusos señaló que le dijeron que todos los reos involucrados pertenecían a la prisión de San Miguel de Puebla, que es administrada por las autoridades locales.

Según la fuente (quien pidió permanecer en el anonimato), los guardias recibieron sobornos de los prisioneros para poder seguir filmando contenido para el canal. Los pagos por contenido personalizado solicitado y enviado a través de un grupo de Telegram se depositaban en las cuentas de los guardias. San Miguel es la prisión más grande de un total de 22 en Puebla y alberga a casi el 50 por ciento de todos los presos del estado. Los medios locales han reportado corrupción desenfrenada en dicha cárcel y dijeron que continúa el trato privilegiado de algunos reclusos.

Apenas el viernes pasado, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla renunció y fue rápidamente reemplazado por el gobierno del estado, sin ninguna explicación por el cambio de personal. Por su parte, el gobierno de Puebla no respondió a las reiteradas solicitudes de comentarios de VICE World News.

En los últimos dos años, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha cerrado varias prisiones federales de máxima seguridad —incluida la infame Puente Grande, de donde “El Chapo” Guzmán escapó en 2001— debido a la anarquía imperante.