Sexo

Guía para entrarle al porno feminista

Todo lo que necesitas saber para entrarle al porno inclusivo dirigido por mujeres.
SJ
Mumbai, IN
DS
traducido por Daniela Silva
24.9.21
erótica, porno feminista, porno inclusivo, queer, comunidad LGBTQ+
Foto vía Unsplash 

Como industria, el porno —o al menos el tipo de porno que conocemos– está bastante jodido. Desde las plataformas con clasificación X que sugieren a lxs usuarixs videos sexualmente violentos, hasta las que permiten videos no verificados de deepfakes no consensuados, ninguna pasa la prueba feminista.

Estos espacios, dominados por hombres cisgénero heteronormativos, han provocado una cadena de abuso y acoso sexual para innumerables estrellas porno; y también son más consumidos por hombres que por mujeres. Esto tiene consecuencias más profundas en la vida real, sobre todo porque la pornografía muchas veces sirve como sustituto de la educación sexual para lxs adolescentes.

Publicidad

“Esto es preocupante porque la pornografía convencional no es una buena educación sexual”, le dijo a VICE  Ms Naughty, una premiada cineasta porno feminista que prefirió que usáramos su nombre de usuario ya que mantiene su vida personal separada de su trabajo. "En la pornografía [convencional], el sexo se hace principalmente para una audiencia, las posiciones benefician a la cámara, hay un enfoque en la penetración y, por lo general, no muestra la mejor manera para que las mujeres lleguen al orgasmo".

La pornografía puede dañar la percepción de los hombres sobre los deseos sexuales de las mujeres, afectar la forma en que las mujeres reaccionan a sus propios cuerpos y deseos, o incluso provocar una disfunción sexual. Un estudio de 2017 en The Journal of Sex Research encontró que en los 50 videos más vistos de Pornhub, solo el 18.3 por ciento de las mujeres se muestran explícitamente llegando el clímax, en comparación con el 78 por ciento de los hombres, lo que refuerza el estereotipo patriarcal de que el orgasmo masculino es el objetivo final del sexo heterosexual.

Afortunadamente, incluso la industria del porno ha experimentado un levantamiento feminista en la última década, gracias a cineastas feministas como Ms. Naughty, que lideran la batalla por hacer porno que se alinee con los ideales feministas, capture la diversidad y garantice que sus creadorxs reciban salarios justos.

Sin embargo, el porno feminista, como todo lo feminista, tiene sus pros y sus contras. A muchxs les gusta creer que es simplemente un espacio para atacar a los hombres, mientras que otrxs sienten que está lleno de sexo vainilla sin chiste.

Publicidad

"La pornografía feminista intenta descentralizar el orgasmo masculino yendo más allá de la penetración y la eyaculación del hombre para crear una representación diversa de cuerpos, sexualidades y modelos de relación", le dijo a VICE Paulita Pappel, productora de porno feminista. Según Pappel, el porno feminista es un espacio que lo abarca todo y tiene algo para cada fetiche y fantasía.

“[Cosas como] los gang bangs no son intrínsecamente sexistas, pero la forma en que se muestra [en la pornografía convencional] puede serlo”, dijo. "En el porno feminista, por ejemplo, tenemos gang bangs con hombres complaciendo a las mujeres [en lugar de al revés], y siempre les preguntamos a las artistas si se sienten cómodas antes de filmar". Pappel también señaló que el porno feminista brinda a sus creadoras un espacio para explorar su propio placer y capturarlo de manera auténtica para el placer de la audiencia.

"Si piensas en el lenguaje común del porno convencional, es bastante negativo: 'las putas merecen ser folladas', 'destrucción anal', 'latinas estúpidas reciben una lección', ese tipo de cosas", dijo Ms. Naughty. “El porno feminista quiere respetar y honrar a las artistas porque están poniendo una parte muy personal de ellas mismas. Y queremos demostrar que el sexo puede ser divertido, significativo y vital para nuestras identidades, además de sucio y caliente".

Las cineastas agregaron que en este espacio, es importante pagar por la pornografía para mejorar las posibilidades de que una productora pague salarios justos a las estrellas porno, obteniendo su consentimiento informado y sin explotarlas. La mayoría de las páginas web y servicios que ofrecen pornografía feminista tienen opciones de suscripción que pueden oscilar entre los 4 y los 20 dólares al mes y 50 dólares por todo un año.

Ya que explicamos el por qué, ahora veamos el cómo.

¿Quieres entrarle al porno ético centrado en las fantasías femeninas?

La pornografía con un enfoque masculino es conocida por convertir a las mujeres en meros objetos de placer en lugar de explorar la infinidad de emociones que experimentan en el camino. "El porno feminista se centra menos en las fantasías masculinas tradicionales, o las plasma con un sentido de ironía", dijo Ms. Naughty.

Según la cineasta, la pornografía feminista expresa el placer femenino al promover visiblemente el sexo seguro, mencionando explícitamente el consentimiento, mostrando a las artistas como personas reales en lugar de objetos sexuales, y asegurándose de que la cámara se mueva más allá de solo enfocar a la mujer mientras excluye la cabeza del hombre del cuadro.

Publicidad

“El porno feminista desea mostrar que el sexo no tiene por qué ser una fórmula; no es heteronormativo”, dijo. "Puedes poner a los chicos siendo penetrados por las mujeres o haciéndoles fisting, a las mujeres encima de ellos, mucho sexo oral, y por supuesto, un montón de vibradores, ya que eso es lo que garantiza que una mujer se excite".

Qué ver: 

BrightDesire.com: una página fundada por Ms. Naughty con el objetivo de crear contenido erótico que mostrara intimidad y placer. Se centra en la conexión y la química, independientemente del tipo de sexo que se presente. Estos videos tienden a mostrar parejas de la vida real compartiendo placer, risas y momentos tiernos que la pornografía convencional deja de lado.

Frolic Me: no todo el porno feminista es suave, lento y romántico, pero si ese es el contenido que estás buscando, entonces este es el lugar para que disfrutes de tus deseos demisexuales. Ms. Naughty lo recomienda para mujeres o parejas que busquen pornografía de buen gusto.

Sssh.com: una página que comenzó como un lugar dedicado para mujeres heterosexuales, Sssh.com recopila las fantasías femeninas y luego las ejecuta en videos e incluso contenido de estilo editorial.

ElseCinema: esta plataforma de pay-per-view puede ayudarte a encontrar cineastas porno feministas y éticas de todas partes del mundo.

¿Quieres entrarle al porno queer inclusivo? 

A diferencia de su contraparte dominada por hombres, el porno feminista es un espacio increíblemente inclusivo que abarca a personas de todas las identidades, géneros, preferencias sexuales, raza y color.

“El porno queer feminista representa un amplio espectro de sexualidad, desde gay hasta género fluido”, dijo Pappel. "Ha sido un espacio para que [las comunidades LGBTQ +] encuentren esa representación de su identidad en un momento en que los principales medios de comunicación no la tienen en cuenta".

Publicidad

Qué ver: 

PinkLabel.tv: una plataforma fundada por Shine Louise Houston, una cineasta estadounidense que ha estado haciendo pornografía queer desde mediados de la década de los 2000, es una plataforma de video-on demand y la favorita de Pappel para ver porno feminista queer, sobre todo porque puedes encontrar personas de color. También es una plataforma que ofrece a las cineastas y artistas que no tienen sus propias páginas un ingreso compartido para pagarles de manera equitativa y justa. 

Crash Pad Series: basada en una película llamada The Crash Pad, que se centra en un apartamento secreto solo abierto para la comunidad queer, Ms. Naughty recomienda esta serie para una experiencia sexual honesta y sin límites que celebra todos los cuerpos, géneros y etnias.

Aorta Films: una página recomendada por Pappel por su excelente capacidad para subvertir la identidad de género y explorar el porno queer con fetiches y BDSM, esta página es un ejemplo clásico de cómo el porno feminista no tiene que ser "vainilla o suave", sino que también puede ser duro. Las películas de esta plataforma también muestran explícitamente el consentimiento y las palabras de seguridad para crear experiencias seguras que no afecten al espectador.

Indie Porn Revolution: la pa´gina de pornografía queer más antigua representa "obscenidades subversivas hechas por mujeres, artistas y gente queer" y tiene como objetivo ofrecer una amplia gama de contenido que explora perspectivas distintivas, todas lejos de la mirada masculina.

¿Quieres entrarle al porno de arte?

Las cineastas porno feministas se enorgullecen de su capacidad para crear contenido tanto estético como erótico. Si bien este tipo de pornografía puede ser bastante similar a las escenas de sexo en las películas convencionales, las cineastas dicen que les gusta crear una vibra que haga que toda la experiencia visual se centre más en la forma en que se filma la película en lugar de simplemente llegar a la escena de la eyaculación.

“El porno feminista no solo se trata de excitación”, dijo Ms. Naughty. "Puede tratarse de emoción, de protesta, de arte".

Publicidad

Qué ver:

BlueArtichokeFilms.com: una plataforma fundada por Jennifer Lyon Bell, una cineasta estadounidense con sede en los Países Bajos, Ms. Naughty describe esta página como "cinematográfica, inteligente y extremadamente bien hecha". Según ella, estas películas explícitas son excitantes, pero también se interesan en las razones por las que la gente tiene sexo y la dinámica detrás de eso.

Four Chambers: dirigida por la artista británica Vex Ashley, esta página es recomendada por Ms. Naughty para ver películas claramente temperamentales, sensuales, intensas y fetichistas. Todas las escenas siguen un tema y están filmadas principalmente con luz natural, con diversxs artistas y estilos de sexo.

¿Quieres entrarle al porno documental?

Como señalan la mayoría de las cineastas feministas, el consumo ético de la pornografía significa ir más allá de lo profesional. La pornografía feminista se trata tanto de explorar espacios en internet de aficionadxs, incluidas las redes sociales, como de ofrecer obscenidades aptas para las mujeres.

“Prefiero usar el término pornografía documental en lugar de porno amateur, que suena más a que él o la artista lo está haciendo como un pasatiempo”, dijo Pappel. Explicó que el porno documental se crea construyendo el guión en torno a lo que la pareja o lxs artistas obtienen su placer. "Desde los besos hasta los fetiches, nos dicen lo que quieren y creamos el escenario en torno a eso".

Publicidad

Qué ver: 

OnlyFans: un servicio de suscripción de contenido donde lxs creadorxs pueden cobrarle a las personas por suscribirse a su contenido, OnlyFans permite que las trabajadoras sexuales y las estrellas porno emergentes no necesiten un intermediario y traten con sus clientes directamente. Esto no solo minimiza las posibilidades de explotación, sino que también te ofrece la oportunidad de obtener exactamente lo que quieres de las y los artistas que luego reciben una compensación justa.

Lustery: fundada por Paulita Pappel, esta plataforma cuenta con parejas de la vida real que se graban teniendo sexo. “Tienen una relación preexistente, lo que les da otro nivel de intimidad”, dijo Pappel. "Siempre que tienes sexo con una pareja es un performance, y esta página utiliza parejas reales de todo el mundo para mostrar esos momentos personales y privados con consentimiento".

r/chickflixxx: Reddit no siempre es el espacio más seguro para las mujeres, pero este subreddit pretende serlo. Aquí, puedes encontrar mujeres que publican sus videos favoritos con clasificación X para mujeres e incluso interactuar con expertas en sexo, incluidas terapeutas sexuales y otras artistas porno.

Sigue a VICE en Instagram y Twitter.