Publicidad
Cultura

Hablamos con el dibujante detrás de las primeras caricaturas de Mahoma

El danés Kurt Westergaard sabe muy bien cómo es ser el blanco de la ira extremista. En 2006, dibujó una caricatura que mostraba a Mahoma con una bomba en su turbante. Desde entonces, ha estado viviendo bajo continuas amenazas de muerte.

por Sandra Vinge y Andreas Digens, Ilustración: Cei Will
12 Enero 2015, 9:58am

Un dibujo de Kurt Westergaard.

El caricaturista danés Kurt Westergaard sabe muy bien cómo es ser el blanco de la ira extremista. En 2006, dibujó una caricatura en el periódico danés Jyllands-Posten, que mostraba a Mahoma con una bomba en su turbante. Hubo mucha gente a quien esa caricatura no le gustó y eso provocó un montón de protestas en todo el mundo. Desde entonces, ha estado viviendo bajo continuas amenazas de muerte y hasido atacado en su casa por parte de extremistas islámicos y todavía está bajo protección policial constante. Como si eso no fuera suficiente, la extrema derecha ha adoptado el dibujo de Mahoma y siguen utilizándolo como un símbolo de por qué creen que el Islam es horrible y violento.

Tras el trágico atentado en la revista satírica francesa Charlie Hebdo, lo llamamos y le convencimos para que nos diera su opinión sobre los incidentes de la semana pasada en París.

VICE: ¿Cuál es tu opinión sobre los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en las oficinas de Charlie Hebdo?

Kurt Westergaard: Al igual que todo el mundo creo que es horrible. Realmente, realmente horrible. Ha provocado un enorme shock en toda la sociedad, en toda Europa.

¿Sientes que recientemente ha habido una escalada de ataques a la libertad de expresión?

Cada vez que algo así sucede es una escalada. Y, por supuesto, tiene consecuencias terribles, ya que incrementa la autocensura en todo el mundo.

¿Y qué pasa con tus propios dibujos? ¿Ha cambiado esto tu forma de pensar acerca de ellos?

No. No creo que lo haya hecho. Lo importante ahora es que no nos movemos hacia atrás, que no nos sometemos a esta situación grotesca y empezamos a pensar que es peligroso escribir o dibujar sobre el Islam. Cada vez que sucede algo como esto, es un gran shock, pero, por suerte, yo creo que el pueblo y la prensa aguantarán. La peor parte es que hechos como estos influyen muy negativamente en la integración de las personas de diferentes países en todo el mundo.

Hablando de integración, los partidos de derechas han adoptado tu dibujo de Mahoma para usar en su propio contexto. ¿Cómo te sientes al respecto?

Los dibujos son míos. Es muy extraño que la derecha los utilice de esta manera. Es obvio que es ilegal y que puedo presentar cargos, pero en este momento es solo algo con lo que tengo que vivir.

Ok. Por último, ¿cree que el ataque en Francia ha cambiado su situación desde el punto de vista personal?

Estoy muy enfadado por haber sido amenazado en la forma en que lo he sido desde que hice mis dibujos. Esta rabia me ha ayudado a superar el miedo a un ataque. Para mí, este enfado es una forma de soportarlo.