FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

​La web para follar donde solo hay catalanes

En GentComTu! la premisa es sencilla: "haz amigos y encuentra pareja en catalán".
17.7.15

Todas las imágenes vía http://www.gentcomtu.com/

Siempre hay que vigilar muy bien con quién te acuestas; con quién compartes carne y fluidos. Se supone que la otra parte activa te tiene que interesar mínimamente —no nos engañemos, a estas alturas "lo ideal" apenas existe— por lo que tiene que existir cierto proceso de selección. La gente no va a lo loco diciendo "sí a todo" lo que se le pone delante —bueno, algunos nos vemos obligados a recurrir a esta deprimente técnica, qué le vamos a hacer, no somos querubines, hace tiempo que lo aceptamos. El caso es que uno tiene preferencias: altos, bajos, obesos, delgados, febriles, calvos, con exceso de piel en la cara, rubios, fuertes, musculados, de piel sedosa o lo que sea, hay gente para todo. Los gustos son lo que diferencia a las personas entre ellas, si no todos seríamos exactamente iguales y haríamos las mismas cosas. Bueno, por lo general TODOS hacemos las mismas cosas pero unos las hacen con pantalones verdes de pana y otros con unos tejanos y eso, amigos, es la gracia de esto llamado "vivir".

Con este panorama selectivo es normal que existan redes sociales para follar, es más, gracias a Dios por su existencia. Ya las conocemos todos y no pienso gastar ni un mísero minuto de mi también mísera vida en enumerarlos, el tiempo es oro y la muerte está cerca. De entre todo este puré de redes sociosexuales hay una que —por su naturaleza altamente exclusiva— resalta entre las demás; se trata de GentComTu!, así, con símbolo de exclamación (muy útil a la hora de concretar URLs). Los más avispados podrán deducir que en castellano sería algo así como "¡GenteComoTú!" por lo que queda claro que esta red social ofrece la apasionante posibilidad de poder follar con gente igual que tú. Esto puede ser algo terrible si lo llevamos hasta cierto extremo —estamos hablando de follarse a alguien exactamente igual a uno mismo, a una especie de clon, a modo de experiencia narcisista de primer nivel— pero lo único que propone es la triste idea de que las personas solamente quieren conocer, relacionarse y follar con gente afín a ellas mismas. ¡Que me corten la cara si es que hay algún valiente capullo ahí fuera que pueda sentirse atraído por lo singular, lo extraño u lo opuesto! La "gravedad" —por decirlo de alguna forma— de la propuesta de GentComTu! Es que esta afinidad se encuentra en la territorialidad, en la nacionalidad, en la lengua, en la sangre, en la geolocalización del parto, en fin, en el hecho de ser o no ser catalán. Ya lo dicen ellos mismos: "haz amigos y encuentra pareja en catalán".

Publicidad

Aquí no quiero entrar en ningún tipo de racismo autonómico, no me interesa lo más mínimo. Tanto me da si se trata de catalanes como de vascos, españoles, europeos o delfines. Este no es el caso. Lo enfermizo es la filtración de gente para follar a través de su nacionalidad. Algunos lo encontrarán bonito —los usuarios de la susodicha red social— pero espero y deseo que la gran mayoría de gente encuentre esta propuesta como mínimo más humillante que la mísera cantidad de chocolate que uno encuentra dentro de los Bollycaos "minis". Menuda jugada maestra hizo ahí Panrico.

Yo nunca me había registrado en una de estas webs porque gracias a Dios soy una máquina de follar y no necesito este tipo de aparatos para flirtear y capturar mujeres; en algunas ciudades incluso me conocen como "Pol Folledar", por lo que no estoy acostumbrado al sistema de registro de usuarios de estas páginas y al descubrirlo me pareció una auténtica mezquindad. Maldita sea, ¿a quién pretendo engañar? La verdad es que no hay ningún sitio en la Tierra, ni siquiera en el Sistema Solar —ni siquiera en la plenitud de la existencia—, en el que me conozcan por ese apodo. Me registré porque, al verme hasta cierto punto desesperado —y siendo víctima de esa "ampliación del campo de batalla" a la que se refiere Michel Houellebecq— una compañera de trabajo me propuso —entre la broma y la NO broma— que le echara un ojo a esa web para follar donde solamente hay catalanes. Como he dicho nunca antes me había registrado a movidas de esta índole así que el viaje iniciático fue ciertamente esperpéntico. Voy a hacer un spoiler para no decepcionar a nadie. No llegué a follar, ni siquiera llegué a interactuar con nadie. Joder, ni siquiera tuve ningún tipo de interés en encontrar a mi amada catalana. Si queréis conocer historias reales de folladas os remito al libro de "Histories de GentComTu" que la misma página de contactos ofrece de forma gratuita.

Todo esto de utilizar portales sexuales para follar a través de la red me la suda bastante —con el chat de Facebook se hacen auténticas maravillas (no)— y me di cuenta de que la concepción de la página, su semántica y su articulación moral (menudo pedante hijo de puta está hecho este tipo) me interesaban más que intentar organizarme unas buenas olimpiadas sexuales con valquirias del Maresme. Debo decir que me impresionó sobremanera la cantidad de preguntas que te hacían durante el sistema de registro de usuario, preguntas con un afán enfermizo por la concisión. Había cosas típicas (supongo) como describir la apariencia general (nórdico, europeo, asiático, mediterráneo, africano… pero siempre catalán); la religión; el valor principal de uno mismo (justicia, respeto, autocontrol, diversidad, sacrificio, amor y este tipo de chorradas); si bebes poco, mucho o de forma escandalosa; música; deportes; libros; las cosas que te gustan hacer en el campo y movidas de este palo.

Luego llegó la parte interesante; preguntaban si uno se sentía socialmente conservador, progresista, de izquierdas o de centro y si "nacionalmente me sentía" españolista, federalista, independentista, catalanista o si todo esto me la sudaba. Evidentemente, para intentar follar en un sitio así, les dije que era independentista de izquierdas, un recurso que también utilizo durante las fiestas de Sants. Para los de GentComTu! es interesante delimitar el lugar de residencia, que puede ser Andorra, Catalunya, Catalunya Nord, Franja de Ponent, Illes Balears y País Valencià. Luego, si no eres de ninguno de estos conocidos sitios, puede que seas de África, Asia, Norte América o incluso España.

Ignoré la red social y ella me ignoró a mí. Algunas veces me metí en el chat donde la gente decía cosas como "Bon dia trempats!" o "Avui plou a bots i barrals", como podéis ver tampoco había demasiada "acción". Se podían hacer actividades en grupo como una buena "cata de vins al Puigmal", una "Ascensió al Fontlletera, 2.585 m" o las famosas "Bicicletades". Planes no muy de follar, según mi humilde opinión. Buscando perfiles de "pibas" me di cuenta de que realmente era una red social con mucha presencia de catalanes pero que no excluía a gente de otras comunidades y con sangre y ADN manchado, gente que, supongo, estaba ansiosa de poder calzarse a una buena catalanita. Recibí una solicitud de amistad pero creo que era de un cuenta falsa o algo, era demasiado irreal, estas cosas no suceden si un mínimo esfuerzo, ¿verdad? En fin, la experiencia se limitó a la sorpresa de que pudiera existir una web para follar de esta índole, un club secreto de folladores que espetan "què cardes Gerard, però quin tros de cigala!" mientras intentan correrse metidos dentro de una cama en el Alt Empordà. Joder chicos, ¿es que no lo veis? Al fin y al cabo todo esto se trata de intentar correrse —al menos intentarlo—, sin importar exactamente dónde ni con quién. Es un sistema de pura mecánica, los demás factores no importan y nunca importarán.