Estas son las frases más utilizadas por los raperos en TransMilenio

"Que bonito es saludar y ser saludado".
10.8.16

Puede que, para muchos, escuchar a un tipo con micrófono en mano y amplificador colgado intentando rimar acerca de lo difícil que es su vida en el barrio y lo afortunados que somos que se hubiera montado al TransMilenio -que encima de todo va repleto- a cantar y no a robar, no sea la manera más plácida de terminar un día laboral. Pero con todo y eso, les valoramos el esfuerzo y el valor que le meten a subirse a cantar en el transporte público, ya que al final del día ese es su trabajo. Una manera honesta de rebuscarse el diario frente a un público que el 99.9% de las veces, está más concentrado en su celular o va con los audífonos puestos.

Publicidad

Tampoco vale generalizar. Aunque muchos de estos sujetos no son… digamos que los más agraciados a la hora de empalmar frases con un mínimo de sentido, hay otro grupo que encuentran en los buses rojos un espacio gratuito y teteado de gente, donde pueden ir a mostrar un trabajo de calidad y hacerse unos pesos en el camino. Mejor dicho, se encuentra y se escucha de todo, y si usted también coge TransMilenio todas las noches, sabe cómo es.

Pero entre todo este cuento, ¿no han notado que muchas de las frases con las que acompañan sus presentaciones se han convertido en lugares comunes?, ¿que todos intentan atrapar a la gente con las mismas palabras? De verdad, parece que antes de empezar a cantar tuvieran un libreto memorizado que se comparten entre todos.

En las últimas semanas estuvimos parándole oído a la prosa del rapero de TransMilenio y nos encontramos con estas joyitas clásicas de estas presentaciones clandestinas en el transporte público.

***

“Yo vine fue a cantar, no a robar”

Gracias por eso, en serio mis perritos. Sería el colmo que tras el azare tan macho que uno lleva en el transmi, con esa chalequiadera tan maluca que nos toca vivir a diario en el transporte público bogotano, la frase fuera al revés. Ahí sí apagué y vámonos.

“Mi intención no es venir a incomodarlos, ¿verdad?”

Pues me hubiera encantado seguir colgando jeta contra la ventana, sumergido en el sueño más sabroso, pero ya que me despertó…

Publicidad

“Que bonito es saludar y ser saludado”

Tienes toda la razón mi perris, pero es que estoy acá intentando terminar de leerme estas cochinas copias para ver si no me cago el parcial de mañana.

“¡Esto es arte, esto es algo de rap conciencia mi gente!”

El “rap conciencia” es el género oficial de TransMilenio, una especie de reflexión social sobre las cosas que están bien y mal en esta ciudad tan jodida, y está bien que nos pongan a pensar en esto. Lo que pasa es que en ese momento en lo único en lo que podemos pensar es en lo tarde que vamos a llegar, en la cara de jopo que nos va a poner nuestro jefe/profesor y en si nuestro celular sigue tocando nuestra pierna.

“Bueno mi gente, hoy les traigo este mensaje con todo el respeto que se merecen”

El TransMilenio como ruta pedagógica. Esto es algo visionario y más barato que armar colegios o universidades, como le gusta al alcalde capitalino.

“Muchísimas gracias por su respeto al escuchar y aplaudir, ahí demuestran su verdadera educación”

Escuchar y aplaudir, escuchar y aplaudir. La educación es acentir.

“¿Allá adelante quién me desea apoyar?”

Así cobra Sayco lo que dice que le da a los artistas.

“Regálenle un aplauso al más alto, toda la gloria es para él”

Así las señoras cristianas que van en el bus odien el rap, ese mensajito dedicado al señor les hace soltar la monedita. Genios.

“Tranquilos que también recibo billetes de $20,000 y $50,000”

Hombre, estamos en las mismas, es lo que queremos todos en esta vida. ¡Chóquelas! digo ¡puñito!

“Vean, yo soy un chino bien, no meto vicio. Lo mío es el arte, el hip hop”

Yo sí meto vicio, pero, te entiendo la idea.

"Recuerden que Cristo los ama"

La que no me ama de a mucho es mi novia por no gastarle Uber y meterla en esta chichonera. Igual se agradece el mensaje de fe en medio de la desazón de un TransMilenio.