FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Bare Wires, ¿jipis o macarras?

22.10.11

Siempre que veo una foto de Matthew Melton, el líder de Bare Wires, me acuerdo del personaje que interpretaba Matthew McConaughey en esa peli de culto que es Dazed and confused (aquí rebautizada por algún eunuco como Verano del 76). Esos pantalones marcapaquete, ese bigotillo de liante, esa sonrisilla de caradura seductor… Ahhh, quien fuera groupie.

Bare Wires son de Oakland y su música es buenrollera 100%; no en plan flower-power, sino en plan vacile, sábado noche, pillemos-la-taja-y-a-por-ellas. ¿Sonido? Garaje 60’s + bubblegum punk 70’s. ¿Una canción? “I Love You Tonite”, hit veraniego para el ñoño que llevo dentro. En diciembre vienen a presentar su nuevo disco, el tercero ya, titulado Cheap Perfume y editado por Castle Face, el sello de John Dwyer de Thee Oh Sees. Aviso: aunque Melton sea el cantante guaperas, no perdáis de vista al batería Omar Hernández (líder también de los majaretos de Apache), que acabó en el hospital tras un bolo en Detroit y la puede liar muy parda si los astros se alinean.

Publicidad

Vice: ¿Qué leches le pasó a Omar?

Matthew Melton:Nos va la fiesta, pero a veces se nos va de las manos. No sé qué hizo Omar pero el tema es que acabamos en el hospital. Nada grave. Lo mejor fue cruzarnos en la sala de espera con un chaval con un parche en el ojo que nos hizo el signo de la paz.

Suena un poco jipi para un chaval como tú criado en Memphis…

Memphis mola mucho. La mezcla de edificios abandonados y negros cool le da carácter a la ciudad. El tiempo parece detenerse cuando trepas para colarte en un edificio abandonado. Y si puedes detener el tiempo es que vas por buen camino…

Caray, eso también suena muy jipi, no me extraña que te mudaras cerca de San Francisco. ¿Amor libre y tal?

Me instalé en Oakland hacia 2008 y empecé a currar en una tienda vintage. Un coñazo. Hay abundancia de tías en California, pero te aviso: ¡están como una cabra! Al final  entre una cosa y la otra, la banda fue la excusa perfecta para estar poco tiempo en la ciudad.

Cuéntame eso de editar también en cassette. ¿Nos hemos vuelto locos o qué?

Los cassettes molan, hombre. Le das al play y listos, no puedes tontear con las canciones. Al cuerno con los iPod. Creo que están diseñados por el gobierno para chuparnos la energía del cerebro. Cuidado con los portadores de falsos regalos y promesas rotas…

Tío, me das miedo. No me extraña que hicieras mano a mano con Jay Reatard la portada sangrienta de su Blood Visions.

Publicidad

Trabajábamos juntos en un estanco apestoso y en el almacén tenían guardadas viejas botellas de sirope de café y frambuesa. Asqueroso, pero ideal para usarlo como sangre. Lo preparamos todo para la foto: le eché una botella por encima y Jay empezó a correr como un loco cubierto de ese potingue. Hice sólo un par de fotos. La primera es la que se usó por la portada. Pero en la segunda ya le había echado otra botella de sirope y quedó mucho mejor; es la que tendría que haber sido portada.

Has cambiado varias veces de compañeros en la banda. ¿Tan déspota eres?

Quiero estar con gente que realmente disfrute girando y tocando en directo. Si alguien empieza a darme la brasa con eso, debo darle la patada por su propio bien. Es como cuando mi tío Tom me obligó a matar un conejo al que había disparado con una pistola de balines para enseñarme lo que significa ser un hombre.

Qué majo el tío Tom.En el clip de “Don’t ever change” el macarra al que interpretas se larga del instituto con la nerd de la clase. ¿Autobiográfico?

En el instituto no tenía amigos, así que el clip habla básicamente de mí como una colegiala incomprendida. No es broma. No encajaba ni con los marginados, así que solía salir por ahí con las señoras de la cafetería.

Así pues, ¿avisamos a las MILF españolas de vuestra inminente gira?

Cambiamos tres chavalas californianas por una señora caliente española cuando quieras.