El pasado nazi secreto de Ace of Base

Antes de unirse en Ace of Base, Ulf Ekberg era un skinhead neonazi. ¿Utilizó la fama de Ace of Base para borrar su pasado y conseguir un puesto de autoridad?

|
may. 9 2013, 11:42am



Internet nos ha dejado con un escepticismo sin precedentes hacia la inocencia. Parece literalmente imposible la existencia de cualquier figura pública libre de secretos. Incluso esperamos placeres sencillos, como que el grupo influenciado por el reggae, Ace of Bace, también tenga algunos que esconder.

Y bien, tienen uno.

Ulf Ekberg, uno de los fundadores de Ace of Base, empezó su carrera siendo un skinhead neonazi. Y no sólo eso, también creó una plataforma para sus ideales a través de su banda de música punk nazi, Commit Suiside, que cantaba canciones con letras explícitamente racistas. En el caso de que os estéis preguntado cómo de explícitas eran, aquí tenéis un pequeño ejemplo:

"Män i vita kåporna på vägen tågar. Vi njuter när vi huvudena av niggrerna sågar/ Svartskalle, vi hatar dig! Ut, ut, ut, ut! Nordens folk, vakna nu! Skjut, skjut, skjut, skjut!"

¿Traducción?

"Hombres con capuchas blancas caminan calle abajo, disfrutamos cuando cortamos cabezas de negros con sierras / Inmigrante, ¡te odiamos! ¡Fuera, fuera, fuera, fuera! ¡Despertad, nórdicos! Disparad, disparad, disparad!"

A parte de dar conciertos con Commit Suiside, Ekberg también era miembro de Demócratas de Suecia, un partido político que ha rechazado públicamente cualquier vínculo con neonazis. Esto es interesante, teniendo en cuenta que el grupo fue fundado por nazis, y miembros activos todavía tienen conexiones con grupos extremistas que difunden mensajes de odio. Por ejemplo, Anders Klarström, antiguo presidente de Demócratas de Suecia. Tiene gracia pensar que Klarstöm también era miembro de Commit Suiside junto a Ekberg. En esa época, cuando la banda se separó en el año 1986, Klarstöm fue condenado por posesión de armas de fuego, así como por mandar amenazas de muerte a un director teatral y artista judío llamado Hagge Geigert, que habló abiertamente en contra del racismo y los neonazis. Klarström le llamó "cerdo judío" y amenazó con quemarle.

Uffe Ekberg.

En 1998, un pequeño sello sueco llamado Flashback Records lanzó Uffe Was a Nazi!, una colección limitada del trabajo de Ekberg con Commit Suiside. La portada es una foto de Ekberg haciendo el saludo nazi. Aunque sólo se hicieron 1.000 CDs, fue un ataque extremamente perjudicial sobre el pasado nazi de Ekberg y se ha convertido en un importante objeto de coleccionismo. Uffe Was a Nazi! incluye cinco canciones, como "Rör inte vårt land," que se traduce a "No toques mi país," y "Vit makt, svartskalleslakt!" que se traduce a "El poder blanco, matadero de cráneos negros". Sorprendentemente, la banda reinventa las letras de "Smash the IRA" de Skrewdriver, traduciendo las letras al alemán y renombrándola "Smash de VPK". El VPK es un partido socialista y feminista en Suecia:

Ahora os contaré como Ekberg llegó a Ace of Base. En agosto de 1990, un músico de Gotemburgo, llamado Jonas Berggren, se encontraba a unas horas de tocar con su grupo que llevaba años actuando como CAD, Tech-Noir o Kalinin Prospect. En el último minuto el bajista del grupo decidió dejarles tirados para ir a ver a los Rolling Stones al otro lado de la ciudad. Así que Berggren le pidió a su amigo Ekberg que le sustituyese. Un par de semanas después bautizaron su nueva formación como Ace of Base y el resto es historia: "All That She Wants" petó las listas, Happy Nation/The Sign vendió 23 millones de copias, y el grupo se convirtió en uno de los grupos más queridos de la década.

No está claro si Berggren o el resto de integrantes de Ace of Base sabían de sus anteriores devaneos con el neonazismo cuando le pidieron que formara parte del grupo. Por alguna razón, no es algo de lo que se hable ni a día de hoy, así que puedes esperar abrir bocas de par en par cuando le cuentes esto a tus colegas.

La respuesta de Ekberg has sido bastante evasiva. En un documental de 1997 se le cita diciendo "Le dije a todo el mundo que me arrepiento de lo que hice. Ya he pasado página. No quiero ni hablar de ello, esa época ya no existe para mí. Cerré esa etapa de mi vida en 1987. Aprendí de esa experiencia, pero esa vida no es la que tengo ahora. Es de otra persona."

Actualmente, según su página web, Ekberg es "un líder visionario y un eminente hombre de negocios." Ekberg todavía está en Ace of Base, a la vez que trabaja en una empresa de campañas de estrategias de marketing llamada Result, con socios como BMW, Fiat, IBM y LinkedIn. En 2002, Ekberg fundó otra empresa de entretenimiento y marketing llamada Legion Network (ahora inexistente) y trabajó con Canon, Motorola y Nokia. Desde 2002 hasta 2005, fue consejero de Nokia en su estrategia global de música y moda.

Pero las cosas se vuelven aún más crípticas. Ekberg también es miembro activo de un grupo de reflexión del programa de la región asiática para German Marshall Fund. Recordad que esta organización fue formada con el espíritu del Plan Marshall, el programa de incentivos económicos americanos tras la segunda Guerra Mundial, creado para prevenir el comunismo soviético y para abrir las naciones a la democracia.

¿Qué quiere decir todo esto? Es simplemente increíble que no haya salido a la luz, especialmente porque a simple vista no se ve nada. Mientras buscaba información para este artículo, hablé con otros periodistas que jamás habían escuchado esta historia. Ni yo había oído nada acerca de este secreto histórico en toda mi vida. Tampoco me voy a poner en plan conspirador pero no puedo creer que esté recuperado totalmente de ese odio. Lo que también da mucho miedo es que Ekberg se ha posicionado en un lugar de extrema autoridad y tiene mucha influencia. Durante años, fue el responsable directo de cómo conectan las marcas con los consumidores y actualmente está metido en un programa subsidiado de ideología geopolítica.

¿Usó Ekberg el éxito de Ace of Base como una oportunidad para limpiar y borrar su pasado neonazi? No estoy seguro, y parte de mí lo duda, pero para cerrar el tema puedo decir con toda seguridad que ya jamás podré disfrutar de escuchar "The Sign", "Don't turn around" o de "All that she wants" de la misma manera que antes.

Ben es el redactor jefe de Noisey. Puedes seguirle en Twitter - @b_shap

Gracias a Ezra Marcus, por ayudarme con la investigación, y a Maggie Mustard, por el millón de ideas.

Más VICE
Canales de VICE