FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

¿Quién o qué está envenenando a los perros de la Ciudad de México?

El responsable de la muerte de al menos diez perros que pasearon en el Parque México de la colonia Condesa podría enfrentarse a una pena de cárcel de hasta dos años por cada animal asesinado.

Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, nuestra plataforma de noticias.

La cacería ha comenzado para descubrir quién o qué está detrás de una serie de muertes de perros ocurridas la semana pasada y presuntamente vinculadas con el Parque México, en la colonia Condesa, de la Ciudad de México.

Aún no está claro qué es exactamente lo que causó la muerte de hasta 18 animales, pero periodistas de la prensa local y líderes barriales consideran que la serie de decesos ha sido consecuencia de ataques deliberados con veneno, probablemente escondido en algún lugar en el parque.

Publicidad

"Este es un asunto de violencia e injusticia", opina Lorena Vázquez, cuyos dos perros se encuentran entre los animales domésticos que murieron después de haber paseado por el Parque México la semana pasada.

Los barrios más pobres de la Ciudad de México alojan muchos perros abandonados que deambulan por sus alrededores. En toda la ciudad los perros son a menudo tratados como poco más que alarmas antirrobo y no es extraño ver perros encerrados en las terrazas sin protección alguna bajo el sol o la lluvia.


Relacionado: Trabajé en un criadero de perros


A nivel legislativo, sin embargo, la capital está a la vanguardia de América Latina en la protección de animales, con severas sanciones —en los papeles, aunque sea— para quienes maltratan a sus mascotas.

Pero en ningún lugar la preocupación por el bienestar canino ha llegado tan lejos como en la Condesa, sobre todo en el Parque México, donde razas de todas las formas y tamaños deambulan felizmente por sus senderos, y donde una zona de juegos exclusiva para perritos fue abierta este año.

"El Parque México es un lugar donde nuestros perros pueden pasar el rato juntos y correr. Un lugar en el que son aceptados", dice Vázquez, quien añade que sus perros eran como sus hijos. "Lo que está sucediendo ha causado un tremendo dolor".

Tanto Teddy, un bichón maltés, como Lucas, un caniche cocker, cayeron enfermos después que Vázquez los llevó a dar un paseo por el parque el pasado martes por la noche. En ambos casos los perros comenzaron a vomitar, luego padecieron convulsiones y finalmente murieron de un ataque al corazón.

Publicidad

Vázquez no supo qué estaban sucediendo hechos similares sino hasta unos días después cuando escuchó que la misma muerte repentina había sido padecida por otros perros de la zona.


Relacionado: Me asaltaron en el DF y tratar de denunciarlo sólo empeoró la situación.


Con los rumores circulando y el pánico en aumento, las autoridades de la ciudad se reunieron con los dueños de los perros de la zona el domingo y se comprometieron a tomar medidas.

Patrullas especiales comenzaron a circular alrededor del parque que ahora exhibe carteles que recomiendan a los dueños de los perros mantener a sus animales atados con correa con el fin de evitar que consuman veneno.

"Trabajaremos en conjunto para dar certeza y tranquilidad a vecinos de la Condesa ante envenenamiento de mascotas" tuiteó el martes Hiram Almeida, jefe de policía de la Ciudad de México.

La Fiscalía de la Ciudad de México ha abierto una investigación a partir de las pruebas forenses de algunos de los animales que han muerto para tratar de identificar la causa exacta.

Un portavoz de la oficina no quiso revelar si la investigación había dado ya con alguna pista sobre quién o qué podría ser responsable de las 10 muertes de perros oficialmente denunciadas hasta ahora. Los medios locales informaron que si el culpable es detenido podría enfrentarse a una pena de cárcel de hasta dos años por cada perro asesinado.

Con el parque ahora muy monitoreado, ningún perro ha caído enfermo en los últimos días. Pero los propietarios de canes insisten en que el problema no se resolverá si reina la impunidad.

"Tenemos que averiguar quién hizo esto", señala Vázquez. "Tenemos que asegurarnos que no vuelva a ocurrir".

Sigue a Jo Tuckman en Twitter: @jotuckman