Los freelanceros también se retiran
Como tener una vida fabulosa a los 60

Los freelanceros también se retiran

Los freelancers no tienen horarios fijos, establecen su propio ritmo de trabajo y pueden trabajar en pijama, pero una de las desventajas —una muy importante— es el tema de la seguridad social.
21.7.16

Ilustración por Trino.

Ser emprendedor o trabajador independiente tiene algunas ventajas frente a ser asalariado. Los independientes no tienen horarios fijos, establecen su propio ritmo de trabajo y pueden trabajar en pijama cuando se les de la gana, pero una de las desventajas —una muy importante— es el tema de la seguridad social.

Si para los asalariados el retiro es un tema difícil porque el ahorro obligatorio que hacen a su cuenta en la Afore no les va a alcanzar para tener una pensión suficiente, para los independientes lo es aún más porque ni siquiera están generando los derechos para recibir una.

Si tú eres trabajador independiente, tienes que comenzar a ahorrar lo más pronto posible porque, igual que los Godínez, tú también vas a querer retirarte algún día. Aquí te explicamos las opciones que tienes para tener la vida que quieres cuando te retires.

OPCIONES

Las personas que han tenido una cuenta en una Afore porque trabajaron algún tiempo en una empresa y después decidieron independizarse, pueden recuperar esa cuenta y seguir ahorrando en ella. Si no sabes dónde está, descúbrelo en esta página.

Pero además de la Afore, también existen otras opciones de ahorro como los Planes Personales de Retiro (PPR), que son productos que puedes contratar con aseguradoras, operadoras o distribuidoras de fondos de inversión y en lo que te comprometes a depositar periódicamente una cantidad definida en una cuenta de inversión.

La idea es que, cuando cumplas 65 años, recibas ese ahorro más los rendimientos que haya generado en el tiempo. No importa que ya tengas Afore, puedes contratar un PPR para complementar tu ahorro.

Tener un PPR normalmente requiere que hagas un pago mínimo más alto al que te puedes hacer en la Afore; sin embargo, si estás dispuesto a hacer un pago más alto, tendrás algunos otros beneficios distintos a los de la Afore.

Por ejemplo, los PPR generalmente van empaquetados con un seguro de vida. Eso significa que si la persona que contrató el producto muere, la institución pagará una cantidad determinada (la suma asegurada) a los beneficiarios.

Estos productos son convenientes sobre todo cuando tienes dependientes económicos. Si no los tienes, el seguro de vida podría ser un beneficio desaprovechado a menos que contrates la cobertura adicional de invalidez, que te paga una cantidad en caso de que sufras un accidente que te impida seguir trabajando.

En temas de inversiones no hay caminos definidos. Quizá tú prefieras otras vías de inversión como los inmuebles, divisas o cualquier otro activo, pero para prever tu retiro lo ideal es usar mecanismos especialmente diseñados para este propósito como los PPR o las cuentas en la Afore.

Hacerlo te permitirá aprovechar los beneficios fiscales que es la posibilidad de deducir tu ahorro para el retiro y tener saldo a favor en tu declaración anual.

Si quieres conocer más, tienes dudas o comentarios, escribe a senoravidegaray@gmail.com.

Aquí puedes calcular cuánto tienes que ahorrar para darte la vida de viejo que tanto quieres.