FYI.

This story is over 5 years old.

Por qué J Balvin es uno de nuestros personajes del año

Porque todos necesitamos reggaetón, básicamente.
15.12.15

¿Por qué? Porque todos necesitamos reggaetón… basicamente. Mientras panameños y puertoriqueños siguen discutiendo si fue la plena o el hip hop boricua el primer género que detonó el reggaetón, la fuerza musical más pesada del continente (que a propósito este año se coló en el mainstream global gracias al coqueteo con dembow de Major Lazer y Justin Bieber), Medellín se viene convirtiendo en la capital del género durante años recientes. Y gran parte de este auge se debe a Don José, más conocido como J Balvin, uno de los productos más impecables de la categoría hasta la fecha, por supuesto, después de que Daddy Yankee le cediera el terreno.

Publicidad

A pesar de despertar amores y odios entre el público, el reggaetón, que por demás nadie deberia tomarse tan en serio, es un género de fiesta que ha evolucionado mucho en sus cortos años de existencia. Aquel clásico beat atado al dembow y al reggae en español de los 90 ha cambiado significativamente, teniendo siempre como base una cadencia latina, heredera del golpe jamaiquino y maestra de ceremonias de algunas de las fiestas más lascivas de este lado del charco y expandiéndose. Izando la bandera de Colombia, J Balvin, punta de lanza de su segunda generación, ha reafirmado su posición ante la industria comercial y ha empezado a abrirse camino dentro del mercado anglo, siendo éste uno de sus mayores logros durante el 2015, apoyado en un sonido que toma lo mejor del beat comercial de nuestros tiempos pero lo ralentiza y lo suaviza, mezclándolo incluso con electrónicas más sofisticadas y profundas para lograr entre los fieles del vacile un baile voluptuoso, justo y necesario para las noches más mundanas de juerga. Es interesante ver cómo en países como Estados Unidos J Balvin también ha empezado a ser un referente cultural dentro de un público mainstream y hasta alternativo, en su mayoría latino, que ha tornado su interés hacia propuestas electrónicas más enfocadas en el futurismo, como es el caso de VenusX y Arca, entre otros, buscando responder preguntas sobre su origen y lugar en el mundo. Hasta Fader le hizo un perfil, y en Remezcla, medio musical favorito de los latinos bilingues, es un absoluto ídolo.

Incuestionablemente, 2015 fue el año de Balvin, quien siempre se propuso llevar la bandera del llamado "género urbano" hecho en Colombia a sus instancias más altas. Ganó un Grammy Latino por la mejor canción urbana con “Ay Vamos” y un MTV Europe Music Award como mejor show latinoamericano. Además, después de los desafortunados comentarios de Donald Trump con respecto a las latinas, Balvin se dio el lujo de cancelar uno de los shows más promisorios de su carrera: su presentación en el show de Miss USA, siendo el primer latino de renombre que se pronunció en contra de los comentarios discriminatorios del caricaturesco candidato. Finalizó el segundo semestre del año lanzando el hit “Ginza”, una tonada inevitable que se mantuvo por al menos nueve semanas consecutivas como el track latino más escuchado en Spotify y en menos de seis meses ya alcanza las más de las 200 millones de vistas en la red.

Durante su historia, el reggaetón ha contribuido de alguna manera a cambiar las reglas del juego dentro de la industria musical, enfocándose en producir sencillos, hits, remixes y colaboraciones y dejando atrás el formato de los álbumes completos. Esto le ha dado al género salud radial y mucho kilometraje masivo. Sus exponentes, además, han sabido construir uno de los sonidos más estables y a su vez más cuestionables dentro de un mercado que, igual, siempre será cuestionado, sobre todo en su frente más comercial. El trabajo de José Álvaro Osorio ha sido riguroso en ese aspecto; a hoy, el paisa ha trabajado en colaboraciones con artistas como Daddy Yankee, Nicky Jam, Farruko, J Álvarez, e inclusive, este año, entre sus aliados estuvieron Justin Bieber y Major Lazer, con quienes hizo los llamados "remixes" latinos oficiales de los hits del año "Sorry" y "Lean On" respectivamente. Estas colaboraciones (y una que viene en camino junto a Kygo) le han abierto las puertas hacia otros mercados, y a sus cohortes también, y así se ha logrado posicionar como el más grande de todos los reggeatoneros en la actualidad.

Ámenlo u ódienlo, no importa… lo de J Balvin en 2015 es lo que es: no solo innegable, sino música efectiva para la pista de baile global y lo mejor: made in Medallo. Así que si necesitas reggaetón, ya lo sabes…