FYI.

This story is over 5 years old.

Simon Cowell va a hacer un reality de DJs, y suena terrible

El ex-manager y juez de The X Factor le mete su mano al tema de moda: ser DJ.

Este artículo apareció originalmente en Thump.

Anoche, el imperio de SyCo se dirigió hacia territorios inhóspitos con el anuncio de la más reciente adición a su cartelera: Ultimate DJ. Aún no sabemos mucho al respecto, pero Simon Cowell ha revelado que se unirá con el Ultra Festival y el motor de búsqueda Yahoo! para llevar a cabo el show.

La primera vez que supimos acerca del plan de Cowell para pavonearse por el dancefloor fue el año pasado, aunque no es claro si éste sea exactamente el mismo show que había planeado previamente. De cualquier manera, Cowell ya había puesto el ojo en el mercado del EDM desde hace algún tiempo.

Con algunas excepciones, los shows de Cowell invariablemente promueven el 'talento' insípido que abunda en las cajas de descuento en los súper mercados, luego de que los grandes han arrasado con las ventas. Estos programas idolatran la sacarina y el sentimiento además de perpetuar el mito de que la gente 'normal' con trabajos 'normales' merecen el tipo de condescendencia que surge cuando su trabajo 'normal' se atraviesa en su sueño por convertirse en la siguiente Jane McDonald. Pero, las cosas podrían ser distintas cuando en vez de ver a Sandra - una madre de 36 años que siempre quiso ser cantante, antes de que una enfermedad la detuviera, ahora tenemos al DJ Ian, que busca llegar a la cima a través de un dj set de dos minutos, mientras Steve Aoki lo observa.

Ultimate DJ le ofrece al afortunado ganador un contrato con Sony Music con un espacio para tocar en un festival de música dance, lo cual demuestra que aunque Simon podría no haber comprendido la diferencia entre productores y DJs, podría ser capaz de encontrar a alguien que sea más afín a Madeon que a Maceo Plex.

Para hacerlo, el show tendrá que ir más allá de transmitir gente siendo DJs. Después de todo, nunca nadie ha reproducido un set de Boiler Room y pensado que podría ser mejorado si Simon Cowell hubiera encogido los hombros y apuntado con su dedo. ¿Cómo harán para que Ultimate DJ sea tan atractivo al público como sus predecesores? Tomando prestado todo lo posible de otros reality shows, esperamos. Tomen como ejemplo a Masterchef —un selector de dubstep que fue forzado a mezclar disco— un poco de The Apprentice —durante la sexta semana del show, veremos a muchos de los concursantes intentando animar un asilo de ancianos con un mini-rave— una pizca de Big Brother —mete a unos chicos fortachones en una casa con drum machines y Red Bull para luego ver las chispas sociales volar— y unas gotas de las pizzas Cowellianas que tanto conocemos y amamos, y … presto, tienes una contundente serie de Ultimate Producer que hace EDM para festivales y puede mezclar dos de sus propios tracks bastante bien frente a una audiencia y puede hacerlo mientras las luces costosas brillan a todo lo que dan y levanta el puño firmemente. Si alguien puede hacerlo, es Simon Cowell. Incluso si la idea de que se ponga sudoroso en la primera fila de Tomorrowland sea una auténtica pesadilla.