FYI.

This story is over 5 years old.

Escucha “Lo and Behold!”, una versión alterna exclusiva de los ‘Basement Tapes’, de Bob Dylan

La leyenda muestra su lado ligero, cagándose de risa sin control alguno.

Foto: Elliott Landy

Entre más tiempo pasa entre las míticas grabaciones de 1967 de Bob Dylan, más crece su leyenda. Según cuenta la historia, tras el tremendo éxito de sus discos Highway 61 Revisited y Blonde on Blonde, Dylan sufrió de un aparatoso accidente en motocicleta, y se recuperó en algún pueblo en el norte del estado de Nueva York. Mientras se encontraba aislado, él y un grupo de músicos conocidos colectivamente como los Hawks (que después se darían a conocer como The Band) se encerraron en el sótano de una pequeña casa en West Saugerties, la cual apodaron The Big Pink. En el curso de los siguientes meses, el grupo grabó más de cien canciones, algunas de las cuales se convertirían en clásicos del catálogo de Dylan, mientras que otros eran simplemente palomazos que no fueron más allá.

Eventualmente, algunos cachos y pedazos de esas sesiones empezaron a ver la luz del día en el mundo. En 1969, un misterioso disco no oficial titulado Great White Wonder, el cual contenía algunos de los temas grabados en esas sesiones, empezó a aparecer en tiendas de discos, lo cual dio a luz al primer bootleg conocido de la industria musical. Años después, en 1975, Columbia Records lanzó el LP The Basement Tapes, el cual incluía unas míseras 16 canciones de las sesiones. Si creían que con eso iban a saciar a los más fervientes fans de Dylan, entonces se ve que no conocen a los fans de Dylan. Por casi 50 años, "The Basement Sessions", como son conocidas las sesiones, han sido una de las reliquias más buscadas y difíciles de conseguir del legado de Dylan, y el artículo que la Rolling Stone publicó en 1968 sobre ellas no hizo mas que cementar esa reputación, dándole un aire de misticismo y alimentando el fuego de los fans. Porque, en serio: ¿qué joyas perdidas habrá en esas cintas?

Ahora, todos estos años después, Columbia Records/Legacy Recordings están preparando el lanzamiento de The Basement Tapes Complete: The Bootleg Series Vol. 11, una caja de seis discos y más de 100 meticulosamente escogidas canciones de esas sesiones, todas en orden cronológico. Abajo, escucha uno de esos tracks en exclusiva: un corte alterno nunca antes escuchado de “Lo and Behold!", en la que un Dylan de 26 años se deja ir con todo. Y con eso queremos decir que, a partir del minuto dos, se empieza a cagar de risa incontrolablemebte, brinándonos así un recordatorio de que hasta las leyendas más icónicas de la música son seres humanos comunes y corrientes. Mételos en un sótano en una casa en medio de la nada, ponles un estudio de grabación e instrumentos, y unas cuantos analgésicos, y además de unas canciones increíbles, también habrá bastantes momentos en los que no van a hacer nada más que cagarse de risa.

Escuchen esta versión alterna de “Lo and Behold!” aquí abajo, y esperen The Basement Tapes Complete: The Bootleg Series Vol. 11 el 4 de noviembre. Si esa caja es demasiado para ustedes, una versión con los temas más destacados, titulada The Basement Tapes Raw: The Bootleg Series Vol. 11, también estará disponible como un set de tres LPs. Pueden pedir ambas por aquí.