FYI.

This story is over 5 years old.

‘Chino y Nacho for Babies’ y otros discos absurdos para bebés

No le jodan el oído a los niños.
13.4.16

Ilustración hecha por Natalia Mustafa.

Cuando un bebé empieza a llorar lo mejor que se puede hacer para calmar sus estridentes gritos es cantarle una canción de cuna. Durante siglos y siglos, las madres de todo el mundo han arrullado a sus retoños con sus voces, tarareos y cantos. Pero los tiempos cambian. Ahora es cuestión de poner en Internet “música para bebés” y aparece toda una gama de cosas hechas con xilófonos, violines y flauticas dulces que van de la genialidad de Mozart hasta Chino y Nacho. Así es, en la basta red existe una versión aún más empalagosa de “Mi Niña Bonita”. Es más, hay todo un álbum con las canciones de estos poperos venezolanos hechas en versión para bebés. Lo más loco es que ese disco de sonidos dulces y suavecitos estuvo nominado al Grammy Latino 2015 en la categoría de Mejor Álbum Infantil.

Por absurdo que parezca, existe todo un mercado enfocado en la música que suena inofensiva, arrulladora y que busca estimular el cerebro en desarrollo de los pelados. Pero, ¿esto tiene sentido? ¿Acaso estas canciones de verdad influyen en los niños? O ¿todo eso de la música para bebés es un cuento para que los incautos padres compren pendejadas para sus críos?

El neurofisiólogo Juan Daniel Gómez opina que si bien la tendencia de hacer este tipo de música responde a un tema cultural, existe una razón por la cual las canciones tienen esa estructura suave. Los sonidos melódicos que tienen ondas de gran amplitud y baja frecuencia inducen al cerebro a un estado de reposo y tranquilidad. Lo cual logra que el bebé se relaje, se duerma y básicamente deje de joder por un rato.

Publicidad

También en el momento en que un neonato escucha un sonido fuerte o estridente, tiene un reflejo condicionado y es probable que se asuste por el estruendo. “Cuando un bebé ve una cobra no sabe que es un animal peligroso y no reacciona, pero cuando escucha un sonido fuerte inmediatamente se sobresaltará”, explica Juan Daniel Gómez.

Aún así, el querer calmar niños no justifica las reversiones de artistas famosos que se hacen para bebés, las cuales en verdad son versiones somnolientas de grandes clásicos de la música a las que les quitan el alma y las hacen “aptas para todo público”.

Metal for babies

Empecemos con lo más absurdo de todo. Peor que Chino y Nacho for Babies es Metal for Babies. Para empezar el metal se lleva en la sangre y no importa si tienes dos horas de nacido, apenas escuches el estruendo de las guitarras tu corazón vibrará. Este disco fue hecho por Gustavo Zabala, bajista y compositor del clásico grupo de heavy metal argentino Tren Loco. Por alguna razón, Zabaleta pensó que era buena idea hacer reversiones agudas y aburridas de clásicos del metal como “Stairway To Heaven” de Led Zeppelin, “Nothing Else Matters” de Metallica y “Breaking The Law”, de Judas Priest. Lo peor es que esos covers hechos en xilófono ni se distinguen bien.

A parte de este disco, Zabala también produjo Iron Babies y The Wall For Babies. La justificación del músico es que los niños deberían escuchar más cosas además de música clásica. Pero sin duda la versión sinfónica de Metallica o la versión normal de “Comfortably Numb” son capaces moldear perfectamente el gusto musical de cualquier mini metalero. Mucho mejor que esta versión de “Fear Of The Dark” de Iron Maiden.

Bob Marley for babies

Poca música es tan calmada como los clásicos de Bob Marley. El reggae es perfecto para relajarse, descansar y quedarse tranquilo. ¿A qué bebe no le gustaría eso?, dormir al compás del sonido jamaiquino. La versión para bebés intenta hacer todavía más suaves los ritmos de este ícono, lo cuál es nefasto. Las canciones parecen algo que un masajista pondría en un spa o algún tipo de marimba experimental mal hecha.

Este disco fue hecho por Rockabye Baby, quienes toman música de moda y la vuelven en somnífero. En su página uno puede encontrar reversiones de Rihanna, The Beatles, AC/DC, Sublime y hasta Tool ¿Qué será lo próximo? ¿Cannibal Corpse for babies o qué?

Babys Go Michael Jackson

Como no hay nada que asuste más a un bebé que Michael Jackson, el sello argentino RGS decidió hacer una versión inofensiva del rey del pop. Al igual que Rockabye Baby, Babies Go agarra el trabajo de gente que es famosa por su música como Adele o The Police y lo transforman en esto.

U2 Baby Style

Yo no sé pero la música de U2 ya da sueño por sí sola. Este disco es una especie de redundancia.

***

Futuros padres del mundo por favor pónganle buena música a sus criaturas. No se dejen seducir por el xilófono.