FYI.

This story is over 5 years old.

“Secret ceremonies”: una recopilación de metal underground sudafricano

Conozca a algunas de las bandas más negras del continente negro. Stream completo después del clic.
16.2.15

Wildernessking. Foto por Anke Loots

Siempre es bueno ver qué estilos metaleros se han desarrollado lejos de la burbuja gringa o británica. Este es un fenómeno tan global que no es una sorpresa ver que lugares como Sri Lanka o Madagascar tienen robustas escenas locales. Los medios de comunicación se han interesado en varias comunidades de metal en países africanos, desde el documental Death Metal en Angola hasta la serie Invisible Oranges. Ahora, la nueva compilación Secret Ceremonies reúne lo más pesado del Cabo y permite ver el interior del metal underground de Sudáfrica.

Publicidad

En esta colección, los evocadores blackeros Wildernessking, probablemente la banda sudafricana más conocida en este momento en dicha categoría, presentan nuevos proyectos, como la iniciativa psicodélico-progresiva de Ark Synesis, el sludge instrumental de Strage, el crossover hardcore de Peasant, las melodías góticas de Nihil y el extraño metal progresivo de Aural Sun.

Las seis canciones lanzadas aquí fueron compiladas por el líder de Wildernessking, Keenan Oakes. "He querido mostrar algunas de las bandas sudafricanas de nicho más pesadas", explica. "Tenemos buena música local y siento que el mundo necesita oírla, así que reuní algunas de mis favoritas y las cogí para escribir y grabar una canción exclusiva para Secret Ceremonies".

Oakes también enlistó a algunos talentos norteamericanos de la misma movida para completar su proyecto. Reuben Sawyer de Rainbath Visual creó el arte de cubierta (que es un buitre encima del ícono ardiente de la antigua Sudáfrica), Kevin Gan Yuen de Viraloptic hizo el resto del trabajo gráfico, y Jack Shirley de The Atomic Garden Recording Studio masterizó el disco. El resultado final es impresionante.

El stream, en su totalidad, está aquí:

Recientemente, Wildernessking publicó un video grabando su contribución, "Soundless Longing", en una antigua iglesia en la ciudad del Cabo.