FYI.

This story is over 5 years old.

¿Los de Oasis son socialistas?

Definitely Maybe de Oasis contiene, como indica el escritor Alex Niven, algunas de las canciones más insultadas en la historia del pop reciente.
28.7.14

Definitely Maybe contiene, como indica el escritor Alex Niven, algunas de las canciones más insultadas en la historia del pop reciente. Por toda la adoración de la que todavía goza, este es un álbum común y furiosamente ridiculizado, particularmente en Londres, donde el Britpop y sus corrientes ahora construyeron sus ghettos en los pubs de Camden y las oficinas de NME.

Pero en su lanzamiento, y los años que le precedieron, el álbum debut de Oasis fue el primer referente cultural para una onda eléctrica que por un tiempo (y especialmente en retrospectiva), pareció casi que unir al país. Para todas las críticas perfectamente razonables, que podrían ser las mismas tanto para la banda como para el álbum, no ha habido un movimiento cultural tan integrador desde entonces, incluso a pesar de que Oasis se convirtió en una grotesca caricatura de lo que era, masacrando el movimiento Cool Britania, convirtiéndose en relacionista público para un nuevo gobierno laborista que estaba tomando medidas contra la clase trabajadora y sus ciudades. Los mismos lugares de donde la banda y muchos de sus fans salieron.

Es la intensa dimensión política lo que examina Niven. Para él, la habilidad de la banda de hacer música sobre la memoria cultural de la clase obrera fue, no sólo una de las razones principales para su éxito, sino que también permanece como un retrato de la necesidad de aquella memoria cultural como la base para un proyecto radical de izquierda que desviaría al país del malestar político contemporáneo, el mismo malestar en el que Oasis nació. Aquí, Niven habla sobre la depresión Thatcheriana que inspiró los inicios de la banda y explora cómo podríamos forjar una nueva estética aprendiendo las lecciones de mediados de los 90.

Vale la pena mencionar que Niven usa el lenguaje de la teoría social para hablar sobre música. Puede ser un poco ostentoso pero a veces necesitas usar palabras grandes para hacer un punto importante. Si no te gusta, estás invitado a volver a Reddit y buscar fotos en /r/cringe.

VICE: Yo tenía cinco años cuando Definitely Maybe fue lanzado, así que no tengo recuerdos de ese tiempo. ¿Puedes describir el ánimo nacional de ese momento?

Alex: Yo tenía 10, no era tan grande. Ciertamente no haré este argumento a lo NME, para quienes la música británica estaba en caída y el Britpop y Oasis heroicamente la sacaron del infierno del dance, la música electrónica y el hip hop. Sin embargo, a inicios de los 90 hubo una reacción a favor del thatcherismo y su cultura asociada por un largo tiempo. Culturalmente el gran precursor del Britpop, o del movimiento de mediados de los 90, como yo hubiera preferido que se llamara, fue el rave, particularmente de finales del 89 y los 90. Creo que para el 92 y 93 esa onda había muerto un poco. Hay como una sensación de desilusión pues los Tories (conservadores) subieron al poder de nuevo en el 92.

Tu sostienes la idea de que periodos de recesión económica tienden a construir una cultura folk que está más interesada en la historia que en la innovación, y eso va conectado con lo que decías antes, reconociendo a Oasis como una fuerza auténtica.

Creo que es importante redimir el concepto de autenticidad. Para el postmodernismo la autenticidad es una palabra sucia, es algo con lo que te puedes meter porque nada es auténtico. Pero si niegas que el arte tiene conexiones auténticas con la experiencia de vida de ciertas personas y ciertas clases, entonces tendrás a la clase más poderosa apropiándose de lo que quiera y usándolo para sus propios fines. Mumford and Sons son es clásico ejemplo de personas de clase media alta apropiándose de una cultura que no es propia y no es auténtica en lo absoluto.

La crítica de mirar a Oasis como una banda de la clase obrera que uno extrae de teóricos de la música como Mark fisher y Owen Hatherley es esa de "cara de prole". Oasis como caricatura de la clase trabajadora. Puedo ver que el Britpop completo es definitivamente culpable de eso, más con la aparición de Parklife de Blur. Pero Oasis era una banda proletaria. Ellos pudieron haberse caricaturizado hasta que ese periodo caló en los medios y fue aprovechado por el gobierno laborista, pero fue una auténtica música de clases trabajadoras.

En ese momento estaban destinados a la contradicción entre su pasado proletario y su apropiación de artistas que hacían parte de la herencia nacional?

Sí, ellos tenían ese sentido retro de robar música del pasado. Si bien estoy de acuerdo con todas esas críticas y mientras nos hemos vuelto una cultura regresionista y conservadora, creo que lo que necesitamos ahora y lo que necesitábamos entonces es exactamente lo mismo. En este momento la izquierda necesita innovación pero no creo que la innovación y el izquierdismo sean necesariamente sinónimos. El futurismo, por ejemplo, difícilmente fue un proyecto de izquierda, buena parte del modernismo era de derecha. Por el otro lado, mucho del izquierdismo del siglo 19 fue hereditario. Está el medievalismo de William Morris, el medievalismo Ruskinite.

En el caso de Oasis, ellos estaban rodeados por una cultura metropolitana cuya hambre por la novedad no era realmente satisfecha. En aras de seguir adelante con las cosas, creo que los movimientos artísticos, políticos y populistas sólo tienen que recurrir a la herencia, para lograr la cohesión de las personas. Obviamente eso puede salir muy mal, puedes tener un fascismo extremo, y puedes tener al UKIP o al partido laborista ligeramente menos extremo. Pero un ejemplo más positivo podría ser algo como el nacimiento del movimiento socialista en el siglo 19. Fue tomado por hecho que estaríamos en deuda con nuestro pasado y trataríamos de extraer cosas, y creo que eso es positivo.

Hablas de "Live Forever" en particular como una manera muy específica de escapismo, escapar dentro del mundo en vez de escapar de él. Eso parece ser una forma obviamente política de escapismo.

Hay dos clases distintas de romanticismo. Hay una tradición de romanticismo que es conservadora, sobre condiciones materiales y relaciones sociales para preservar la jerarquía. Pero hay otra tradición radical romántica, la tradición de Blake y Hazlitt. Para salir con una idea revolucionaria, tienes que aventurarte en un mundo de imaginación radical, y esperanza radical. TieneS que partir del mito y de alguna clase de idea espiritual, creo que Oasis, en su mejor momento, hizo eso; un escapismo radical que dice que las cosas pueden ser mejor. Creo que las políticas radicales necesitan eso, tiene que haber una dimensión espiritual. El escapismo de Oasis pertenecía a esa corriente.

La alternativa son músicos que van a su interior cuando la sociedad rechaza a la clase trabajadora. Es eso algo que se replica hoy día?

Sí. Junto a ese escapismo positivo en la narrativa de Oasis, hay muchos temas que capturan se en Definitely Maybe. Tienes esa sensación de sentir como si hubieras sido abandonado. Todas estas letras hablan de alejarse, escabullirse, desvanecerse. Esta sensación de ser enterrado. Creo que es más triste donde estamos hoy día, este panorama de músicos siendo enterrados en sus habitaciones, sería difícil siquiera describir cual es nuestro panorama cultural y musical.

Creo que hay algo de parroquial en las críticas a Oasis. Ellos no discutían con asuntos globales, pero creo que el logro de unir a un país es más que suficiente. Era un sumario tribal de la cultura popular de la postguerra, con el partido laborista, la Copa Mundial de 1966, el glam, un poco de rave y la experiencia de los inmigrantes irlandeses. Creo que como menos esto es preferible a loscupcakes, los bizcochos y la perspectiva de lo que significa ser británico de Mumford and Sons. De nuevo, señalar "Parklife" como el hombre de paja del género no era tan equivocado.

¿Cree que sería posible tener otra onda cultural como aquella?

Creo que las condiciones materiales de la cultura deben cambiar. Solo se logra una onda real de arte progresivo del tipo de los 60 cuando se está llevando a cabo una reorganización masiva de la sociedad.

He llegado a la conclusión personal de que estamos viviendo en un momento de pre revolución, donde nos estamos dando cuenta de que no solamente nos podemos meter con las cosas en la superficie. Tenemos que empezar desde la raíz y cambiar todo el maquillaje material de la sociedad, antes de eso aparecerá música nueva. No es tan difícil oír ejemplos aislados de música que es nueva, pero el abismo real en la actualidad es entre pequeñas instancias a pequeña escala de eso, y algo poniéndose al tanto socialmente y convirtiéndose en un gran movimiento social. Creo que de ahí es que la novedad proviene.

Relacionados:

La historia de ultraderecha de Velvet Underground

Compré el Brixton Academy por una libra

Maduro: nunca debiste abandonar el rock & roll