FYI.

This story is over 5 years old.

Olvídate de todo y ponte a viajar con "Words" de GOAT

"Words", uno de los temas más obscuros del próximo álbum de la banda, es un viaje hipnótico bastante denso que suena como si ESG dejara atrás su parte bailable y le entrara a la psicodelia.
12.8.14

Si te pones a pensar en algunas de las bandas suecas más famosas de los últimos años (dejando a un lado el metal), como Little Dragon, Jens Lekman, Lykke Li, Taken By Trees y prácticamente todo el sello Yours Truly, es claro que el clima de la región le afecta a los músicos de una manera muy particular: en vez de hacer música que refleje su cotidianeidad, los mencionados hacen melodías escapistas, que suenan como si estuvieran en la playa o en algún lugar tropical, tomando un descanso mental de sus alrededores y refugiándose en el calor de los temas que componen.

GOAT es una colectivo anónimo de Korpilombolo, Suecia (arriba del Círculo Ártico), que también hace música escapista, pero en vez de tener esa onda balear, ellos hacen rock psicodélico que mezcla el krautrock, el afrobeat y el funk, creando así una combinación que suena a un sudoroso viaje de peyote por el desierto, y sus presentaciones en vivo son exactamente así. Después de su álbum debut, World Music (2012), GOAT estará de vuelta el 23 de septiembre con una nueva placa, Commune, y hoy les presentamos el segundo sencillo de ese disco. "Words" es uno de los temas más obscuros de su nuevo álbum: un viaje hipnótico bastante denso que suena como si ESG dejara atrás su parte bailable y le entrara a la psicodelia. Anteriormente la banda ya había lanzado un sencillo, la psicodeliquísima "Hide From The Sun", así que estas dos canciones les pueden dar una idea de la dirección en la que va su nuevo LP.

Si les latió, pueden ir pidiendo Commune por adelantado en digital por iTunes o en físico en la tienda en línea de SubPop, su disquera.

¿Quieres más música psicodélica?

Échate le video más reciente de los Black Angels.

Escucha "Drop", de Thee Oh Sees

O lee la entrevista que le hicimos a Mark Perro, de The Men