FYI.

This story is over 5 years old.

No es el fin del mundo

Si estuvieron atentos a los comentarios sobre el tema, o si se la pasaron vomitando mierda al respecto, vengan a desparramar sus inquietudes aquí, en la cara de alguien a quien le importe.
2.12.13

La carita responsable del Boiler Room México nos dio su reseña de los eventos de la semana pasada. Si estuvieron atentos a los comentarios sobre el tema, o si se la pasaron vomitando mierda al respecto, vengan a desparramar sus inquietudes aquí, en la cara de alguien a quien le importe. Nosotros les prestamos este foro para eso. Ella es Uchi y tira la primera piedra pues porque ella nos escribió primero.

Por primera vez Boiler Room hace un showcase extenso con una muestra amplia de talento durante tres días en cuatro locaciones diferentes. Una propuesta pensada para mostrar la gran diversidad de géneros de lo que está ocurriendo en México y Latinoamérica. Este es un gran salto para el proyecto a un mercado importantítisimo –y enorme- que dará un empujón a los artistas de estas latitudes y expondrá a la escena local.

El primer día mostramos productores latinos. A los más interesantes del underground mexicano. Como Javier Estrada, un productor que mezcla la cultura bass y la música étnica mesoamericana. No sólo es influencia para productores locales como Siete Catorce, sino ha sido admirado por personajes como DJ Rupture y Diplo. También tuvimos a Daniel Maloso, un regiomontano que enorgullece a la familia Cómeme. Fusionó sonidos electrónicos con influencias latinas. Durante la sesión, se empezó a comentar en el chat que la luz estaba mala. Pues sí, era en una tienda de discos (¿si no, como?).

Lo mejor fue cuando Meneo puso al lugar de cabeza con sus bailes desenfrenados y su gameboy a todo. Siete Catorce ¿cómo no iba estar? el productor de oro del que todo mundo habla, hipnotizó a todo el mundo –sin darte cuenta estabas balanceandote de lado a lado con energía de querer bailar durante horas- con todo y la luz blanca. Hubo apagón (traaaanqui) que nos retrasó un poco, y Teen Flirt se tuvo que ir a abrirle a James Blake, pero el timing fue excelente para que cerrara la sesión y todos pudieran bajar el avión en un aterrizaje perfecto con sampleos derretidos en bass y R&B.

Al día siguiente por la tarde presentamos una nueva apuesta. Hablo específicamente de talento que juega por un sonido que no existe en otras partes del mundo. La música popular por excelencia, la de la calle, la de la periferia de la Ciudad. Ritmos latinos de avanzada que incluso, un holandés como Dick el demasiado se ha galardonado a sí mismo con el título del pionero de la cumbia experimental desde hace años.

No paraba la crítica –o la celebración desde países extranjeros- cuando Los Macuanos y su bolillo misterioso (grandes trolls) pusieron en conflicto a miles de personas –muchos con su atención enm el bolillo- y la mayoría celebrando un set chinguetas de un sonidero del futuro.BN Loco puso la sesión en alto. Uriel Esquenazi es productor, una leyenda, ha hecho remixes para Thievery Corporation, es una verdadera joya del underground local.

Para cerrar tuvimos a G-Flux, productor/DJ mexicano que forma parte del colectivo Súper Cumbia Futurista. El Hombre que Odiaba Las Naranjas cerró con una bomba de electrocumbia para irnos todos en paz a ver algo completamente opuesto a lo que acababa de pasar, una sesión de Deep House.

Tuvimos un gran line-up, empezando con Soni Cerón. Una joven DJ que ha ganado su lugar en el circuito del mundo housero. (Por cierto, Louie Fresco canceló por cuestiones de logística pero seguramente estará con nosotros en otra ocasión). Metrika garantizó el inicio de una noche llena de baile, rifó bastante. Lo más esperado era Balcazar & Sordo, grandes leyendas del house que han dado la vuelta al mundo. Imparables. Ese pequeño estudio se convirtió en una licuadora de beats. La sorpresa más grande fue Josep, un DJ que dejó a todos con la boca abierta, su set pasó por house, techno, bass… todo perfectamente calculado.

El último día lo dedicamos a nuevo talento. Verdes. Frescos. Century, representantes del Distrito Federal que pertenecen a Cobra Voyage tocaron junto con Pettro, una disquera mexicana que no lleva muchos años pero que tienen muy buena selección de artistas mexicanos enfocados en el techno y la electrónica. Los dos actos estuvieron fí-nísimos. Ana Helder se la llevó. Fue uno de los sets más divertidos e inesperados. Promete mucho. White Visitation hizo un set sencillo e hipnotizante. Un techno atmosférico que pone en obviedad su relación con RVNG INTL.

Esto fue una muestra comprensible –o no- de la escena en México y Latinoamerica. Un inicio incluyente que podrá exponer talento local e internacional. Boiler Room no es un club, no es una fiesta. Es un foro que expone música de distintos géneros para todo tipo de gustos y que –sobretodo- muestra al mundo lo auténtico de cada lugar a través de la música sin importar si el talento se perfila por ser pop, reggeaton, house, lo que sea. Todos van a tocar, y todos lo harán a su manera. Estamos orgullosos del talento que participó. No es el fin del mundo, vienen más.