FYI.

This story is over 5 years old.

Ya no puedes apostar sobre la relación de pareja de Taylor Swift en China

Un día triste para el deporte profesional de las apuestas.

Congratulations Max and Kenya!!

A photo posted by Taylor Swift (@taylorswift) on Jun 4, 2016 at 5:33pm PDT

Hacer apuestas sobre si la relación de una celebridad se iría por el caño solía ser una inversión sólida en la transitada y tumultuosa economía global de hoy en día. Hubo una breve edad de oro en el mercado de "pólizas de seguro" —básicamente apuestas— sobre la relación sentimal de Taylor Swift en el mayor mercado online de China, Taobao, como la agencia Xinhua reporta, vía Billboard. Pero desde este miércoles, el mercado fue cerrado. Búsquedas en Internet para las apuestas de esta naturaleza se encontraron con el mensaje: "Según leyes y regulaciones, no se puede mostrar lo que estás buscado".

Según Xinhua, estas "pólizas de seguros" funcionaban como un subterfugio para juegos de azar. Lo que hacían era permitir a sus clientes colocar dinero como una especulación sobre acontecimientos de actualidad, como la posible longevidad de la relación entre Tom Hiddleston y Taylor Swift. Las apuestas son ilegales en China excepto en loterías autorizadas.

"Estas celebridades se la pasan terminando todo el tiempo, y eso nos da la oportunidad de hacer mucho dinero", un cliente identificado como Xiaoting le dijo a Xhinhua.

Estas pólizas de seguro se expandieron más allá de la relación de Taylor Swift, para incluir especulaciones sobre la longevidad de la relación de Katy Perry y Orlando Bloom, la elección presidencial en Estados Unidos y la posibilidad de que le crezca espontána y repentinamente pelo a Patrick Stewart para la próxima película de los X-Men.

Esperemos que algún día, en una sociedad hecha a imagen y semejanza de Swift, todos los aspectos de nuestra infraestructura y nuestro modo de vida giren alrededor de las acciones y decisiones que tome la descendencia de Swift y Hiddleston, permitiéndonos a todos ganarnos la vida de acuerdo a lo que Swift decidió usar (o dejar de usar) un día cualquiera. Hasta ese momento, vivimos días oscuros para la industria aseguradora de las relaciones de Taylor Swift.