El lado B de Radiohead

Para qué esperar un disco nuevo si ya existen seis que nunca has escuchado.
4.5.16

No importa que Radiohead tenga ocho discos grabados y estemos cerca del lanzamiento de un noveno, para los fanáticos obsesionados con los ingleses, nunca son demasiadas canciones. La banda de Thom Yorke ha sabido, como pocos, mantener una carrera en la que han mutado y experimentado con su sonido sin perder adeptos ni volverse blanco de las críticas – aparte del típico cliché de que son “tristes” o “depresivos”–. Desde su faceta de rock alternativo en los noventa hasta la experimentación electrónica y la creación de atmósferas oscuras que nos han presentado desde comienzos de la década pasada, Radiohead se ha convertido en un monstruo tan grande, que solo tuvieron que borrar los contenidos de sus redes sociales para lograr que medio mundo se paralice.

Publicidad

Tenemos la esperanza de que la banda saque pronto su nuevo álbum. Mientras tanto, hicimos un recuento por esas canciones que estuvieron incluidas en los EP’s y no llegaron a los LP's. Lo más loco es que si quitamos toda la discografía oficial de Radiohead y dejamos solo sus b-sides, aún tendrían una cantidad de canciones que muchos otros grandes grupos envidiarían.

Este es un recuento cronológico por los lados B de Radiohead.

Pablo Honey

Aunque Pablo Honey hoy sea visto con malos ojos por tener melodías simples y estar muy apegado a la onda britpop de la época, es un disco importante porque lanzó a la banda a la fama con “Creep”. Además fue un impulso comercial para lo que vendría después. De esa primera época de la banda a principios de los noventa se desprenden siete sencillos que no se incluyeron en el disco y que mantienen la esencia de su debut por ser los típicos temas pop basados en riffs de guitarra pegajosos y la voz melancólica de su frontman.

The Bends

Con 14 canciones, este es el disco que ha tenido mayor cantidad de b-sides en la historia de la banda. Y es que no es para menos, si tomamos en cuenta que “My Iron Lung”, “High & Dry”, “Fake Plastic Trees” y “Just (You Do It To Yourself)” fueron sacadas como EP’s o sencillos junto a otras canciones antes del lanzamiento oficial del disco en 1995. En estos temas se siente el paso que dio Radiohead cuando hizo The Bends, albúm en el que tomó un rumbo enfocado más hacia al rock, con letras introspectivas y guitarras mucho más afiladas.

OK Computer

No hay mucho más que se pueda decir de OK Computer, uno de los discos más importantes en la historia de la música moderna. Fue el cimiento para todo el trabajo experimental que le siguió y un claro alejamiento de la banda de ese sonido basado en guitarras eléctricas y golpes duros de batería. Estamos seguros que con estos sencillos que no se incluyeron en el disco, facilmente se pudo haber hecho otro álbum histórico.

No importa que Radiohead tenga ocho discos grabados y estemos cerca del lanzamiento de un noveno, para los fanáticos obsesionados con los ingleses, nunca son demasiadas canciones. La banda de Thom Yorke ha sabido, como pocos, mantener una carrera en la que han mutado y experimentado con su sonido sin perder adeptos ni volverse blanco de las críticas – aparte del típico cliché de que son “tristes” o “depresivos”–. Desde su faceta de rock alternativo en los noventa hasta la experimentación electrónica y la creación de atmósferas oscuras que nos han presentado desde comienzos de la década pasada, Radiohead se ha convertido en un monstruo tan grande, que solo tuvieron que borrar los contenidos de sus redes sociales para lograr que medio mundo se paralice.

Tenemos la esperanza de que la banda saque pronto su nuevo álbum. Mientras tanto, hicimos un recuento por esas canciones que estuvieron incluidas en los EP’s y no llegaron a los LP's. Lo más loco es que si quitamos toda la discografía oficial de Radiohead y dejamos solo sus b-sides, aún tendrían una cantidad de canciones que muchos otros grandes grupos envidiarían.

Este es un recuento cronológico por los lados B de Radiohead.

Pablo Honey

Aunque Pablo Honey hoy sea visto con malos ojos por tener melodías simples y estar muy apegado a la onda britpop de la época, es un disco importante porque lanzó a la banda a la fama con “Creep”. Además fue un impulso comercial para lo que vendría después. De esa primera época de la banda a principios de los noventa se desprenden siete sencillos que no se incluyeron en el disco y que mantienen la esencia de su debut por ser los típicos temas pop basados en riffs de guitarra pegajosos y la voz melancólica de su frontman.

The Bends

Con 14 canciones, este es el disco que ha tenido mayor cantidad de b-sides en la historia de la banda. Y es que no es para menos, si tomamos en cuenta que “My Iron Lung”, “High & Dry”, “Fake Plastic Trees” y “Just (You Do It To Yourself)” fueron sacadas como EP’s o sencillos junto a otras canciones antes del lanzamiento oficial del disco en 1995. En estos temas se siente el paso que dio Radiohead cuando hizo The Bends, albúm en el que tomó un rumbo enfocado más hacia al rock, con letras introspectivas y guitarras mucho más afiladas.

OK Computer

No hay mucho más que se pueda decir de OK Computer, uno de los discos más importantes en la historia de la música moderna. Fue el cimiento para todo el trabajo experimental que le siguió y un claro alejamiento de la banda de ese sonido basado en guitarras eléctricas y golpes duros de batería. Estamos seguros que con estos sencillos que no se incluyeron en el disco, facilmente se pudo haber hecho otro álbum histórico.

Amnesiac

Después de romper todos los esquemas con la faceta absolutamente experimental y contemplativa que presentaron en Kid A, Radiohead continuó por esa misma línea en Amnesiac. Un álbum que mezcla elementos de la electrónica, el jazz, la música clásica y el krautrock. Este se promocionó con un EP llamado Collage y el sencillo de “Knives Out”, que venía con un par de canciones nuevas. El álbum También se lanzó con una edición para coleccionistas que incluía más temas extra.

Hail To The Thief

A pesar de alejarse un poco del formato experimental que llevaba la banda, Hail To The Thief es un disco repleto de drum machines y sintetizadores, en donde la guitarra vuelve a aparecer para acompañar unas letras cargadas de frustración y rabia. Una sensación que se encuentra totalmente presente en estos lados B.

In Rainbows

Aparte de ser uno de los discos más completos de Radiohead en términos de composición, In Rainbows causó mucha polémica el día de su lanzamiento por haber sido ofrecido por Internet al precio que cada quien quisiera pagar. También incluyó un disco B de ocho canciones, con temas un poco más nerviosos y experimentales que las del disco A.

The King Of Limbs

Y por último llegamos a The Kings Of Limbs, el último trabajo de Radiohead del que salieron cuatro canciones que por temas de espacio y gusto de Yorke y su combo, no se incluyeron en el disco del 2011.

***
¿Nos faltó algún Lado B? Cuéntenos por aquí.

Amnesiac

Después de romper todos los esquemas con la faceta absolutamente experimental y contemplativa que presentaron en Kid A, Radiohead continuó por esa misma línea en Amnesiac. Un álbum que mezcla elementos de la electrónica, el jazz, la música clásica y el krautrock. Este se promocionó con un EP llamado Collage y el sencillo de “Knives Out”, que venía con un par de canciones nuevas. El álbum También se lanzó con una edición para coleccionistas que incluía más temas extra.

Hail To The Thief

A pesar de alejarse un poco del formato experimental que llevaba la banda, Hail To The Thief es un disco repleto de drum machines y sintetizadores, en donde la guitarra vuelve a aparecer para acompañar unas letras cargadas de frustración y rabia. Una sensación que se encuentra totalmente presente en estos lados B.

No importa que Radiohead tenga ocho discos grabados y estemos cerca del lanzamiento de un noveno, para los fanáticos obsesionados con los ingleses, nunca son demasiadas canciones. La banda de Thom Yorke ha sabido, como pocos, mantener una carrera en la que han mutado y experimentado con su sonido sin perder adeptos ni volverse blanco de las críticas – aparte del típico cliché de que son “tristes” o “depresivos”–. Desde su faceta de rock alternativo en los noventa hasta la experimentación electrónica y la creación de atmósferas oscuras que nos han presentado desde comienzos de la década pasada, Radiohead se ha convertido en un monstruo tan grande, que solo tuvieron que borrar los contenidos de sus redes sociales para lograr que medio mundo se paralice.

Tenemos la esperanza de que la banda saque pronto su nuevo álbum. Mientras tanto, hicimos un recuento por esas canciones que estuvieron incluidas en los EP’s y no llegaron a los LP's. Lo más loco es que si quitamos toda la discografía oficial de Radiohead y dejamos solo sus b-sides, aún tendrían una cantidad de canciones que muchos otros grandes grupos envidiarían.

Este es un recuento cronológico por los lados B de Radiohead.

Pablo Honey

Aunque Pablo Honey hoy sea visto con malos ojos por tener melodías simples y estar muy apegado a la onda britpop de la época, es un disco importante porque lanzó a la banda a la fama con “Creep”. Además fue un impulso comercial para lo que vendría después. De esa primera época de la banda a principios de los noventa se desprenden siete sencillos que no se incluyeron en el disco y que mantienen la esencia de su debut por ser los típicos temas pop basados en riffs de guitarra pegajosos y la voz melancólica de su frontman.

The Bends

Con 14 canciones, este es el disco que ha tenido mayor cantidad de b-sides en la historia de la banda. Y es que no es para menos, si tomamos en cuenta que “My Iron Lung”, “High & Dry”, “Fake Plastic Trees” y “Just (You Do It To Yourself)” fueron sacadas como EP’s o sencillos junto a otras canciones antes del lanzamiento oficial del disco en 1995. En estos temas se siente el paso que dio Radiohead cuando hizo The Bends, albúm en el que tomó un rumbo enfocado más hacia al rock, con letras introspectivas y guitarras mucho más afiladas.

OK Computer

No hay mucho más que se pueda decir de OK Computer, uno de los discos más importantes en la historia de la música moderna. Fue el cimiento para todo el trabajo experimental que le siguió y un claro alejamiento de la banda de ese sonido basado en guitarras eléctricas y golpes duros de batería. Estamos seguros que con estos sencillos que no se incluyeron en el disco, facilmente se pudo haber hecho otro álbum histórico.

Amnesiac

Después de romper todos los esquemas con la faceta absolutamente experimental y contemplativa que presentaron en Kid A, Radiohead continuó por esa misma línea en Amnesiac. Un álbum que mezcla elementos de la electrónica, el jazz, la música clásica y el krautrock. Este se promocionó con un EP llamado Collage y el sencillo de “Knives Out”, que venía con un par de canciones nuevas. El álbum También se lanzó con una edición para coleccionistas que incluía más temas extra.

Hail To The Thief

A pesar de alejarse un poco del formato experimental que llevaba la banda, Hail To The Thief es un disco repleto de drum machines y sintetizadores, en donde la guitarra vuelve a aparecer para acompañar unas letras cargadas de frustración y rabia. Una sensación que se encuentra totalmente presente en estos lados B.

In Rainbows

Aparte de ser uno de los discos más completos de Radiohead en términos de composición, In Rainbows causó mucha polémica el día de su lanzamiento por haber sido ofrecido por Internet al precio que cada quien quisiera pagar. También incluyó un disco B de ocho canciones, con temas un poco más nerviosos y experimentales que las del disco A.

The King Of Limbs

Y por último llegamos a The Kings Of Limbs, el último trabajo de Radiohead del que salieron cuatro canciones que por temas de espacio y gusto de Yorke y su combo, no se incluyeron en el disco del 2011.

***
¿Nos faltó algún Lado B? Cuéntenos por aquí.

In Rainbows

Aparte de ser uno de los discos más completos de Radiohead en términos de composición, In Rainbows causó mucha polémica el día de su lanzamiento por haber sido ofrecido por Internet al precio que cada quien quisiera pagar. También incluyó un disco B de ocho canciones, con temas un poco más nerviosos y experimentales que las del disco A.

The King Of Limbs

Y por último llegamos a The Kings Of Limbs, el último trabajo de Radiohead del que salieron cuatro canciones que por temas de espacio y gusto de Yorke y su combo, no se incluyeron en el disco del 2011.

***
¿Nos faltó algún Lado B? Cuéntenos por aquí.