FYI.

This story is over 5 years old.

¿Será que Soda Stereo era hincha de Millonarios?

Hace 25 años, la legendaria banda argentina estuvo en El Campín viendo un clásico capitalino.

Desde hace varios meses, dos imágenes de muy baja resolución han estado moviéndose por las redes. En la primera se ve a Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti caminando campantes por la grama del Estadio El Campín en Bogotá. Mientras en la segunda se puede ver a Cerati sujetando una bandera larga de Millonarios, ayudado por lo que parecen ser fotógrafos o recogepelotas.

¿Cómo carajos pasó eso?

Esa fue la pregunta que me hice la primera vez que vi las imágenes compartidas hace un tiempo en Facebook por una página dedicada al club de mis amores. Tampoco es que hubiera muchos más detalles aparte de un par de líneas en las que decían que habían sido tomadas en 1991, durante una visita de la banda a la ciudad.

Publicidad

El único indicio que pensé me podría guiar a descubrir la historia detrás de esa foto era esa palabra FlacoStereo, que aparece en la parte inferior derecha de las imágenes. Después de buscar por Internet, me encontré con que era una página de Facebook dedicada a todos los temas relacionados a la legendaria banda argentina.

Les escribí y respondieron casi de inmediato. Me explicaron que eran capturas de pantalla sacadas de “Jugate conmigo”, un programa de televisión argentino que acompañó a Soda por Colombia y Venezuela durante su gira de 1991, cuando salieron a promocionar Canción Animal por todo el continente americano y España. Me lo pasaron y en la parte dedicada a Colombia, se observan imágenes de la banda en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá, jugando en un casino, comiendo lechona dietética, dando entrevistas radiales y claro, caminando por la grama del Campín entre banderas de Millos y su clásico rival, Santa Fé.

Ya con la certeza de que las imágenes no eran montajes y que realmente era un hecho documentado, busqué en los registros de partidos de Millonarios en el ‘91 donde encontré que ese cotejo fue el primer clásico entre Millonarios y Santa Fé del torneo de finalización. Un partido en el que los azules oficiaron de locales y terminó en un empate sin goles. Me sonó un poco triste que, justo el día que Soda Stereo estuvo en un partido de fútbol colombiano, no hubieran visto ni un gol.

Publicidad

Luego de eso no encontré mucho más. Los responsables de traer a Soda Stereo en esa ocasión eran cada vez más difíciles de rastrear, al igual que las personas que asistieron ese día al estadio. Claro, ya ha pasado casi un cuarto de siglo desde ese evento. Las buenas noticias llegaron cuando por cosas del destino tuve el placer de entrevistar al gran Zeta Bosio a principios de este mes. Tenía miedo de que entre tantos años de giras y viajes hubiera olvidado ese momento, pero no fue así. Esto me dijo el mítico bajista del día que vio a Millonarios:

Claro, me acuerdo de esa noche. Fue el mismo día que llegamos a Bogotá. Nos llevaron al clásico y nos invitaron a hacer el puntapié inicial. Yo quería hacer el gol desde mitad de cancha jajaja. También estuvimos arengando con las hinchadas y estuvimos presentes en la formación inicial al lado de los jugadores. Todos cantaban y nosotros nos mirábamos como perdidos, no nos sabíamos la letra. También me acuerdo que fue muy cómico porque estábamos en la cabina con el relator del partido y nos pedían a mí y a Gustavo que hiciéramos comentarios sobre el partido. Recuerdo que dijimos lo que pensábamos que tenía que hacer cada equipo jajaja.

Entonces resulta que no solo caminaron por la grada sino que también estuvieron en la tribuna, intentando poner su mejor cara en la formación inicial y hasta comentaron el partido. Lo triste es que no exista registro de todo eso.

Publicidad

Unos días después de ese acontecimiento, Soda la rompería con su música en ese mismo estadio con clásicos como “Hombre al agua”, “Trátame suavemente”, “En la ciudad de la furia” y “De música ligera”, la canción más popular cantada en español del momento.

También tuvieron tiempo para presentarse en el show de la estrellas de Jorge Barón, una tarima por la que también pasó su compatriota Charly García dos años antes.

La verdad es que nunca sabremos si los argentinos se interesaron por alguno de los equipos, ni siquiera si alguna vez en sus vidas volvieron a ver algo de fútbol colombiano. Lo que sí sabemos es que cada vez que pisaron estas tierras, hicieron felices a muchos.